Entrevistamos a PELIGRO!, que debutan con ‘Coronas y lamentos’

Los mallorquines PELIGRO! acaban de presentar su primer disco, Coronas y lamentos, editado por Subterfuge. Con influencias del rock alternativo de los noventa, el surf o el garage, estas 11 canciones fueron grabadas junto a Eric Fuentes (The Unfinished Sympathy), lo que supone un enérgico repertorio que se complementa con letras en castellano llenas de experiencias, sueños rotos y algo de humor. Inmersos en continuas actuaciones junto a otros grupos nacionales como Niña Polaca, Checopolaco o Cala Vento, finalizarán el año con dos actuaciones esta misma semana. Esther, Pol y Dani forman este power trío que aúna también las inquietudes y gustos de tres generaciones diferentes.

“En ocasiones, hasta que no leo lo que he escrito no me doy cuenta del mensaje de la propia letra, y que realmente quería decir eso que hay plasmado en el papel”

En este otoño estáis dando muchos conciertos, habéis teloneado a Niña Polaca, girado con Checopolaco, tocado con Cala Vento, las presentaciones de Mallorca. ¿Todavía queda recorrido en directo, no?

Pol: Quedan un par de bolos interesantes en Madrid (16 de diciembre, sala Wurlitzer), con Checopolaco, y Palma (17 de diciembre, Es Gremi), junto a Cala Vento.

¿Cómo valoráis estos meses de actuaciones?

Pol: Las experiencias son totalmente positivas, la verdad. Tanto con Niña Polaca como con Checopolaco ha sido muy guay. El recibimiento es muy bueno; el trato con la discográfica también, han estado muy atentos con nosotros, y nada que decir con las bandas con las que hemos tocado. Bueno, solo que realmente son gente super maja, que son igual que tú, que viven más o menos las mismas experiencias, que tienen las mismas ganas de tocar. También hemos podido apreciar y ver que les hemos gustado mucho, cosa que nos alegra por las críticas que nos hacen después y por las dedicatorias de los conciertos. De momento, un poco más con Checopolaco porque hemos tocado más veces y en sitios más pequeños. La unión es más directa. Incluso en el último concierto, Julian cantó una estrofa de una de nuestras canciones dentro de una suya. Esos pequeños detalles son los que se agradecen mucho. Además, se pasaban todo el bolo casi en primera fila y eso también te hace ver que no están ahí pasando de los demás, que en realidad no hay teloneros, que es un concierto doble, con dos bandas.

¿Muchas patadas voladoras de Esther?

Esther: Pues bastantes, creo que demasiadas, me lo voy a replantear. Me parece que a veces me emociono demasiado (risas).

Pese a llevar bastante tiempo en la música no es hasta relativamente poco que comenzó el camino de PELIGRO! ¿Se lo contáis a nuestros lectores?

Pol: Sus inicios son a finales de 2018. En ese momento había otra persona, Xavi, en el lugar de Dani y empezamos cantando en inglés. El castellano vino después. De hecho, en la grabación del disco, que ya contamos con Dani, nos replanteamos también todo el tema del idioma, porque viniendo de los noventa, con todas las influencias de todos esos grupos anglosajones o americanos, parecía que era como impensable no cantar en inglés. Luego empiezas a conocer a grupos que cantan en castellano y todo cambia. Incluso al principio éramos dos guitarras, pero con Dani al bajo ya empezamos a definirnos mejor. Entre una cosa y otra no hemos parado dentro de ser un grupo novato.

¿De quién fue la propuesta de cantar en castellano?

Pol: Esther era un poco reacia, se sentía muy cómoda en inglés. Todas sus maquetas eran en inglés, lo cantaba bien, lo pronunciaba bien y era más natural para nosotros, porque la gran mayoría de la música que escuchábamos era así. También fue a raíz de ver que estaban saliendo muchos grupos en castellano y que hacían una música parecida, pero que quedaba de puta madre. Pensamos, “igual no estaría mal intentarlo”. Esther se presentó un día en el local con una escrita en castellano, la cantó y le dije: “Tía, encaja súper bien”.

 

¿Hiciste nuevas letras o transcribiste las que tenías?

Esther: Sí, cambié cosas porque ya sabes que al final en inglés en una sola frase metes muchos más conceptos que en castellano. Ahora, lo que es el tema o el mensaje es exactamente el mismo.

Pol: Al final, el castellano lo vas a pronunciar bien y lo vas a cantar bien porque es tu lengua y las letras van a ser más reales y más fáciles.

Dani: Puedes conectar más con el público y decir más cosas que en inglés. Seguramente, la frase de “bébete el zumo que se van las vitaminas”, de la canción “Uh uh uh”, en inglés no la dirías. Ya no se te pasa por la cabeza decir eso.

Esther: Yo creo que es por el estilo, por lo menos en mi caso. Todo lo que escuchaba en castellano era o muy punk o muy pop. Toda la escena más noise, más shoegaze, más indie, más noventera era todo en inglés. Pero ahora que si Cala Vento, que si Viva Belgrado… Empiezas a estar más familiarizado con el estilo que haces tú.

¿Y a la hora de pensar los temas, qué me cuentas, Esther?

Esther: No hay una fórmula fija o no se cumple siempre la misma dinámica o la misma estructura. Al final va en función de cómo soy yo. Que ahora estoy aquí abajo y ahora estoy aquí arriba en un espacio de cinco minutos, ¿eh? Entonces con las letras lo mismo. Yo siempre soy una persona que va apuntando letras, palabras, conceptos en el móvil, siempre, pero luego también improviso mucho. Soy profesora y hay clases que tengo que hacer una programación anual, pero hay clases que se improvisan en el día. Pues con las letras lo mismo. A veces tiro de cosas que apunto y a partir de esa palabra o esa frase ya hago todo lo demás. Generalmente, necesito escribir y vomitar todo aquello que siento y otras, como por ejemplo “Uh uh uh”, que es un tema muy fresco, sale casi sin pensar. Quiero decir que la dinámica es muy variable. Eso sí, en ocasiones, hasta que no leo lo que he escrito no me doy cuenta del mensaje de la propia letra, y que realmente quería decir eso que hay plasmado en el papel.

Contadme las expectativas que tenéis, además sois de tres generaciones diferentes. No sé si seguís con el mismo ánimo de tocar y girar todo lo que se pueda.

Pol: Tenemos trabajos pero no hijos, por lo tanto tenemos mucho espíritu juvenil. O sea, nos sentimos jóvenes. Aunque tengas una edad, uno hace dos salidas y tres bolos y piensa, me iría mañana otra vez. Me están volviendo las ganas de tocar y de salir.

Porque a cierta edad los grupos se agotan porque han estado muchos años, pero PELIGRO! está empezando.

Pol: El grupo es muy nuevo, las canciones son muy nuevas. Estamos en un momento guapo de música en España, que se canta mucho en español y vamos con mucha energía. Estamos muy contentos y de momento lo que queremos es tocar, grabar discos, colaboraciones, lo que nos pidan, porque estamos como si fuéramos chavalitos de 22 años que están empezando un proyecto nuevo, pero con un poco más de experiencia por las edades que tenemos.

 

¿Qué me dice el chaval de 28 años?

Dani: Para mí es el primer proyecto serio, con expectativas, y voy con un montón de ganas, que si hay que irse de gira a Latinoamérica, nos vamos mañana mismo, jeje, o a Andorra, donde sea. Que sí, que estoy dispuesta a todo. Ha sido la primera vez que he estado en la Península tocando y la verdad todos los sitios han estado muy bien. Incluso he descubierto que Pol es famoso en Vic (risas).

Venga, contadme cómo llegáis hasta Subterfuge.

