Fuel Fandango – Origen (Warner Music)

Los miles de matices de la palabra “evolución” solo cobran algo de sentido cuando se palpan –o en el caso de la música, se escuchan- sin necesidad de rascar demasiado bajo la superficie. En apariencia, hay discos que únicamente adquieren sentido a través del prisma que les pueden dar dichos matices, mientras que de otros solo se espera una redimensión sonora que a la vez no los aparte de la senda ni las señas de identidad que hicieron válidos a sus autores. En resumen, y hablando de la carrera de Fuel Fandango, fructífera y frondosa hasta el momento, pedirles a estas alturas que fuercen la máquina y hagan algo que nunca han hecho es tan absurdo como no aceptar que su nuevo trabajo sea más de lo mismo, pero mejor acabado y eficazmente ampliado. Que no es decir poco ni mucho menos.

A Origen, la nueva entrega de Ale Acosta y Nita Manjón, no le faltan los mismos ingredientes que hasta el momento habían aderezado su propuesta. Una conjunción prácticamente perfecta de raíz flamenca y expresión electrónica, con amplio protagonismo de bases, sampleos y programaciones. El oficio del canario como dj y su prestigio en la escena le dan para investigar en esta ocasión en los ritmos rotos de procedencia diversa, y es sobre todo el influjo de su reciente incursión africana el que invade mensaje, espíritu e instrumentación. Abundan más que nunca las percusiones, de aspecto brasileño en “El bosque”, y las guitarras españolas tocadas por eminencias como Dani de Morón en la rompedora “Mi danza”, Vicente Amigo en el corte probablemente más flamenco del lote, “Estamos solos”, y Rycardo Moreno en la sintética “Despacio”, uno de los momentos más bajos pese a dicha colaboración. En el mismo capítulo se incluiría “Despertaré”, un intento por aproximarse a los nuevos ritmos urbanos mezclando guitarras con beats en un lazo poco emocionante. En cambio, encontramos nuevos hallazgos en el trasfondo ecologista de “Por la vereda” (la naturaleza y la necesidad de volver a ella como hijos suyos que somos es el mensaje que trasciende a todo el álbum); los contundentes versos de “Contra la pared”, una pieza que es pura espiritualidad; la explosión melódica de “Huracán de flores”, en la que centran su crisol de sonidos con más tino que nunca; y la gran joya del disco, “Silencio”, especie de mantra kármico cercano al house de club que culmina con el inserto del sonido de una juerga tradicional de cante jondo. La sublimación del perfil musical de la banda, ya expresándose en castellano desde el primer al último minuto, tal vez la novedad más evidente para quienes llevan escuchándolos desde el principio.

Sacar conclusiones sobre lo que uno de los grupos más originales que ha dado el pop español reciente pueda hacer en el futuro y cómo pueden entender su carrera a partir de ahora no es algo que toque hacer ahora. Tan solo disfrutar de todo lo bueno que aún siguen haciendo y esperar que la nueva gira nos pille cerca en alguna de sus paradas, porque es ahí, en directo, donde siguen siendo incomparables. En este Origen hay mucho de un nuevo principio y puede que varios finales abiertos. Los oídos seguirán pendientes de todos ellos.

Escucha Fuel Fandango – Origen

 

 

Un comentario sobre “Fuel Fandango – Origen (Warner Music)

  • el 24 Febrero, 2020 a las 11:52 am
    Permalink

    Buena evolución, me ha gustado

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.