Hablamos con STAF Magazine por sus 25 años

STAF Magazine, ha estado luchando desde las trincheras del underground durante un cuarto de siglo. Veinticinco años siendo una revista pionera en la cobertura de culturas urbanas, independientes y de deslizamiento. Para celebrarlo han editado un número 50 muy especial. En colaboración con el Vicerrectorado de Cultura de la Universidad de Málaga, la revista ha editado cuatro volúmenes temáticos (música, surf, skateboard y cultura) que recopilan entrevistas de los últimos 25 años en diferentes formatos, desde la edición con CD hasta la versión online actual. Además, se han incluido conversaciones de los fanzines Ball of Fury y Resurrección, precursores de STAF.

Con más de 1.200 páginas en total, estos cuatro libros ofrecen una ventana única para conocer la vida y obra de más de 160 artistas y colectivos de todo el mundo. Las entrevistas, que abarcan más de 50 años de historia, incluyen iconos y leyendas de la música, el skate, la fotografía, el surf y la contracultura en general. Esto ha venido acompañado de diferentes conciertos y exposiciones.

Hemos querido hablar con Juan José Moya para poner en perspectiva este cuarto de siglo y conocer mejor los entresijos de una publicación necesaria.

«STAF ha sido (y es) la búsqueda constante de materializar nuestros gustos e inquietudes, de hacer realidad los sueños de un puñado de fanáticos de la cultura y el arte urbanos»

¿Cómo nació la idea de crear STAF Magazine y cuál ha sido su evolución a lo largo de estos años?

Tendríamos que remontarnos al 1995, año de la aparición del fanzine Ball of Fury. STAF nació con el propósito de documentar el efervescente momento que atravesaban la música y la cultura underground en lo tocante a la comunicad Hardcore, Punk Rock y DIY, tanto en la ciudad de Málaga como fuera de ella. A lo largo de un cuarto de siglo, la revista-colectivo ha publicado más de 50 números, poniendo en circulación numerosos fanzines, libros, discos, exposiciones de arte e historia, giras y conciertos legendarios de bandas patrias e internacionales. Además, usando la publicación como plataforma y brújula, se han organizado festivales de música, campeonatos de skateboard, fiestas, encuentros, jornadas, ciclos y programas internacionales de cultura y artes como Moments Festival, sin olvidar el comisariado, producción, y colaboración en una lista inagotable de proyectos por todo el mundo. Casi cuesta decir todo de carretilla sin que nos falte el aire.

Volviendo a los inicios, no fueron fáciles; lo primero que recibimos fueron miradas desconfiadas y cierta reticencia a participar activamente e involucrarse. Podríamos decir que somos expertos en que nos den con las puertas en las narices. Así que, muy pronto, nos dimos cuenta de que encontraríamos más comprensión y apoyo fuera que en nuestra propia localidad. Y, con pasión y esfuerzo, la revista llegó a imprimir durante muchos años más de 10.000 copias distribuidas por toda la península, Portugal y el sur de Francia y, hoy en día, STAF puede encontrarse en las librerías de todo el país en forma de anuario, la web stafmagazine.com se lee en más de 70 países cada mes, contando con más de 15.000 lectores fieles y exclusivos.

¿De qué manera habéis logrado con el tiempo mantener el espíritu original de la revista?

STAF ha sido (y es) la búsqueda constante de materializar nuestros gustos e inquietudes, de hacer realidad los sueños de un puñado de fanáticos de la cultura y el arte urbanos. Generar un contenido a la vez que vivimos y formamos parte de esa cultura, ya sea escribiendo, tocando en bandas, patinando, surfeando. Y, precisamente, algo de lo que podemos estar satisfechos es de que STAF mantiene el mismo espíritu desde sus orígenes. Todo ello ha hecho que, contra todo pronóstico, un proyecto como STAF siga vivo después de tantos años.

En definitiva, creo que teniendo como faro el hacer lo que nos apasiona, el plasmar en nuestra revista nuestros hobbys y gustos, como la música, el arte, el skateboard, el surf, el cine, y otras artes y culturas, y tener la suerte de no hacer un medio de prensa convencional, y poder ir a nuestro aire a la hora de llevarlo a cabo. Eso, creo que te quita presión y por lo tanto , poder hacerlo durante tantos años de forma mas relajada, dentro de lo que cabe.

¿Cuál es la importancia de la cultura urbana e independiente en la revista y cómo la han fomentado a lo largo de los años?

Para nosotros siempre ha sido muy importante hablar en la revista de temas y artistas que no suelen verse en otras revistas de este país. porque no tiene mucho sentido repetir lo que ya hacen otros medios de prensa, la verdad. al menos, no para nosotros. estas subculturas son las que nos gustan y también las que creemos que necesitan mas visibilidad. En nuestro caso se juntaron el hambre con las ganas de comer, como suele decirse (risas).

Echando la vista atrás, ¿cómo veis que ha evolucionado la cultura y la información cultural con la eclosión de las redes sociales?

Pues las redes han cambiado el mundo en una parte importante, aunque nos importen o no, lo han cambiado a nuestro alrededor y eso afecta. No soy un experto en redes sociales, todo lo contrario, así que no se mucho de este tema. solo veo que va todo mas rápido que antes, y eso, para un medio como el nuestro, que es cultural, así como tantísimos otros existentes, pues creo que ha sido perjudicial.

¿Cómo ha afectado la evolución tecnológica a la publicación y a la cultura underground en general?

mal porque todo va mas rápido y se pierde esencia, pero también se ganan otras cosas, todo es mas fácil con la comunicación, difusión… para la cultura underground, que antes lo teníamos mas complicado para dar a conocer nuestros proyectos. Lo que pasa que ahora hay tanta gente haciendo cosas que casi todo se dispersa, y lo que hoy es noticia, mañana no lo es ya. no se, me pierdo un poco con tanta tecnología la verdad.

¿Cómo ha sido la respuesta de la comunidad Hardcore, PunkRock y Undergroud/Independiente de la ciudad de Málaga a lo largo de los años?

Málaga desde los mediados de los 90 empieza a tener conciencia de apoyar la escena y vivimos unos años dorados. Pero a primeros del 2000 eso desaparece bastante, y ahora, y ha tenido sus altibajos como en cualquier sitio. Pero quiero creer que esos años dorados de los 90 del punk rock y el hardcore… ayudaron a sentar unas bases para que hoy día tengamos buenos conciertos y ambiente en la ciudad, ya no me refiero al hardcore, si no a la escena underground en general, la independiente de verdad, vemos que hay bandas, artistas… hay un montón de gente con ganas de hacer cosas, eso esta muy guay. Ten en cuenta que somos de una generación que con 18 años teníamos 1 concierto cada 2 meses en Málaga, ahora tenemos 1-2 conciertos cada día todo el año, así que ha cambiado bastante.

¿Para quienes aún no se hayan hecho con ella, se puede encontrar en el número 50 especial de la revista y qué ha significado su creación?

El numero 50, que se titula “ahora el ritmo esta bien” recopila mas de 160 entrevistas realizadas en STAF magazine desde el 95 hasta 2022 (¡en realidad más de 25 años!). Esas 160 entrevistas están repartidas en cuatro volúmenes, uno dedicado a la música, otro al skateboard, otro al surf y otro a cultura general donde hay pintores, editores, gestores, directores, etc.

Y ha sido un sueño realidad, llevamos años pensando en hacer algo y es una pasada que se haya podido materializar. Es un buen ladrillo de 2kg de papel (risas). En serio, da alegría ver que ha quedado bien y como esas entrevistas han envejecido tan bien. la idea al final es que los libros sean en si mismo una especie de ensayo para conocer parte de las diferentes subculturas que nos gustan, porque creemos que son entrevistas de referentes muy importantes. Al que le guste investigar y conocer sobre las culturas urbanas, muchas de ellas nacidas en Norteamerica-UK-España… y con la que hemos crecido muchos de nosotros, tiene, en esos 4 libros, un lugar donde sumergirse, viajar, investigar, y descubrir algunas historias apasionantes contadas en primera persona por sus protagonistas.

¿Cómo fue la experiencia de co-editar el número 50 con la Universidad de Málaga y su Vicerrectorado de Cultura?

Super felices que la insigne universidad de Málaga apoye una cosa underground de este tipo, que por tener, tiene hasta faltas de ortografía (risas). Contentos, sí señor.

¿Cuáles han sido las entrevistas más destacadas que se han publicado en la revista a lo largo de estos 25 años? ¿Hay alguna que tengáis como especial hito?

Son cientos, pero sin duda las que están en este volumen de los 4 libros de STAF. desde artistas como Chiquito de la Calzada, Rogelio López Cuenca, Thomas Campbell, Tommy Guerrero, Bad Brains, Ian Mackaye, Glen Friedman, Yvon Chouinard, Craig Stecyk… ¡es que son un montón!

¿Cómo se seleccionaron los artistas y colectivos que aparecen en los cuatro volúmenes de la revista?

Como te comentaba antes, seleccionamos a entrevistados que creemos que destacan porque cuentan historias y son referentes importantes de estas subculturas, y al juntarlos en un solo libro nos gustaría pensar que el que tenga ese libro en sus manos va a disfrutar conociendo la historia del skate, del surf, etc…. Otras entrevistas también están porque nos fascina su historia y su vida, de gente como puede ser chiquito de la calzada y tantos otros.

Nos parece una aventura mantener una publicación en papel, pero STAF va mucho más allá de ser una simple publicación: libros, discos, exposiciones, conciertos, concursos de skate… ¿Cómo se sustenta todo eso?

Pues de la manera que podemos y normalmente con tiradas pequeñas, porque apenas tenemos un duro. A veces tenemos algo de dinero y podemos sacar un libro o un disco. No se, hay gente que invierte 3.000 euros en irse de vacaciones a Japón, nosotros cogemos esos 2.000 y sacamos un libro (y nos vamos de vacaciones a Portugal que es más barato jajaja). Cada uno tiene sus prioridades en la vida, supongo. Por otro lado, hay cosas que no necesitan tanto dinero, como hacer una expo con unos colegas o montar una banda, patinar, surfear… y luego, cosas que si necesitan un poco mas de pasta, pues se sustenta como se sustenta la cultura, o bien cobras una entrada o precio de venta, o bien el proyecto te apoya una marca o una entidad, léase ayuntamiento, universidad, etc…. Tampoco tiene mucho secreto.

¿Cuál ha sido la parte más difícil de mantener una publicación sin ánimo de lucro durante tanto tiempo?

En general la vida en sí, un proyecto que llevamos mas de la mitad de nuestras vidas, pues al final la parte difícil es la vida en si misma, hacerlo en Málaga tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, el apoyar cosas porque te gustan y no por fines comerciales, pues obviamente tiene unas consecuencias: básicamente que perderás pasta o ganarás poca. Pero las ganas de luchar y hacer cosas que nos apasionan nunca se pierden, y si uno se cansa pues a dormir un rato y coger fuerzas para la siguiente batalla, ya esta.

¿Cuál es el futuro de STAF Magazine después de 25 años? ¿Qué planes tienes para el futuro?

Me gustaría imaginar que haciendo proyectos que nos gusten, que simplemente nos dejen hacer cosas que nos apasionen y no nos contaminen mucho. como se suele decir: “virgencita, que me quede como estaba”, que eso ya es mucho (risas).

Gracias y felicidades por esos 25 años.

Mil gracias por apoyar a los que estamos al margen y apenas se nos da visibilidad en los medios normalmente. Gracias, de corazón

Deja una respuesta

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien