Donna Regina – Northern Classic (Red Musica)

Donna Regina, dúo de Colonia y propietario del exquisito sello Karaoke Kalk, plataforma de lanzamiento de preciosas propuestas como Kandis o Hausmeister dejó, como la mayoría de la denominada indietrónica (Morr Music incluido),diversidad de opiniones en su última visita al festival Sonar del pasado año.

Ambrosia e indiferencia a partes iguales.

Su directo peca quizá de excesiva sutileza o de poco entendimiento en un escenario de esas características.

Ahora bien, hablar de su trabajo en estudio es otra historia bien diferente.

Activos desde ya una década ,Lazing Away (92), y herederos del espíritu post-rave, (el mismo que un día impregnó a Primal Scream o a One Dove), Donna Regina deberían gozar de un status de culto que, la suerte, injustamente, parece negarles.

Coetáneos con un mundo que parece imbuir aceleración, su música se revela poderosamente evocativa, de una sensibilidad tan extrema que duele.

Ya estábamos sobre aviso desde su anterior toque de atención A Quiet Week In The House (99),y de las sucesivas entregas en Karaoke Kalk en forma de Ep´s Star Ferry y el 12″ Pool en el 2000.

Northern Classic consigue abstracción y quietud con un sonido indiscutiblemente pop deudor de la cadencia velvetiana de la deliciosa Nico y de la herencia musical francesa con sus cantantes malditas que se adhieren a las bases electrónicas de modo tan natural como hacían los Stereolab de Dots And Loops o la Dot Allison de los primeros One Dove.

Lo realmente espectacular es que, en esta ocasión, ese fondo electrónico modernizado( los clicks son obligatorios el pasado año) junto con las nueve nanas, (también en lo lírico), susurradas por Regina Jannsen,nos trasladan a un plano absolutamente etéreo y personal, mágico, que ofrece los mejores extractos musicales del pasado año.

Sereno y nocturno Northern Classic llega y traspasa la barrera a la que no llegaron Vespertine ni Finally We Are No One, escuchen y viajen, ante pasajes como “Sea People” uno no puede mas que bajar los brazos e intentar reprimir las lágrimas.

Pero es que no se acaba en la citada maravilla, “Lets Get Slow” resucita a Nico al mundo de los vivos, “Favourite Human” introduce unos scratches como no se oían desde el “Dummy” de Portishead. “Who´s You Is Me” es, de nuevo Nico en la era de la post electrónica, y la testamental “Drifting Around” es la materialización del traqueteo de un tren en Siberia.

Resulta difícil adjetivar un disco tan sobresaliente y tan aural al mismo tiempo, simplemente entender su audición es experimentar la tristeza mas enriquecedora y la dulzura mas dolorosa.

Absolutamente revelador. Para un servidor el mejor del pasado año, como su propio nombre indica, desde ya, un clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien