The Wave Pictures + Caballo Trípode – Sala Wah-Wah (Valencia)

En primer lugar debo confesar que acudí al concierto de The Wave Pictures más por curiosidad que otra cosa. No tengo sus discos, aunque los dos últimos los he escuchado unas cuantas veces sin llamarme excesivamente la atención. Pero la gente habla mucho y bien de sus directos, y sobre todo mis compañeros en Muzikalia cuentan maravillas de su actuación en el pasado FIB, aunque a mí me parecieron un poco sosos en varios vídeos que pude ver a lo largo de la semana. Así que anoche cogí los bártulos y me planté en la Sala Wah-Wah de Valencia, con una actitud un tanto escéptica, a ver qué pasaba.

Lo que pasó es que las puertas se abrieron antes de las 22h, y empezó a entrar gente. Bastante gente. Los teloneros, el grupo Caballo Trípode, de Gandía, abrieron la velada con un bombardeo de temas garajeros de menos de 2 minutos, urgentes pero solventes, que consiguieron calentar el ambiente. Diría que tal vez demasiado.

Y es que habría que realizar algún estudio sobre los motivos que empujan a la gente a gastarse 15 euros en un concierto sin tener ninguna intención de atender a lo que ocurre sobre el escenario. Cuando The Wave Pictures se subieron al mismo y empezaron a acariciar suavemente sus instrumentos, presentando una de sus canciones más bonitas y  reposadas  (“Now that you’re are pregnant”), el público seguía con su cháchara, más pendientes de saludar a los amigos, de hacerse fotos, de hablar con el móvil o ligar con las camareras (espectacular el asedio de un cuarentón que tenía cerca de mí, calvete y entrado en carnes, a todo lo que se meneaba). Pero los componentes del grupo inglés, sobre todo David Tattersall aunque no sólo él, me sorprendieron gratamente con su simpatía, su naturalidad y su saber estar en el escenario. Lejos de molestarse como hubieran hecho otros, Tattersall y los suyos se unieron a la fiesta. A la segunda ya escupieron su himno “I love you like a madman”, y consiguieron ganarse el interés de la mayor parte de los más de 300 asistentes que prácticamente llenaban la sala. Luego David contó alguna anécdota sobre su estancia en Valencia, lanzó algunos halagos sobre lo bien que comemos los españoles en comparación con otros países europeos, pidió un reconocimiento para los excelentes solos del bajista, y ciertamente estuvo muy simpático y comunicativo con el público durante todo el concierto. A esas alturas ya era más que evidente mi mala puntería a la hora de escoger los vídeos que estuve viendo a lo largo de la semana.

El ritual se repitió varias veces a lo largo de la noche: en los temas más lentos había demasiada gente que dispersaba su atención y se hacía bastante difícil permanecer pendiente de lo que ocurría sobre el escenario, pero luego en los temas más moviditos (esperadísima, celebradísima y bailadísima “Strange fruit for David”) la gente se entregó a tope convirtiendo la sala en una enorme fiesta de la que Wave Pictures eran, a la vez, instigadores y participantes. La histriónica interpretación que el batería realizó de “Sleepy eye” fue muy divertida y aplaudida por el público, como también fue muy coreada “Instant coffee baby”, que si no recuerdo mal sirvió para cerrar (antes de los bises) el concierto. Sin embargo, salvo tremendo despiste por mi parte, juraría que no sonó “Leave the scene behind”, aunque sí su single “Watching Charlie’s Angels”.

Reclamados con muchísima insistencia por el público, volvieron para realizar una estupenda versión a capela del “Strawberry cables”, incluido en su último disco, y para despedirse finalmente con una genial interpretación de “Kiss me”.

Salí de la sala convencido de varias cosas: en primer lugar, Tattersall es tan excelente guitarrista como comunicador, tremendamente hábil para convertir lo que podría haber sido una molestia en una estupenda fiesta; en segundo, soy tonto por no haber prestado atención antes a esta gente y debo escuchar sus primeros discos cuanto antes; finalmente, para finalizar con mis conclusiones, sepan ustedes que es carísimo intentar ligar con una camarera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!