Bonnie Prince Billy – Lie Down in the Light (Domino)

Como queda patente en El artista torturado, la divertida y muy recomendable novela de Joey Goebel, existe una corriente de pensamiento que afirma que el verdadero arte nace del sufrimiento. Puede que durante una época ese fuera el motor creativo de Will Oldham pero hace ya tiempo que el barbudo de Kentucky se sacó de encima el sambenito de autor atormentado. Si The Letting Go (06) abrió la puerta al vitalismo, con el magnífico Lie Down in the Light, Oldham ha descorrido completamente las cortinas para que entre la luz.

Y si nos gusta lo nuevo de Bonnie “Prince” Billy no es porque se le haya dibujado una sonrisa en el rostro, lo hace por ser otra magnífica colección de canciones que, dentro de su variedad de registros y sonoridades (acústicas), funciona con una coherencia aplastante, como un todo cauterizante que, dicho sea de paso, está cantado como nunca. Canciones que se defenderían solas con una guitarra acústica se presentan revestidas de unos arreglos exquisitos y los duetos vocales con Ashley Webber (esta vez Dawn McCarthy se ha quedado en casa) son de altos vuelos. Porque, ya sea desde el arrebato (“Easy Does It”, “So Everyone”) o desde la serenidad (“For Every Field There’s a Mole”, “Missing One”), Oldham sigue campando a sus anchas por las vastas planicies del country y el folk con una prestancia reservada sólo a los más grandes.

Aunque jóvenes luminarias como Matt Ward, Andy Cabic o Conor Oberst vengan apretando fuerte, los galones mandan y pesos pesados como Bill Callahan, Howe Gelb o el propio Will Oldham no bajan la guardia y siguen teniendo la sartén del folk americano bien cogida por el mango.

Que así sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien