La banda sonora de Hannah y sus Hermanas. Recordamos las canciones del mítico film de Woody Allen

La emotividad es un elemento notable en las películas de Woody Allen. Una emotividad que en muchas ocasiones va ligada a una sintonía musical que nos traslada a ese mundo urbano ficticio tan característico suyo. La música es un componente fundamental de sus films, pero si hay una cinta en la cual la banda sonora está al mismo nivel que los diálogos y las interpretaciones es la sensacional Hannah y sus Hermanas (1986).

La película es un gran escenario coral, donde la soundtrack acompaña la evolución vital y mental de cada personaje. Refleja la vida y sus vaivenes, con sus continuas montañas rusas emocionales. Pero la selección de temas es sublime. Todos conocemos el particular universo musical del director americano, pero me gustaría destacar la habilidad e inteligencia de Allen para apuntalar las escenas del film con una música más que apropiada, única.

Todos los temas que se escuchan en la película tienen un gran significado, desde el principio a la escena final, pero realmente pocas veces he visto un encaje tan perfecto entre una escena y la partitura que le acompaña. Algo tiene este film y su música, ya que siempre vuelvo a ellos cuando quiero una lección de cine, aventura y romanticismo.

Mia Farrow (Hannah), Barbara Hershey (Lee) y Dianne Wiest (Holly) son las tres actrices que interpretan impecablemente a las tres hermanas que dan título al film. Tres personalidades complejas, pero seductoras y diferentes. Hannah es la protectora del grupo, triunfadora en el ámbito laboral y muy unida a su actual marido. Lee es la más joven, muy atractiva, intelectual, inteligente, con una sonrisa cautivadora. Holly es la más frágil, con mayores inseguridades, pero divertida y con un gran talento para la escritura. A este trío inmaculado, se le unen Michael Caine (como Elliot, el marido travieso de Hannah), Max Von Sydow (el artista atormentado que tiene un romance “artístico” con Lee), Carrie Fisher (como la amiga de Holly), Lloyd Nolan (como el padre de las chicas), Maureen O´Sullivan (como la madre) y el propio Allen (ese señor hipocondríaco con increíbles dudas existenciales y metafísicas), completando un reparto perfecto.

Pero hablemos de la música del film. Una selección muy afortunada de temas sentimentales de los años 30 y 40, que proporcionan mucha fuerza y simbología a la película. Pero de todos, me gustaría incidir en tres de ellos, por su elegancia y distinción.

Cole Porter está muy presente, con un tema I´m in love again, que intencionadamente aparece en dos momentos esenciales de la trama. En la primera cita de Mickey (Woody Allen) con Holly, donde sus diferencias y gustos antagónicos quedan al descubierto (y la relación se rompe) y en la secuencia final, donde su enamoramiento está en su punto álgido. Curiosidades de la vida! El gran amor de Mickey siempre estuvo a la vista sin saberlo, ¡era su cuñada! El momento que cierra la película es uno de los más románticos que he visto en un film, cuando en plena reunión familiar la pareja se aparta un segundo y ella le dice que está embarazada. Se besan, en la penumbra del pasillo. Suena I´m in love again. Me vuelvo a enamorar. Muy pocos pueden crear una atmósfera tan bella y conmovedora. Magistral.

Pero ya desde los créditos iniciales se nos anuncia que la película versa sobre el amor y el desamor, aventurillas y enamoramientos, y más concretamente sobre los conflictos emocionales de cualquier sujeto que nos llevan a cuestionarnos lo que tenemos y a desear lo que no se tiene, por considerarlo algo inalcanzable, tentador y maravilloso. Empieza el film y surge el mítico logotipo de la ya desaparecida Orion Pictures y se escucha You made me love you (de Joseph McCarthy y James V. Monaco), interpretado porHarry James y su Orquesta. Me hiciste amarte, una hermosa frase para el título de uno de los temas centrales del film, anticipo del mensaje argumental de la cinta. El amor trastorna y trastoca nuestras vidas. Esa es la idea. Algunas veces resulta una ardua tarea el comprender cómo funciona, pero si al final tropiezas con él (como alguno de los personajes, que literalmente tropiezan con él), es lo más extraordinario del mundo. Harry James es un referente en la filmografía de Allen, aparece en varias de sus películas interpretando, junto a su Orquesta, míticos temas románticos de la época. Este gran músico y enorme trompetista fundó su propia big band en 1939 con la que trabajó hasta los años 80. Su influencia en el cine es considerable, apareciendo sus creaciones en numerosos films, con un predominio claro de las trompetas.

Esta obra maestra de Allen esconde otra imprescindible joya interpretada por Harry James y su Orquesta, I´ve heard that song before (de Sammy Cahn y Jule Styne), un tierno tema donde se nos apunta que esa canción ya la he oído antes, en clara alusión a una sintonía que nos traslada a épocas pasadas y a los mejores momentos vividos. Pero es que además, esta música acompaña al soberbio instante cuando Elliot (Michael Caine, que, por otro lado, con esta película ganó su primer Oscar como actor secundario)decide salir al encuentro de Lee y, con una estrategia predefinida, llevarla a la típica old books shop y comenzar su acercamiento. No tiene precio ver cómo Michael Caine se oculta y corre por las calles de la metrópoli para encontrarse con su seductora cuñada. El hecho de escuchar esta canción en esta secuencia no es superfluo, se nos da el claro mensaje que el madurito Elliot cree estar reviviendo sus enamoramientos como si fuera un colegial asustadizo y nervioso (Esa canción ya la he oído antes). ¿Qué hace un avanzado cuarentón, con una vida totalmente asentada y cómoda, corriendo furtivamente por las calles de la ciudad en busca de su cuñada, de la cual cree estar secretamente enamorado? Sencillamente, una mente privilegiada, una obra maestra. Por cierto que en el corte original de esta canción se puede disfrutar de la fascinante voz de Helen Forrest, aunque en el montaje de la película solo se incluyó la parte instrumental.

La estructura del film se basa en dos Días de Acción de Gracias. En el primero, cuando comienzan todos los líos y en el segundo, años después, cuando se solucionan los problemas y todo vuelve a la normalidad. Al ritmo de las nostálgicas melodías interpretadas por los progenitores, que proceden del mundo artístico, podemos desgranar las personalidades de todos los integrantes de la historia. La cinta se mueve entre el drama y la comedia y se centra en asuntos tan serios como la familia, el amor, el arte, los libros, la religión, la salud y por supuesto, la música, desde un punto de vista evocador, es decir, para referirnos a reminiscencias adheridas a canciones y sintonías.

Una vez leí la expresión la música duele. Es posible que un triste recuerdo se agudice al escuchar una vieja pero hermosa melodía. Es estrecha la relación entre memoria y música.

El resto de la score es apabullante. Destacan:

Where or When, de Richard Rodgers y Lorenz Hart

Back to the Apple, de Count Basie

I remember you, de Johnny Mercer (interpretada por Dave Brubeck)

You are too beautiful, de Richard Rodgers y Lorenz Hart

Just you, Just me, de Raymond Klages y Jesse Greer (interpretada por Dick Hyman)

The trot, de Benny Carter (interpretado por Count Basie y su Orquesta)

If I had you, de Jimmy Campbell, Reginald Connelly y Ted Shapiro (interpretada por Roy Eldridge)

The way you look tonight, de Jerome Kern y Dorothy Fields (interpretada por Carrie Fisher, sin acreditar)

Todos ellos temas que hablan sobre las relaciones, los recuerdos y los momentos. También podemos disfrutar de varios cortes de música clásica de Johann Sebastian Bach, fragmentos de Madamme Butterfly o incluso del número Freedonia is going to war, de la película Sopa de Ganso (1933) de los Hermanos Marx.

 

La cinta obtuvo innumerables premios y tres Oscar. Además del ya comentado de Michael Caine, igualmente su compañera de repartoDianne Wiest ganó como actriz de reparto y el propio Woody Allen en la categoría de mejor guión original.

Jazz, big bands, música clásica, ópera, mucho piano y sentimientos, para esta gran película de Woody Allen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.