Teenage Fanclub – Endless Arcade (Merge Records)

En la carrera de Teenage Fanclub puede que haya un antes y un después, y esa hipotética ruptura no viene tanto por la parte de su inconfundible sonido, una marca de fábrica indeleble y maravillosa, sino más bien por la de la membresía de algún nombre fundamental en la evolución y afianzamiento de dicha distinción sonora. Después de que el bajista y principal autor Gerard Love decidiera abandonar el barco en 2018, la responsabilidad se empezó a repartir entre los otros talentos de Normal Blake y Raymon McGinley, con el resultado de que la nave, pese a su constante orientación, perdiera una parte importante del timón. Si eso se refleja o no en la pequeña marejada que supone este Endless Arcade es algo que tendrán (o tendremos) que decidir sus fieles, decisión ante la cual me temo que no podremos encomendarnos a la esquiva unanimidad.

Era de esperar que encontráramos de nuevo aquí nuevos himnos que sigan enriqueciendo la esencia de la banda, y esos son, con sus impolutas melodías, “Warm embrace”, “Home” y “Everything is falling apart” –en la que suenan los teclados del supuesto nuevo componente del club, Euros Child, también en las filas de Gorky’s Zygotic Mynci-, pero también que viraran levemente el rumbo hacia mares más profundos y orillas en las que anclarse a otras tradiciones, como el medio tiempo “In our dreams” o la más luminosa “The sun won’t shine on”, inclinada hacia un folk-rock que siempre estuvo en la base de los escoceses. Quizás sea esto un indicativo de que el momento actual de Teenage Fanclub pasa por una tendencia a la opacidad, un tono más ocre de lo habitual y unas canciones algo más turbias de lo esperado. Así ocurre en una preciosista “Back in the day”, con unos grandes juegos de voces cantándole a la desesperanza y la nostalgia, justo lo contrario que en “Come with me”, una medianía de fondo optimista pero sin el calado necesario, algo que podría también decirse de las totalmente olvidables “Living with you” o “Silent song”, gemas en el repertorio de cualquier otra banda primeriza pero agotadoras en manos de quienes parecen querer agotar una fórmula que sin embargo aún presenta signos de perdurabilidad. ¿Significa todo esto que el nivel medio de sus discos ha bajado hasta hacer de este un trabajo prescindible? No del todo, y habría que matizar la respuesta.

Siempre han tenido una singular habilidad para hacer canciones de amor bonitísimas y radiantes, y ahí siguen, facturando “I’m more inclined” otra incluible en dicho lote, y eso es algo que nos seguirá conmoviendo lo hagan como lo hagan. Los hemos querido tanto que hemos de ser conscientes de que hay amores que matan y que dichos amores además nunca mueren, como dijo algún poeta metido a músico. Con cada nuevo disco ya somos conscientes de que nada será como antes, cuando todo nos pillaba por sorpresa y descubríamos nuevos referentes cada vez que sonaba una de sus canciones; ahora lo importante es dejarse llevar, saber el lugar en el que estamos y están ellos, y disfrutar de la vida que les y nos queda por vivir. Y dejar de esperar grandes sobresaltos, porque ni los necesitamos ni igual tampoco nos hacen demasiado bien.

Escucha Teenage Fanclub – Endless Arcade

Un comentario sobre “Teenage Fanclub – Endless Arcade (Merge Records)

  • el 7 Junio, 2021 a las 12:04 pm
    Permalink

    Buena reflexión. Sería necesario responder a la pregunta: ¿Significa todo esto que el nivel medio de sus discos ha bajado hasta hacer de este un trabajo prescindible?

    Tal vez “prescindible” no sea el término más apropiado. Posiblemente, deberíamos hablar de “álbum menor”. La siguiente pregunta sería: ¿Supone este descenso algún problema para sus fans?

    Hay carreras y trayectorias que se hacen demasiado largas porque lógicamente los músicos tienen que seguir viviendo. También creando, también. Pero se hacen demasiado largas.

    Un saludo a toda la redacción.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien