Escala 1:1: “I Will Always Love You”: sí, siempre te querrá

Para sorpresa de algunos, “I Will Always Love You” está ya cerquita de cumplir medio siglo de calendario. En 1973, Dolly Parton compuso este sentido tema -se publicaría en 1974- como homenaje a Porter Wagoner, con el que había compartido carrera musical desde los años 60. No se trataba de una despedida vital, sino más bien del cierre con broche de oro a esa colaboración, ya que la musa country de Tennessee había decidido entonces probar fortuna como solista. (Por cierto, en el enlace tienes la versión en directo del momentazo). La canción, con una cadencia lenta y sentida, fue un éxito inmediato en Estados Unidos y llegó al número 1 de las listas del género, hito que conseguiría también la regrabación de 1982, haciendo de Dolly Parton la primera artista en conseguir dos números 1 con el mismo tema.

 

Linda Ronstadt (1975). Una primera excelente.

Una de las artistas de música popular estadounidense más premiadas, valoradas y multiventas de la historia fue la primera en honrar el éxito de Dolly Parton. La exquisita voz de La primera dama del rock y una instrumentación de genial factura hicieron que esta primera versión no solo estuviese a la altura, sino que, en muchos aspectos, la dotase de una elegancia distinta. De todas aquellas que se hicieron por artistas del entorno, habría poca discusión sobre si esta es de las mejores o, directamente, si es la mejor.

 

Whitney Houston (1992). Cuando deja de ser versión.

A pesar de los dos números 1, este tema no contó con más que cuatro versiones hasta ya entrados los 90, y todas ellas realizadas por artistas cercanos a la americana y al country. En 1992, una ya celebrada Whitney Houston recuperó la canción, la incluyó en El guardaspaldas y la elevó a los altares. El resultado es más que conocido: un pepinazo que, sin eliminar del todo su esencia, sí que crece en otro género como el soul, perfecto para capitalizar el enorme torrente vocal de La Voz. De esas versiones que, casi con total consenso, no solo honran a la original, sino que la superan por su propuesta y resultado.

 

Gloria Gaynor (1994). -_-

En un año en el que el eurodance estaba en su máximo esplendor y no tenía escrúpulos triturando temas nobles para convertirlos en rompepistas a base de beat, a Gloria Gaynor no le debió parecer mala idea discotequizar un tema que, ya dos años antes, se sabía que cualquier versión iba a ser imposible de superar a la de Whitney Houston. No discuto que quedase fenomenal en su cabeza, pero tengo serias dudas de que fuera lo que el tema necesitaba. Bueno, por lo menos tenemos un estilo más que añadir a la lista: el disco.

 

Kenny Rogers (1996). Del gremio.

Si alguno de los vocalistas varones dentro del género country podía rendir homenaje al tema de su colega con eficacia no podía ser otro más que Kenny Rogers. Extraña que tardase más de dos décadas en lanzarse a ello, sobre todo viendo el historial de influencia y éxito de la original. Y hasta puede resultar raro escuchar una voz masculina en un tema que, por entonces, ya había sepultado a su creadora a favor de la ya ultrapremiada versión de Houston, pero el intento y el resultado es más que digno.

 

I Will Always Cover You.

Seamos claros: fue a la raíz de la aparición de la versión de Whitney Houston cuando esto fue ya un no parar. Cantantes de todo pelaje, porque sobre todo fueron, han sido, solistas en su mayoría y de ambos sexos, se lanzaron a probar fortuna para lograr la mejor versión de la versión. A pesar de la cantidad en la que buscar, muy pocos llegan a la altura de ser considerados siquiera como candidatos. Sin embargo, algunos quedan destacados por su valía, propuesta y resultado, más allá de los cuatro nombres más “evidentes” arriba mencionados. De la cubeta, rescato:

Melissa Etheridge (2003). Elegante y con un tempo musical un pelín más lento que la hacen una de las versiones con más valor de todas. Y, lo mejor, bendecida por su creadora.

Me First and the Gimme Gimmes (2007). El súper grupo de punk californiano, skatepunk o cómo lo quieras llamar se atrevió en su afán versionador con ella. Alto voltaje.

Michael Bolton (con Dolly Parton) (2017). Versión con trampa, porque en ella interviene Dolly Parton. Sin embargo, la alternancia con Bolton la hace merecedora de una atenta escucha, más que nada por aquello del contraste.

Ramin Karimloo (2019). Otra versión en clave masculina, esta vez de la mano del persa-canadiense más conocido de los musicales londinenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien