Rustin Man – Clockdust (Domino/Music As Usual)

En estos tiempos de confinamiento se agradecen discos como el nuevo de Paul Webb. Surcos que acarician los sentidos, ingrávidos, que acompañan en la soledad de tu recogimiento sin sobresaltos. La voz del ex Talk Talk parece macerada en barrica; suena sabia, libérrima, difícil de confinarla en las coordenadas de espacio/tiempo. Una dicción que nos narra bellas estampas sobre el paso del tiempo en ese tono otoñal tan peculiar en el artista británico que preña de nostalgia los recovecos del disco.

Para su tercer disco Clockdust (Domino, 2020) -con fantástica portada circense que hace un guiño a la estética Bauhaus-, por suerte no hemos tenido que esperar diecisiete años, y parecen descartes del extraordinario Drift code, un trabajo que nos pilló por sorpresa, pero dejó un poso indeleble en nuestra memoria.

Rustin Man es un tipo que va a lo suyo, sin necesidad de arrogarse ninguna coartada arty, ni, sobretodo, comulgar con los dictámenes de las draconianas leyes del mercado. De ahí que se salte a la torera cualquier lógica productiva, y lance al mercado un disco que se lleva pocos meses del anterior.

Unos surcos que, aunque no tan inspirados como el anterior, sí que encierra gemas de satinada belleza. “Carrousel Days” evoca su años de juventud, y lo hace a ritmo de unas notas de piano que recuerdan a los expresivos lienzos de Peter Hammill. Empezar por el Everest de un disco es cosa de valientes.

Más hermosas canciones esculpidas con trazo sinuoso a guitarra (“Gold & Tindel”, “Love Turns Her On”) sugieren retazos de tradición pastoral británica; “Jackie’s Room” tiende puentes con las armonías oblicuas de su anterior grupo, y en “Rubicon Song” experimenta con una suerte de pop hipnagógico fiel a la estética de sellos como Ghosh Box. Casi al final del disco vuelve a deslumbrar con “Night In The Evening”, un fascinante cruce entre Pram, el Canterbury Sound, David Bowie, el dub, y los late-night shows, con el buen hacer del batería, y fiel escudero, Lee Harris. Un disco ideal para escuchar tranquilamente mientras vemos por la ventana que las calles han sido tomadas por un terror invisible.

Escucha Rustin Man – Clockdust 

Un comentario sobre “Rustin Man – Clockdust (Domino/Music As Usual)

  • el 6 Abril, 2020 a las 6:51 pm
    Permalink

    Buen disco, siempre a la sombra de Mark Hollis, pero con un discurso interesante. Como viene demostrando un tiempo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.