Cucina Povera – Hilja (Nightschool Records)

El término cucina povera hace referencia al recetario que tuvo mayor éxito desde la última mitad del siglo XIX hasta después de la II Guerra Mundial en Italia. Los ingredientes eran básicos, y su propósito era hacer de este tipo de cocina una fuente rica en nutrientes con el menos numero de ingredientes. Una cocina de nítida filosofía espartana que entronca a la perfección con la cosmología de la finlandesa Maria Rossi, afincada desde hace tiempo en Glasgow. Con un uso absolutamente deslumbrante de la tonalidad de su voz, y de la repetición a través del uso de loops y sintetizadores, este “Hilja” (Nightschool Records, 2018) es como un meteorito que aterriza en medio de la nada, o un agujero negro que incita a ser explorado.

En este prolijo organigrama sonoro ideado por Cucina Povera encontramos estallidos sonoros que parecen emerger de fosas abisales como en la apertura con “Demetra” en la que sintetizadores y voz crean un obsesivo mantra mínima y repetitivo digno de Kaitlyn Aurelia Smith. Las voces en loop van doblandose como en los experimentos pergeñados por Joan La Barbara en “Kuparirumpu”, y se crea un espacio de silencio y de aéreas disonancias.

Una percusión que parece llegar de un lugar exótico abre la hermosa “Avainsana”, para luego oirse el repiqueteo del agua, y hasta el trino de pájaros, y un bajo acolcha una suerte de mantra espacial que supura fisicidad y que crea un rizoma cuyo serpenteante devenir van multiplicándose con el paso de las escuchas. Las formas musicales que practica Rossi siempre sorprenden: prueben a dejarse inocular por el veneno sacro de “Mesikaammenen Veisu” que me recuerda a las refulgentes tormentas electroacusticas de Maja Osojnik, mientras que el colofón no puede ser mejor: “Totean” recoge la herencia de Kraftwerk pasada por el filtro de una Laurie Anderson. Disco excelente, y una de las grandes sorpresas del pasado año.

Escucha Cucina Povera – Hilja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.