Freestylers – Pressure Point (Freskanova-Pias Spain)

En 1998 en plena explosión del breakbeat, irrumpe de la mano de sello Freskanova, una de las discográficas europeas más vinculadas a este sonido, “We Rock Hard” , el primer larga duración para el grupo de Matt Cantor y Aston Harvey. Un deslumbrante trabajo que encumbró a Freestylers al olimpo particular de críticos y publico. Tras aquello, han tenido que pasar tres años para volver a tener en nuestras manos el nuevo disco de uno de los grupos que más nos hizo bailar en 1998.

La espera ha valido la pena y Freestylers, nos ofrecen “Pressure Point ” (Freeskanova-Pias Spain) un disco repleto de hits rompe pistas que harán las delicias de aquellos que nos gusta sudar la gota gorda en el centro de la pista.

Son setenta y dos trepidantes minutos que nos devuelven a unos Freestylers totalmente renovados de fuerzas e ideas en su faceta más festiva y juerguista. Setenta y dos minutos de sonidos polirítmicos que desde su vertiginoso intro con sabor funk, al tema que cierra el disco, “Signs” , uno de los pocos momentos en que baja la intensidad rítmica dando paso a matices más reggea, no defraudan y consiguen engullirte en una autentica vorágine sónica.

Quizás lo primero que llama la atención es el endurecimiento del sonido siguiendo la línea de algunos de los momentos más memorables de su primer trabajo. En este caso son los instrumentales “Now Is The Time” , “Blowin Brainz” y “Bass Odyssey” los que marcan la máxima intensidad, siguiendoles a la saga auténticos pelotazos como “London Sound” , “Weekend Song” y “Get Down Massive” en los que Navigator y Tenor Fly dejan patente su buen hacer a los micros. Una pareja que vuelve a subirnos las pulsaciones en “Phenomenon One” y en la apocalíptica y premonitoria, “Rumours Of War” , demostrando su capacidad de crear, tanto musical como líricamente, un sound system en un abrir y cerrar de ojos. También hay que destacar la aportación vocal de Valerie en “Calling” y el ambiente soul que le imprime Petra Jean a “Told you so” .

Un disco variado en su contexto sonoro y con un nexo en común, la fuerza que le imprime Freestylers a su música. Un disco que despierta en la pista tu lado más hooligan que creías anestesiado. Y que, en confianza, te gusta ver de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.