Esther: A Subterfuge llegamos porque tenemos de manager a Peter de Runaway, que es nuestro padre Supremo. Él conoce a Carlos de Subterfuge hace mogollón de años y nos propone pasarle el disco. Nos dijo: “Lo grabamos en el estudio de Barcelona, le pasó el disco a Carlos y si suena la flauta bien, pero es probable que sea que no, porque recibe millones de propuestas al día”. Y bueno, uno de los primeros temas que escucha y que capta su atención es “JDT”. Carlos dice que sí, que le mola, lo único que propone es mezclarlo con Dani Alcover. Cuando se lo devuelve a Carlos le parece perfecto y nos ficha.

Lo que escucha Carlos ya es la grabación con Eric Fuentes (The Unfinished Sympathy), ¿no?.

Pol: Exacto. Eric produce el disco, viene a Mallorca a dos ensayos, produce las canciones, se las curra y nos propone ir a grabar a Barcelona a los estudios de Atlántida. Entonces le decimos que sí, grabamos el disco, las voces, lo mezclamos y lo medio masterizamos.

Musicalmente, ¿qué mejora Eric vuestras canciones?

Pol: La verdad es que tuvo bastante mano, sobre todo en lo primero que hizo: subir el tono de la voz de Esther. Las canciones sonaban un pelín oscuras, pantanosas, como le gustaba decir. Y ahí la cosa empieza a coger una frescura súper guapa. Después descarta un par de temas porque cree que rompen un poco la dinámica del disco y del resto cambia pequeñas cosas: “Este coro es muy potente”, “Vamos a quitar toda esta parte instrumental que no suma nada”… No sé, aprendimos bastante.

Esther: Sobre todo en el brillo, lo que dice Pol. Al principio las canciones eran muy noventas, o sea, muy oscuras, tanto en ejecución como en sonido. La canción es cañera, pero te recomienda meter la guitarra en limpio, subir en agudos.. Es nuestro estilo, pero con ese contraste que él nos sugería. Él también me animó a quitarme ese miedo e inseguridad de mi voz.

Vuestra música tiene muchos toques noventeros de rock alternativo, grunge y garage, incluso. ¿Cómo empezáis con toda esta coctelera de influencias que lleváis dentro?

Esther: Brotan de distintas maneras, al final no hay una fórmula que siempre se cumpla. La mayoría de las canciones surgen solas, empiezo a componer, luego se las enseño a ellos y me dicen, aquí mete esto, aquí mete lo otro y se va gestando. Sí que es verdad que soy muy de épocas. A lo mejor en un mes solo escucho Arctic Monkeys en bucle y pienso, voy a hacer un tema Arctic Monkeys, pero luego cuando lo compongo no se parece en nada. Luego a lo mejor me viene otra etapa con Foo Fighters y hago un tema más Foo Fighters. A veces una es más consciente de la idea o de la composición que quiere hacer, aunque luego no se parezca, pero la mayoría de veces es inconsciente. Al final lo que has mamado es lo que llevas dentro, coges la guitarra y sale lo que sale.

Para terminar solo me queda saber si tenéis canciones ya para nuevos trabajos o no. Habéis dicho que hay descartes de este disco, no sé si pensáis utilizarlos en el futuro. O simplemente, estáis centrados en los conciertos y ya está.

Pol: Ahora nos hemos centrado en los conciertos y en preparar un buen setlist, que sea más o menos igual en todos los bolos y que vaya muy rodado. Nos pillas en un momento en que estamos en esto, pero al mismo tiempo tenemos compuestas como quince canciones, vamos que casi hay un segundo disco ya acabado de ideas. Hay que trabajarlo y tocarlo en directo, pero ya vamos incorporando alguna nueva. Pero claro, estamos presentando un primer disco y nos hemos cortado un poco, preferimos tocar las que la gente más o menos conoce o puede conocer, pero sí que ya hay muchas ganas de dar a conocer temas nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien