Bruce Springsteen & The E Street Band (Estadi Olimpic) Barcelona 30/04/23

Bruce Springsteen ha elegido su querida Barcelona para dar comienzo a su nueva gira europea. Dos noches en la ciudad condal para constatar no solo que a sus 73 años sigue arrasando allí donde pasa, sino para cuestionarnos si existe relevo generacional en el rock de estadio. Más allá de las personalidades invitadas, los Obama, Spielberg, Tom Hanks y toda la cohorte que quieran sumar, la noticia sigue estando en la energía arrolladora de un músico que lleva más de cinco décadas en activo y ha vuelto a enamorarnos acompañado de su incombustible banda.

Una actuación del Boss siempre es una experiencia que queda en la memoria, hemos tenido la ocasión de comprobarlo en otras ocasiones, y a pesar de que el tiempo pesa para todos, algunos parecen hechos de otra pasta. Durante más de dos horas y media, Bruce Springsteen and the E Street Band ofrecieron un espectáculo sin pausas que presentó un repertorio variado y emocionante. Desde canciones clásicas de 1973, hasta los éxitos más actuales de Letter to You (2020), el concierto derrochó esa inocente energía que remite a otro tiempo y pocos mantienen con esa vigencia. Es el rock de siempre, el que nos enamoró de niños, el que nos acompañó en la adolescencia, al que recurrimos en la mediana edad y el que siempre formará parte de nuestra propia existencia.

Ni los siete años sin verle, ni la maldita pandemia, ni unos últimos trabajos por debajo del nivel esperado, ni la lluvia, ni las colas de acceso, ni lo que leyéramos de su primera noche, ni nada que se nos ocurra, fueron capaces de enturbiar un show desde esa «My Love Will Not Let You Down» de Tracks (1998), a la acústica «I’ll See You in My Dreams», partió por la mitad a cada una de las cerca de 60.000 almas allí presentes. Visitó los puntos álgidos de su larga carrera, empezando por su segundo disco, The Wild, the Innocent and the E Street Shuffle (1973) del que nos recordó «The E Street Shuffle» y la cabalgada de «Kitty’s Back», un Born To Run (1975), que desgranó en un 75%; de la rota «Thunder Road» a «Tenth Avenue Freeze-Out», la extensa y épica «Backstreets», «She’s the One» y por supuesto una «Born To Run» que sonó en la parte final y llevó a las lágrimas a más de uno. También tuvo mucho peso Born in the U.S.A. (1984), que aunque aparecía a las primeras de cambio con esa poderosa «No Surrender», copó gran parte de un bis arrollador, donde desde el coreado tema titular para abrirlo a las soberbias «Bobby Jean», «Dancing in the Dark» y «Glory Days», demostró que el Springsteen de los 80 sigue siendo el que más pegada logra.

Pero Bruce Springsteen no sería Bruce Springsteen en directo sin la compañía de talentos como Steven Van Zandt, Nils Lofgren, Max Weinberg, Patti Scialfa, Jake Clemons y compañía, quienes sustentaron un repertorio que también nos hizo volar con «Badlands», «Out in the Street», «Ramrod» y «Johnny 99», única visita a Nebraska (1982), las recientes «Ghosts» o «Letter to You» o versiones como «Nightshift» de los Commodores incluida en Only The Strong Survive (2022), o una «Because the Night» popularizada por Patti Smith que cantamos hasta rompernos. ¿Su mejor tour? Apostaría a que sí.

Foto Bruce Springsteen: Facebook del artista

Deja una respuesta

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien