The Offspring – Splinter (Columbia)

Los californianos The Offspring vuelven a la carga con Splinter, 32 minutos de su peculiar mezcla de punk, rock, hardcore y esos toques jamaicanos que les caracterizan.

Desgraciadamente, ni los años pasados desde la publicación de Conspiracy of One, ni la incorporación del nuevo batería Atom Willard les ha hecho reinventar la fórmula. Splinter es simplemente más de lo mismo y según como incluso un poquito peor, por que la repetición del esquema hace perder el factor sorpresa.

¿ Y qué pasa si es más de lo mismo? Para esta pregunta la respuesta la dais vosotros y aunque no creo que nadie esperara que el nuevo álbum de The Offspring ofreciera ningún giro demasiado radical, después de diez años sobre las tablas corren el riesgo de aburrir, al menos en disco porque el directo es otra cosa, simplemente una fiesta.

“Hit that” ha sido escogida como single. Una canción que la primera vez que la escuchas no te la puedes tomar en serio, los arreglos son simplemente de risa pero hay que reconocer que el estribillo se mete en la cabeza de una manera impresionante.

Claro ejemplo de lo que han sido son y, al parecer, serán The Offspring son “The Noose”, “Long way home”, “(Can’t get my) head around you”, “Never gonna find me” y “Lightning rod” melodías rápidas, baterías aceleradas y guitarras distorsionadas para dar forma a su contundencia punk y a su evolución hardcore. En una línea más melódica, sin perder la contundencia se encuentra “Rage against myself” y finalmente “Spare me the details” que está mucho más cerca del pop de lo que nos suelen tener habituados.

Mención a parte merecen “The worst hangover ever” que sigue la línea, por no decir manía, de incluir una canción con toques ska y jamaicanos en sus discos como ya hicieran con “Why don’t get a job” en Americana o “What happened to you” en Smash aunque esta vez esté demasiado cerca del estilo veraniego de los Smash Mouth y “Da Hui” un minuto y cuarenta y dos segundos de puro hardcore y punk, la perla del disco por que puede transportar al oyente a tiempos de Smash e incluso de Ignition.

Splinter es más de lo mismo, es por tanto decisión del oyente decidir si eso es suficiente o no, aunque hay que reconocer que después de escucharlo un par de veces se le acaba la mecha.

Siendo justo, Splinter es sólo para fans.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.