Shugo Tokumaru – Port Entropy (Souterrain ransmissions)

El japonés Shugo Tokumaru es un experto en crear paisajes musicales a partir de cancioncitas que abrazan el mundo de lo infantil sin ningún pudor. Lo vuelve a conseguir en este Port Entropy en el que parece exactamente como si hubieran soltado al hermano nipón de Sean Lennon en una juguetería con su piano, su guitarra y su banjo para dedicarse a crear la banda sonora de una delicada película de dibujos animados.

Los temas de este disco derrochan una alegría tan limpia e inocente como la de un crío: melodías pop, del que se ha empapado de Beatles, arregladas con una abundante instrumentación, desbordante de magia y a ratos incluso pletórica. No importa que esté cantado íntegramente en japónes: es justamente este idioma el que remata los temas con un barniz naïf tan característico de buena parte de lo que nos llega del país nipón. Escuchar “Lahaha” es dejarse contagiar por un súbito arrebato de felicidad y optimismo. Y nada mejor que el éxtasis de “Tracking Elevator” y su mundo de arcoiris y colores. Es imposible no sonreír.

Como en todo buen cuento, los momentos más alegres y desenfadados se mezclan con otros donde baja el ritmo. Tokumaru llena estos espacios con temas introspectivos cargados de melancolía y nostalgia, aunque sin llegar a tristes, como “Linne” (con un curioso regusto afrancesado)  o “Laminate”. O momentos en que los temas dejan de ser directos y candorosos y, como en “Drive-thru”, se revisten de sonidos intrincados y algo oscuros y peculiares.

Con este cuarto álbum (quinto si no tenemos en cuenta una demo anterior que ni él mismo considera como disco), Tokumaru vuelve a demostrar que es un multi-instrumentista sobresaliente al que no le importa apabullar con flauta, piano, carillón, guitarra y percusiones. O emocionar únicamente con su voz y un xilófono. Con el temple de un buen artesano, consigue ensamblar un discurso que fácilmente podría haberse dispersado, pero que se mantiene ordenado y coherente a lo largo de todo el disco. Pop de cámara luminoso que puede gustar tanto a los amantes del género… como a sus hijos.

ESCUCHA en Spotify: Shugo Tokumaru – Port Entropy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.