Juan Belda & The Bit Band – No Encuentro La Tónica (Altafonte)

El músico canario Juan Belda es todo un referente en la música jazz en este país. No sé si él estará muy de acuerdo en acotar su propuesta a un estilo, y creo que me lo rebatiría y con razón ya que lleva desde los 80 esculpiendo heterogéneos imaginarios sonoros. No encontrar la tónica en este caso es mandato obligatorio, y en sus creaciones hay una fusión de estilos indomable, de una riqueza en matices maravillosa. No me extraña que desde las cloacas del underground transmita sonidos tan bellos si le acompañan en la aventura músicos tan curtidos en tensar dialécticas disruptivas como Javier Colis, Jorge Pardo, Pelayo Arrizabalaga, Juanjo Ortí, Enrique Bárbaro, Ricardo Marichal, Samuel Tarraco, y Epi Llorente, que junto a Belda a los teclados, guitarra synth, moog y fx conforman una agrupación modélica.

Los sonidos que emanan de este fabuloso No Encuentro La Tónica (Altafonte 2019) es un engendro de mil cabezas. Pasen y vean, y toquen y escuchen. Hay jazz herencia Miles Davis (y en otros momentos juegan con espacios oblicuos que recuerdan al primer disco de The Flying Lizards más sonido Canterbury como en el tema inicial “No Encuentro La Tónica”; pentagramas que recrean la espesura de King Crimson en “Circus” con un Arrizabalaga que lleva el timón con mano férrea, y con cambios de ritmo finales que trenzan imaginarios cósmicos.

Tras este arranque de disco tan frenético, llega la espectral calma de “Lupita En El Desierto” que se expande hacia espacios abiertos de un imaginario western distópico, mientras una línea de teclado otorga cierto halo arábigo, y en “My Name Is Shigato” y “Nihon” el canario juega con los sonidos de campo que graba en sus viajes a Japón para construir excelsos muzaks anclados en complejas harmonías y bucles sonoros cercanos a la fire music con nombres que viene a mi mente como Cecil Taylor o ese increíble viaje inmersivo que fue (y sigue siendo) el “Seasons” de Alan Silva.

Albert Ayler dijo una vez: “We are the music we play. We keep trying to purify our music; to putify ourselves so that we can move ourselves -and those who hear us- to higher levels of peace and understanding” Estos sonidos njo sé si purifican pero son de una trascendencia tal que ignorarlos sería caer en un error irreparable. ¡Bravo por Juan & Co!

Escucha Juan Belda & The Bit Band – No Encuentro La Tónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.