Lea Leone (Fotomatón Bar) Madrid 21/06/24

Aunque como quien dice, Lea Leone acaba de publicar su disco de debut, viéndola desenvolverse en el escenario parecería que varias décadas de carrera la contemplan. La hija de Isabel León y Fernando Alfaro más allá de un eslabón más de esa familia de hermanos carnales que tantas alegrías ha dado a nuestra música, tiene un universo propio totalmente identificable y alejado de sus referentes más obvios.

Algunas de las canciones de Alodina (Subterfuge, 2024) y temas previos como esas «Oxígeno» y «Los pájaros«, llevan tiempo paseando por los escenarios, construyendo un particular estilo que bebe de la canción de autor y de influencias tan dispares como el Donosti sound, Broadcast, Weyes Blood o Leonard Cohen.

El pasado Día de la Música, a Natalia Alfaro León le bastó una guitarra y su imponente presencia para captar la atención de quienes nos congregamos en Fotomatón Bar. Las presentaciones de Lea Leone, más allá de conciertos al uso, son veladas de descubrimiento de cada canción. Puedes escucharlas previamente y sacar tus propias conclusiones, pero sus explicaciones hablándote de lo que esconden, son impagables. Sosteniendo la actuación con su guitarra acústica y alternándola con la eléctrica («no os preocupéis que la que viene ahora es más ñoña») pasó por sus composiciones más conocidas, de «Encajar#3» a «La droga». Se acordó de su madre, presente entre el público, al tocar su favorita «El tiempo», sobre el inevitable paso del mismo.

Cantó a ese «Ford Focus» que ya no existe, nos cautivó con la dulce bossanova de «Pecera» o recordó el confinamiento en «Aquél sábado». En el tramo final volvió a contar la anécdota que inspiró la aún inédita «Palmeras extremeñas», un divertido medio tiempo lleno de ese costumbrismo que ya atesora como propio y aún tiene mucho por descubrirnos.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien