Sara Pi – Break the chains (Satélite K)

La barcelonesa Sara Pi y el brasileño Érico Moreira se liberan de todas las cadenas en este segundo álbum, mucho más optimista y fresco que el anterior.

Así como en Wake Up, (su primer disco, publicado en 2013),  disfrutábamos de sonidos que nos invitaban a despertar, a no dejarnos llevar por la manipulación, los bloqueos y a observar y analizar el exterior, con Break the chains se deja todo eso atrás y se disfruta de una atmósfera liviana, tropical, llena de buenas vibraciones, que nos lleva en volandas durante toda la escucha para finalmente dejarnos como recostados en una de esas hamacas típicas de rincón cálido, acogedor y medicinal.

Sara Pi nos envuelve con su dulce y serena voz ya desde el momento en que suenan los primeros latidos en “432”: un tema que comienza con una cuenta regresiva de lo más interior y se zambulle de golpe en un característico RnB con toques orientales que nuestros oídos captan en ciertos “acentos”.

“Don´t give up” es un tema soul con un sonido limpio de banda en el que destaca un flamante cuarteto de cuerda, al que le sigue “Summertime”, el que fuera el primer single adelanto del álbum, cargado de color y detalles acuáticos protagonizados por las voces de Sara y Érico entrelazados con un elegante arpa e instrumentos de percusión brasileños que le dan ese toque inconfundible a este tándem tan soul, tan RnB, tan brasileño y tan ecléctico.

En “I had a dream” disfrutamos de nuevo de ese soul de banda, ese soul digno de los mejores directos; para pasar al soul acústico con los temas más calmados y románticos del disco: “All of my life”. Y es a partir de “A vida enteira” cuando abren la caja de los sonidos brasileiros y dejan salir ese tropicalismo jazzy aderezado con ritmos inigualables mezclados con una voz que, no solo no pierde su esencia soul, sino que podríamos decir que se completa y se nota por fín libre cuando se mezcla con Brasil. Brasil y soul en uno.

“I love you” es el tema más sensual del álbum: una samba llevada al terreno soul con un gusto exquisito, los ritmos reggae se apoderan de “Liberte-se” junto con la voz de Érico Moreira, protagonista en este tema.Y llegamos al que quizá sea el que más alterna el sonido Brasil con el RnB y que nos deja un mensaje muy claro: “We are beautiful”, el que fue elegido como segundo single y que es, para una servidora, sin duda el que mejor refleja el estilo Sara Pi.

También hay cabida para los rasgos orientales en “Breaking free”, en el que sitar y guitarras vuelven a entremezclar a la perfección oriente y occidente, junto con los scratches de Dj Panko, (Francisco Gabás).

Volvemos a los sonidos más occidentales y urbanos con “Be yourself”, una canción que fácilmente podríamos encontrar en uno de esos álbumes provenientes de los Estados Unidos, y que tanto se queman en nuestros reproductores. “RedenÇao” es pura elegancia, pura armonía y sensualidad. Esto se debe en mucha parte a la inclusión del berimbau y en parte a lo que ya se viene recalcando en párrafos anteriores: personalidad y eclecticismo.

“Mais amor” nos trae de vuelta el cuarteto de cuerda de los temas iniciales y un mensaje muy claro: el amor verdadero como luz, como auténtica revolución. A modo de “outro”, cierra este flamante disco  una versión mucho más calmada de “Don´t give up” en la que destacan el piano acústico y la flauta travesera.

Gracias a Sara Pi y el gusto exquisito a la producción de Érico Moreira, los amantes de la música negra descubrimos con Break the chains un combo muy especial que no nos deja indiferentes y nos acerca al sur de América, al sonido de la samba, el maculelé, el maractú y el baiao. Descubrimos que la música negra puede hacerse en cualquier parte del mundo si de verdad se siente. Descubrimos que Brasil y soul pueden ser el matrimonio perfecto. Un rincón en el que abrir los colores y sentarse al sol, a respirar y sentirse al mismo tiempo lejos y en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.