El Petit De Cal Eril – N.S.C.A.L.H. (Bankrobber)

A Joan Pons, cerebro tras El Petit De Cal Eril, no le hace falta extender su discurso ni perderse en detalles innecesarios. Lo suyo es la concreción, y en eso es un maestro. En eso, y en el admirable arte de elaborar piezas con cierto aire barroco donde la riqueza instrumental y el modo de jugar con los matices impresiona por cautivador y original. Guitarras que escupen riffs cuidados, puntuales teclados intencionadamente vintage y una excelente producción a cargo de Jordi Matas, elemento fundamental a la hora de interpretar el universo El Petit De Cal Eril / Ferran Palau como nadie, sus trabajos suenan rematadamente compactos, repletos de sustancia y sin lugar al relleno.

Esta octava entrega, N.S.C.A.L.H. (Bankrobber, 2021), acrónimo de “No sabràs com acabarà la història”, no es una excepción. Girando en torno al concepto del tiempo, que tan bien sabe economizar en su proceso creativo, y coqueteando con el español y el italiano en dos notables números, sus fugaces píldoras coloristas y de belleza cálida y entrañable dibujan una muesca si cabe aún más certera en su demostrada puntería para dar en la diana de la perfecta canción pop. Las canciones fluyen con más groove si cabe, orgánicas y plenas de vida, cambiantes y siempre adictivas. Condensan la magia de una melodía perfecta y unos arreglos que solo saben sumar, y la subliman de manera certera, con pasmosa precisión.

Ejemplos de cómo ha perfeccionado aún más su fórmula, hay aquí un buen puñado: desde el excelente single de apertura, “Cauen Les Estrelles”, algo así como unos Animal Collective domesticados y terrenales, al desarmante esplendor de las directas “Cap A Tu”, “Les Hores”, “Ara O Mai” o “Cada Día Surt El Sol”, hits como soles en un mundo ideal, haciendo parada en la espiral hipnótica de “Quen Estic Amb Tu”, y pasando por sus comentados y enriquecedores paseos por nuevos parajes: “Las Cosas Que Creo”, “Non Tornerai”. Todos estos alicientes hacen que los veintiún minutos de este delicioso viaje por galaxias lejanas y evocadoras, presentado bajo la estupenda portada de David de las Heras y guiado por el delicado timbre de Joan, resulten del todo exquisitos, pidiendo volver al inicio una y otra vez y haciendo que aquello de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, se proyecte aquí como una verdad absoluta. Pequeño gran disco.

Escucha El Petit De Cal Eril

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien