Escucha Landlords, lo nuevo de Marta Delmont

Marta Delmont es una joven autora catalana que, con solo 18 años, debutó hace un par de años con un interesante disco de música de raíces americanas llamado Silver Blaze (Great Canyon Records, 2016). Álbum que fue producido por Joana Serrat y en la que Marta Delmont contó con la participación en el estudio de los The Great Canyoners (la banda de acompañamiento en directo de Joana), los canadienses Ryan Boldt (The Deep Dark Woods) y Gavin Gardiner (The Wooden Sky), además de la propia Joana Serrat.  La crítica recibió el trabajo con bastante entusiasmo, llevando a Marta a actuar en festivales como el Primavera Sound.

En 2018, hace poco más de un mes, Marta Delmont ha publicado su segundo disco: Landlords (Great Canyon Records). Aún apreciándose una evolución desde su debut, un acercamiento a un sonido más personal, las referencias de su anterior trabajo siguen más que presentes. Quizás las canciones sean menos directas, en general, y haya un interés en recubrirlas de atmósferas elaboradas, arreglos diferentes y texturas más complejas. No obstante, estamos hablando todavía de un sonido típico country-folk americano en el que, según la nota de prensa y no va desencaminada, se pueden escuchar ecos tanto a los padres del género (Gram Parsons, por ejemplo) como a sus continuadores más recientes (Ryan Adams, War on Drugs, My Morning Jacket…)

Landlords es el resultado de meses de trabajo mano a mano con Bernie Sánchez (Murdoc, Mine!, Joana Serrat & The Great Canyoners), productor, batería y también coautor de buena parte de las canciones. El resto de la banda son Caterina Carbonell (violín y sintetizador), Pere Juanola (bajo), Max Moscardi (guitarra) y Oriol Romaní (teclado), con la colaboración de Miguel P. Kersley, también procedente del entorno de Joana Serrat, que con su pedal steel le da el toque nostálgico y polvoriento a las canciones. Canciones que, gracias a todas las colaboraciones mencionadas, alcanzan un nuevo nivel de sofisticación sin perder esa esencia pura y directa que Marta Delmont, a pesar de su juventud, ofrecía sin fisuras en su anterior trabajo.

Quizás haya un cierto acercamiento a un country noir menos soleado y más oscuro, como en una “No prescription” que sin duda es el tema más arriesgado del disco; suena a poblado peligroso, a enterradores construyendo ataúdes (ese piano inquietante que suena como un tañido de campana, esos graznidos de pájaros…) y a mitos fronterizos entremezclados con ensoñaciones psicodélicas. A lo largo del disco se explora ese terreno sonoro desde diferentes perspectivas, con resultados excelentes en todos los casos aunque mis momentos preferidos sean los que suenan menos a country folk clásico y se dedican más a explorar la cara oscura. En cuanto a las letras, se nutren en buena parte de las experiencias vividas durante la grabación en La Mansión del Rock, reflexionando sobre la dificultad de entender y gestionar la complejidad de la realidad y la conciencia de uno mismo.

Puedes escuchar Landlords, el nuevo disco de Marta Delmont, en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.