Hinds (Razzmatazz) Barcelona 15/12/18

Los conciertos de Hinds son un despiporre. Después de tanto tiempo de indie contenido y encorsetado (y sosote, la verdad), es un placer que el hedonismo desborde una sala de conciertos y que la diversión llegue desde los propios músicos. Porque una cosa está clara: las primeras en pasarlo bien son las propias Hinds. Y eso se contagia. Y si encima le sumamos que a las horas intempestivas en que empezaba el concierto el nivel de alcohol en sangre del público ya era considerable y que estábamos en el cierre de la extensísima gira de las madrileñas por todo el mundo: blanco y en botella. Fiesta, fiesta, fiesta.

Pese a que I don’t run, el segundo disco de Hinds, tiene un tono melancólico, en cuanto suben las canciones al escenario las llenan de alegría, de sol, de verano y de garage playero y cachondo. Siempre entregadas interactuando con el público, que casi forma parte de su propia actuación, Hinds no dieron ni un respiro, demostrando que tiene mucho de verdad eso que dijeron The Vaccines, que “es la banda más currante del mundo“. “Castigadas en el Granero” ya es una de las más celebradas, y sonó junto a “New for you”, “The Club” o “Chilli Town”, que también provocaron bailoteo y desenfreno. Buen sonido, buena actitud, buen concierto.

Les dio tiempo a hacer una versión naïf del “Spanish Bombs” de The Clash, de arrancarse con el “Ritmo de la noche” de Mystic y de liarla parda subiendo a Marta Sango y Maria Villar (concursantes de Operación Triunfo) al escenario para una berreante versión de “Davey Crockett”. Un auténtico final de fiesta para la mastodóntica gira y un refrescante baño de buen rollo.

Foto: Icaro Lavia

Un comentario sobre “Hinds (Razzmatazz) Barcelona 15/12/18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.