Singles Supremos: “Heart full of soul” de The Yardbirds

1965: un año clave y revolucionario dentro de la música inglesa. Por ejemplo, el venerado guitarrista Eric Clapton, incondicional del blues puro en aquel instante, suspendió su relación con The Yardbirds porque éstos se aventuraron hacia un alejamiento de este citado estilo de raíces norteamericanas y se inclinaron a explorar otros territorios como el pop de tonalidad beat, a través de temas como “For your love”.

-”No me gustó el camino que estaban tomando The Yardbirds”- llegó a declarar el propio Clapton, muchos años después.

Consecuentemente, una colorida mutación daba sus primeros pasos dentro de la escena británica y más aún cuando, 3 meses después, esta misma banda londinense publicó un single supremo, magnético e imperecedero como es el rock pre-psicodélico y de aires orientales “Heart full of soul” (n º2 en las listas de Gran Bretaña y nº9 en Estados Unidos).

 

Sick at heart and lonely,
deep in dark despair.
Thinking one thought only
Where is she?, tell me where
And if she says to you,
she don’t love me,
just give her my message.
Tell her of my plea.
And I know.
If she had me back again
I would never make her sad.
I got a heart full of soul.
(Chorus repetition)
She’s been gone such a long time,
longer than I can bear
but if she says she wants me,
tell her that I’ll be there
and if she says to you
she don’t love me,
just give her my message.
Tell her of my plea.
(Chorus repetition)        

Con el corazón enfermo y solitario,
en una oscura y profunda desesperación.
Pensando en una sola cosa
¿Dónde está ella? Dime dónde.
Y si ella te dice
que no me ama,
únicamente, dale mi mensaje.
Cuéntale mi suplica.
Y lo sé.
Si ella me tuviera de nuevo
nunca la haría entristecer.
Tengo un corazón lleno de alma.
(Repetición del estribillo)
Se ha ido por mucho tiempo,
más de lo que puedo soportar
pero si dice que me quiere,
dile que estaré allí
y si te dice
que no me ama,
dale mi mensaje.
Cuéntale mi súplica
(Repetición del estribillo)

La magnífica, honda, sombría, quejosa y enigmática voz de Keith Relf lidera un sentimiento, en el fondo melancólico, el cual transmite una crónica sobre un arrepentido y endeble muchacho que padece un considerable bajón anímico porque añora, febrilmente, a su ex-novia y él anhela que ella retorne a sus brazos. Al propio Relf (malogrado prematuramente en 1976, por desgracia) le dedicaron una biografía, en 2020, titulada precisamente así: “Heart full of soul” (escrita por David French y con prólogo de Alice Cooper)

Centrémonos ya en aquellos instantes del decisivo año 65.

La importantísima partida del guitarrista solista Eric Clapton se constituyó como un “problemazo” a resolver para The Yardbirds. De tal modo, el propio vocalista y armonicista Keith Relf, el guitarrista rítmico Chris Dreja, el bajista Paul Samwell-Smith y el batería Jim McCarty decidieron ofrecerle el puesto vacante a un jovencísimo pero ya muy respetado guitarrista de sesión llamado Jimmy Page; el cual había trabajado al servicio de, nada más y nada menos, que de The Who, The Rolling Stones, Them o The Kinks. Sin embargo, Page declinó la oferta porque era muy buen amigo de Clapton y no quería disgustar a éste (aunque, curiosamente, fue el mismo Eric el que lo sugirió como sustituto suyo) y porque obtenía cuantiosos ingresos como “sesionista”. Sin embargo, el mismo Jimmy aconsejó a The Yardbirds contratar a un viejo colega suyo que conocía desde la infancia: se trataba de Jeff Beck (procedente del combo The Tridents); el cual acumulaba muchas posibilidades de cubrir la citada baja de Eric Clapton con altas garantías.

Tras componer Graham Gouldman el aludido tema “For your love” para la propia banda de Londres, ésta volvió a contar para “Heart full of soul” con dicha figura clave de la british invasion y que también había ofrecido sus canciones a otras figuras como The Hollies, The Shadows o Herman’s Hermits.

Para esta composición que hoy nos ocupa, el mismo Gouldman agregó varios cambios de tempo y además, un arreglo que recordaba a sonidos de Oriente y que, al unísono y por otro lado, contiene ecos como si se tratase de un jinete solitario que cabalga por el Lejano Oeste. En otros términos, Graham Gouldman (militante de 10cc, en los años 70 y de Wax, en los 80) creó una magistral melodía que resultaba empírica, y a la vez, pegadiza y de letra cargada de tragedia romántica.

Debido a que el músico de estudio Brian Auger colaboró con un instrumento inusual, por entonces, como es el clavicémbalo en la propia “For your love”, el representante y productor de The Yardbirds, Giorgio Gomelsky, decidió que había que insertar otro elemento inédito en el siguiente sencillo del grupo.

De este modo, el mismo Gomelsky trajo al estudio Advision, en Londres, a un session man especialista en sitar genuinamente hindú para tratar de plasmar el espíritu de la partitura original de Graham Gouldman. Dicho intérprete era un virtuoso en su estilo pero, sin embargo, no se pudo adaptar al tipo de compases de pop-rock occidental que requería “Heart full of soul” y The Yardbirds no quedaron satisfechos con la iniciativa, tras intentarse dos tomas. Tampoco otro intérprete contratado, el cual tocó la tabla de percusión hindú (una especie de bongos) pasó la prueba.

Por otro lado, estaba la problemática de que para todos los directos de The Yarbirds, en aquella época de mediados de los años 60, no iban a poder contar tampoco con un instrumentista específico para rasguear el sitar en cada concierto.

Entonces fue cuando el recién incorporado Jeff Beck, (que pensaba que el sitar probado no obtuvo ningún ritmo aceptable) el cual siempre invitó a la banda a explorar nuevos sonidos, decidió emplear una novedosísima técnica que había aparecido por entonces: se trataba de un pedal fuzz para distorsionar, electrónicamente, el sonido de guitarra y proporcionar a “Heart full of soul” ese buscado efecto hindú como si fuera el propio sitar.

“Jeff Beck simplemente lo logró” – manifestó el guitarrista rítmico Chris Dreja al escuchar como su compañero Jeff dobló, enérgicamente, las notas más altas a las seis cuerdas y ajustó la fuzz box de modo idóneo.

De ese modo, surgió ese habilísimo riff tan memorizable para los oyentes. Había nacido el raga rock, es decir, el género rockero mixturado con los sonidos de la India; el cual también había estrenado The Kinks, tan solo dos semanas antes con “See my friends”. Todo aquel híbrido sónico Occidente-Oriente era absolutamente precursor.

Por su parte, el bajista Paul Samwell-Smith añadió coros, los cuales suenan tan lejanos, a través de un efecto delay.

Matizar que fue el mismo Jimmy Page el que prestó la caja fuzz a Jeff Beck. Dicho artilugio fue  diseñado, de modo personalizado, por el reputado ingeniero de sonido Roger Mayer; el cual también ayudó, luego, a Jimi Hendrix a edificar la mítica “Purple haze”, en 1967. Por otro lado, el mismo Jimmy aunque de momento no intervino instrumentalmente, sí que asistió a las sesiones de The Yardbirds con “Heart Full of soul” y aprovechando esa circunstancia presencial, se apropió del mismo sitar con el que se había intentado grabar en un principio.

En ese momento, George Harrison también fue otro que tomó buena nota del tema de la fallida intención con el sitar de The Yardbirds y el mismo Harrison aplicó luego, exitosamente, este instrumento a canciones de The Beatles como “Norwegian Wood” (1965), “Love you to” (1966) o “Within you without you” (1967).

El baquetero Jim McCarty manifestó que “Heart full of soul” era una canción con carácter y que la partitura original les dio pie a tocarla de una manera oriental. También aseguró McCarty que a The Yardbirds les complació tener un hit como “For your love”, lo que les ayudó a buscar un nuevo nivel y que se les abrieran puertas para varias giras por Inglaterra; siendo la propia “Heart Full of soul” la continuación perfecta como segundo single de impacto popular. Prosiguió dicho baterista explicando que aquello favoreció a que la banda continuase esa nueva tendencia a crear temas de calado popular, lo que provocó una considerable felicidad y un acuerdo total entre los miembros del grupo y a animarse a seguir experimentando.

Como irónica curiosidad, comentar que en la edición norteamericana de “Heart full of soul”, lanzada por Epic Records en Julio de 1965, por error aparece aún Eric Clapton junto a la banda, en la portada de promoción de dicho single.

Ya en 1966, Jimmy Page se incorporó, por fin, a las filas de The Yardbirds para ser bajista en sustitución de Paul Samwell-Smith y luego como segundo guitarra solista (aunque, poco después,  Jeff Beck fue despedido de la formación, lamentablemente) y a partir de ahí, el mismo Jimmy sí que participó en las interpretaciones televisivas y en otros escenarios, de 1967 y 1968, en lo referente a “Heart full of soul”; un tema éste que influyó luego en temas atormentados y sombríos que compusieron artistas del calibre de Ian Curtis y muchos otros.

Son algo más de 60 versiones que se han efectuado de la tonada, hasta hoy, por parte de los más diversos artistas pero destacaremos aquí las adaptaciones de Chris Isaak (1986), L.A. Guns (1999), Dokken (2002) o Rush (2004).

 

Este reportaje es en homenaje al gran Jeff Beck que falleció el pasado 11 de enero, a los 78 años.

 

4 comentarios en «Singles Supremos: “Heart full of soul” de The Yardbirds»

  • el 12 enero, 2023 a las 5:53 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias a Txus Iglesias y a Muzikalia por este single imprescindible y tan carismático de este gran grupo de los años sesenta, que además sirve de homenaje a la grandiosa figura del guitarrista Jeff Beck. El mundo de la música, de nuevo de luto. Respeto y admiración por la obra de Jeff, imperecedera. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 12 enero, 2023 a las 10:02 pm
    Enlace permanente

    Muy buen artículo de Txus Iglesias, gran homenaje al recién fallecido Jeff Beck. Otro de los grandes que se va. Triste notícia la de hoy, para la música.
    Single emblemático de los Yardbirds, uno de los mejores grupos de los 60.
    Bravo Txus, bravo MZK.

    Respuesta
  • el 14 enero, 2023 a las 10:20 pm
    Enlace permanente

    Un articulo emotivo y interesante a partes iguales.
    Gracias a txus iglesias por su gran articulo y a la revista también por publicarlo.
    Musica sin limites.
    Un saludo.

    Respuesta
  • el 16 enero, 2023 a las 2:54 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias a Xavi Gállego, a Gemma Casas y a Manu López, por sus comentarios y opiniones, aquí en Muzikalia, sobre el tema de The Yardbirds.

    Jeff Beck Forever! We will miss you, guitar man!

    Un saludo de Txus

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien