Moses Sumney – græ (Jagjaguar)

Hace unos meses Moses Sumney se ponía delante del objetivo de una cámara para un vídeo promocional, y se emocionaba mientras sonaba “Polly”. Él se dejaba embargar por la emoción. Con la respiración entrecortada. Lloraba, y se limpiaba las lagrimas con la palma de sus manos. Emoción sin parafernalias. La música del joven californiano rezuma magnetismo, riesgo, y su voz se erige como el eje central en donde se asientan todo este crisol de sonidos ensoñadores.

Este segundo disco græ (Jagjaguar, 2020) nos lleva en volandas por paisajes sonoros siempre inesperados, cimbreantes, poéticos. El despliegue vocal de Summney es poderoso, casi diría que excesivo en algunos tramos, pero siempre salva los muebles con estrategias que se saca de la chistera. No está solo en este valiente tratado de espeleología sonora, sino que el plantel de colaboradores ayuda a revestir las canciones con los mejores ropajes. Daniel Lopatin, por ejemplo, refuerza la ululante progresión de “insula”, un arranque mullido en arreglos de cuerda, y en la brillante “Cut Me” crea voluptuosos arreglos de sintetizador que se acerca a la estética de James Blake, entre otros caprichos arquitectónicos.

La emoción impregna cada nota de “In Bloom”, muy cercano al Prince sensual, aspecto que ayuda el bajo cósmico de Thundercat. El sampler del pianista sueco Esbjorn Svensson ejerce de fuerza motora para que arranque “Gagarin” (en referencia al astronauta soviético), y Moses canta a cámara lenta sometiéndonos a un estado como de duermevela. El excelente saxofonista Shabaka Hutchings hilvana una epopeya afrofuturista en “Colouour” con una portentosa contribución vocal de nuestro hombre, contribuyendo que el melisma sea una obra de arte. El desasosiego y el querer abrirse las carnes en cada nota obran milagros como la citada “Polly” con los punteos de guitarra arañando, los ecos evanescentes de “Two Dogs”, o “Lucky Me” (coescrita junto a James Blake) en donde su forma de declamar anuncia una verdad innegociable.

Escucha Moses Sumney – græ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!