The Pains of Being Pure at Heart – The Pains of Being Pure at Heart (Slumberland/Fortuna Pop )

Los norteamericanos The Pains of Being Pure at Heart deciden comenzar su lp de debut escondiendo intenciones. Porque empezar un disco con “Contender” es un regate de delantero habilidoso: enseñas un medio tiempo bañado en distorsión, aceleras en “Come Saturday” y rematas a puerta con una “Young Adult Friction” sobrada de frescura.

Panderetas, guitarras rasgadas con el punto necesario de brío, teclados que las arropan, juegos de voces chico-chica agudos y efectivos,… elementos con los que construyen un notable armazón que podría haberse quedado en un correcto ejercicio de estilo, pero que, en manos de estos indie-kids, contagia emoción, alegría. Su rabia adolescente es templada y la encauzan con habilidad e intuición. Así, la distorsión empleada apenas ensucia unas melodías fantásticas; más bien las acompaña, las redondea.

Meses atrás, la producción opaca de un puñado de temas repartidos en varios eps atenuaba su brillo. Ahora, ayudados por el trabajo de Archie Moore (Black Tambourine / Velocity Girl) en las mezclas, las canciones del cuarteto de Brooklin resplandecen con la misma luz que desprendían los primerísimos My Bloody Valentine, los grupos de Sarah Records (Another Sunny Day, Boyracer, los Field Mice más saltarines,…), McCarthy, The Jesus & Mary Chain y, por ende, lo más granado del twee-pop británico de finales de los 80.

¿Será entonces “This Love is Fucking Right” –soberbio indie-hit sobre incesto- una respuesta rotunda y sin pamplinas al gay friendly “This Love is not Wrong” de The Field Mice? ¿Serán las melodías de sus canciones robadas o prestadas? No importa mucho, la verdad, porque The Pains of Being Pure at Heart, estupendo nombre tomado de un cuento escrito por un amigo del cantante, no inventan nada, claro, “sólo” lo recrean con un acierto bárbaro. Y eso, querida, es tanto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.