Mystery Jets – Serotonin (Rough Trade/Popstock!)

Aunque nunca hayan alcanzado el ansiado despegue definitivo que los destaque entre una clase media demasiado poblada, los británicos Mystery Jets dejaron a cambio optimistas destellos en Making Dens (2006) y Twenty One (2008), sus dos discos previos al presente Serotonin (2010). Esos detalles, concretados en efectivas canciones, han ejercido como esperanza a la hora de mantener el interés de su obra.

El caos arrasa por sorpresa en un tercer álbum de estudio sin apenas material provechoso, prevaleciendo un constante tufo prefabricado con el punto de mira ajustado hacia el adolescente adicto al semanario NME. Quizá aburridos con el papel secundario ocupado en la escena y motivados por el éxito comercial cosechado por The Killers o Muse tras recargados trabajos, los londinenses deciden probar suerte con este plomizo compendio de vacía grandilocuencia y horterada sin gracia, donde la personalidad brilla por su ausencia.

Si el inicio logra a duras penas aguantar el tipo con guitarras resignadas ante machacones sintetizadores y adornos desagradables, la situación se agrava con pomposidades como “Serotonin”, una constante épica de mercadillo o los horribles sencillos “Dreaming of Another World” y “Show Me The Light”. Entre un mar de empalagosa mediocridad destacan tibiamente la facilona “Flash A Hungry Smile”, la correcta “Lady Grey” y la suciedad final de “Lorna Doone”.

Tras media década aferrándose al halo de fe dejado por Mystery Jets, toca rendirse y asumir el camino que el quinteto ha decido emprender. El mismo que les ha conducido a ninguna parte situando Serotonin (2010) como uno de los sonados descalabros de la temporada.

ESCUCHA en Spotify: Mystery Jets – Serotonin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.