Las fotos de la primera noche

Ya estamos sumergidos en la magia festivalera que hace del fib un acontecimiento incomparable a otros. Para poner en situación: llenazo absoluto (+ de 35.000 personas), colas interminables para comprar bebidas o ir al lavabo, y un montón de gente moviéndose de escenario a escenario para disfrutar de buena música. Aunque ya se sabe: en macroeventos como éste es imposible no perderse nada que valga la pena.

Este año es, sin duda, el año de la eclosión definitiva del festival. La presencia de 2 grandes como The Cure y Radiohead, ha hecho que por primera vez se hayan agotado los abonos y las entradas de día de viernes y sábado. Y eso se notaba.

La tarde-noche del viernes ha estado marcada por los conciertos de la tripleta asturiana, Viva las Vegas (con un sonido que no les ha hecho justicia), Nosoträsh (con algunos fallos en los textos) y Australian Blonde, que abrieron el escenario grande.


Viva Las Vegas en directo (FIB 2002)


Nosoträsh en directo (FIB 2002)

Antes de ellos, No Neo ponían en marcha el festival presentando los temas del que será su primer disco, y que les hicieron ganar el DEMO 2002. Me enveneno de azules presentaron 1968 en formato cuarteto. Tomás Fernando Flores reventaba pinchando a Björk, y el DJ Rojiblanco (Julio Ruiz) también hacia de las suyas, antes de la excelente actuación de los gaditanos Úrsula, a quienes muchos insisten en comparar a Migala y, quizá por eso, no se dan cuenta que son una de las bandas más interesantes de nuestro país.


No Neo en directo (FIB 2002)


Me enveneno de azules en directo (FIB 2002)


DJ Rojiblanco en directo (FIB 2002)

Cranes fueron los cabeza de cartel del segundo escenario, donde I Am Kloot y The Notwist firmaron sin duda los dos mejores conciertos del escenario pequeño en la tarde de ayer. Especialmente destacable la propuesta de I Am Kloot, desde Manchester, quienes presentaban su primer disco “Natural History” y triunfaron ante muchísimo público.


Cranes en directo (FIB 2002)


I Am Kloot en directo (FIB 2002)


The Notwist en directo (FIB 2002)

Australian Blonde abrieron la noche en el escenario principal. Eran poco antes de las 9 de la noche, los últimos rayos de sol se colaban entre las nubes que tapaban el cielo de Benicássim, y la pista ya estaba considerablemente llena. Los fieles de los asturianos disfrutaron de una actuación potente, en la que invitaron a algunos amigos al escenario (Errapel Biurrun) a disfrutar de la fiesta y que acabó con el pedal steel por los aires. Que se encuentran en un gran momento no lo duda nadie, a ver si tiene continuación en su siguiente disco.


Australian Blonde en directo (FIB 2002)

Los The Eletric Soft Parade demostraron que no son solo uno de los grupos mimados por el NME, como en su día fueron The Strokes, y convencieron a los muchos curiosos que se habían acercado al escenario por curiosidad para comprobar si sus guitarras potentes y sus toques electrónicos son tan buenos como se dice. La otra opción era The Montgolfier Brothers en la carpa Fib club, pero como de momento no tenemos el don de la ubicuidad, no pudimos estar allí.


Electric Soft Parade en directo (FIB 2002)

Apenas una hora después, el escenario Verde ya estaba a reventar para ver a los Supergrass, que presentaban temas de su próximo 4º disco, y que miraron al pasado (reciente, pero a fin de cuentas pasado), cuando tocaron temas como “Richard III”, “Sun hits the Sky”, “Lenny” o el que fue su primer single, “Caught by the Fuzz”. Convincentes.


Supergrass en directo (FIB 2002)

Y por fin el grupo que muchos esperaban. Los decanos de la música alternativa española. El grupo que, a pesar de su pose altiva y distante, gusta a todo el mundo: Los Planetas. Aunque venían a presentar lo que será su nuevo trabajo Encuentros con entidades y centraron parte de su repertorio en presentar nuevos temas, no olvidaron temazos como Segundo Premio o La Playa que hicieron saltar a todo el mundo. Bromita final de J: antes de despedirse, tocó los primeros acordes de Cumpleaños total. Pero la cosa se quedó ahí, dejó la miel en los labios a las miles de personas que allí estaban. Aunque eso sí: mucho mejor que los directos de las fiestas de presentación del Fib.


Los Planetas en directo (FIB 2002)

Destacable las imágenes por la pantallas gigantes de una pareja en pleno acto sexual. Mientras tocaban la nueva “Máquina de escribir”, las imágenes que se proyectaban nos mostraban una pareja, aparantemente en medio del concierto, haciendo actos lujuriosos. ¿Realidad o ficción?

Muse empezaron muy fuerte. Mucho. Y es que son un grupo que demuestran su potencial en el escenario. Su piano con tintes dramáticos y hasta épicos, sus guitarras casi imposibles y el carisma del vocalista, Matthew Bellamy hace del trío de Devon una de las grandes apuestas de este festival. Y no decepcionaron. Aunque quizás hubo algún momento más bajo que rompió la continuidad de su directo, dejaron el listón muy alto. Final de lujo con Plug in Baby y, como buena banda de rock potente, batería por el suelo y distorsiones guitarreras como despedida.


Muse en directo (FIB 2002)

Y llegó el momento de volver a los 80, vestirnos de negro y pintarnos los ojos. The Cure aparecieron en el escenario principal del FIB dispuestos a ofrecer un concierto para sus fans. Para los de verdad. Y vaya si lo consiguieron. Una tras otra, fueron escogiendo minuciosamente canciones de su amplio cancionero, con la única intención de disfrutar tocando y hacer disfrutar a las más de 30.000 personas que en esos momentos estaban en el público.


The Cure en directo (FIB 2002)

“Out of this world”, “Watching me Falls”, “Open”, “Plainsong”, “Want”, “Trust”, “Shake Dog Shake”, “100 Years”, “The Kiss”, “Siamese Twins”, “Three Imaginary Boys”, “M”, “Bloodflowers”, “Play for today” (que bonito fue ver a Benicassim coreandola), y con “A Forest” poniendo punto y final. POrque el concierto de verdad acabó con “A Forest”. 2 horas inolvidables.


The Cure en directo (FIB 2002)

Luego, un segundo bis traería “In Between days”, “Just Like Heaven” y “Boys Don´t Cry”, pero eso sólo era un pequeño regalo de Smith & Cia a los que no entendieron y no disfrutaron de los verdaderos The Cure.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.