Schwarz – Hard Listening (Sandwich Records)

A pesar de que ya hace unos meses de la publicación de este Hard Listening de los murcianos Schwarz, no queríamos dejarlo pasar sin hacer una reseña.

Ya habían sorprendido a muchos hace tiempo, cuando publicaron These songs means nothing, y ahora continúan en la línea marcada ya por aquel entonces. Lo primero que se nos viene a la cabeza con una simple escucha es el recuerdo del debut discográfico de Manta Ray, es decir, rock emocional, post-rock y atmósferas densas y cargadas, pero este Hard Listening llega mucho más allá de eso, pianos, teclados analógicos, sitar, theremin y una interminable lista de instrumentos se encargan de ello.

Hombre, no nos (ni os) vamos a engañar, no es el mejor disco de la historia, entre otras cosas porque escucharlo requiere un esfuerzo, no es un disco fácil, y la primera dosis de 60 minutos puede dejarte k.o., pero poco a poco podemos apreciar los matices, y tras la densa y oscura Hard Listening, llega la explosión de luminosidad vespertina de Travels without moving, y es que se trata precisamente de eso, de llegar con tu mente a esos parajes que un día nos propusieron Spiritualized a través de los teclados analógicos primero para finalizar el tema con una explosión de guitarras y batería que nos muestra la luz de un día soleado que está por llegar.

Los matices siguen apareciendo, y el ritmo llega a ser funky e incluso hip hop en I’m bored with rock’ n’ roll (como veis, los títulos siguen siendo significativos). Pero no todo es ensoñación y densidad y Through your eyes enseña unas guitarras totalmente claras y limpias, para dejar paso a los teclados futuristas de Stereolab, en Tsunami especialmente presentes, pero que flotan a lo largo de todo el disco.

Ya para acabar, Moonsickness es otra demostración del más impresionante post-rock que se hace en la actualidad, y cerrando el disco The hardest way, que durante los seis últimos minutos se pierde en la experimentación.

Que sí, que Hard listening merece la pena, no lo descartéis a la primera escucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.