Mastretta – Música de automóvil (Subterfuge)

Lo bueno de que Mastretta saque nuevo disco es que no sabes por dónde va a atacar esta vez. Es cierto que “Música de automóvil” vuelve un poco a los sonidos marcianos de “Melodías de Rayos-x”, después de la aventura femenina de “Luna de hiel”, pero esto de sacar un disco conceptual dedicado… al coche!

Sí, amiguitos: música para conducir y ser conducido por la ciudad o en el autobús camino a tu tierra. Pero no os equivoquéis. Aquí no hay nada de guitarras a lo Canned Heat u odas moteras como las de Steppenwolf. Diferentes aspectos de ese oasis musical que puede llegar a ser tu coche se funden aquí para que muevas las orejas y también la imaginación. Y es que títulos como “Vuelta ciclista”, “Aventón en auto-stop” o “Portugal” son auténticas invitaciones a crear imágenes en tu coco (¡ojo!, sin quitar la vista de la carretera), a medida que pasan las notas.

Mastretta nos lo pone fácil a la hora de crear la banda sonora de nuestra película imaginaria: él ya escoge por nosotros el género (una road-movie cachonda y cotidiana a la vez) y las diferentes escenas (las canciones). Y encima sin post-rock. La peli en cuestión se parece a veces a una de Fellini (“Michelín”), con Nino Rota de por medio, y otras es una mezcla entre Sor Citroën, dibujos animados y música de anuncios (“Aventón en auto-stop”, “Camping Bellavista”). Canciones realmente divertidas como “Continental-auto” o “La roulotte” es lo que hacen de este “Música de Automóvil” un disco delicioso.

El disco se abre con “Reparto a domicilio”, toda una historia de lo que puede ser ir de calle en calle en una soleada mañana silbando en tu moto (o lo que vosotros queráis) y 40 minutos después lo cierra maravillosamente Julieta Venegas en la única pieza cantada (“Música de automóvil”), contándonos otra historia, esta vez explícita, pero no por ello menos linda. Música para perder años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.