Especial: Top 12 de canciones de Los Ronaldos

Los Ronaldos (recuerda nuestra entrevista con ellos) se constituyen como uno de los más sobresalientes y, sobre todo, más originales grupos de toda la ruta cronológica del rock and roll español. Se cumplen ahora 25 años de su postrero LP de estudio, editado en 1994 (dejando aparte, por descontado, “4 canciones” de 2007, ya que es un EP) y el caso es que se añora a esta histórica y excepcional formación. Bajo mi prisma personal, nunca debieron quebrar el proyecto a finales de los 90 y debieron haber arrojado muchos más álbumes de formato largo.

La singularísima voz nasal de Coque Malla, esa guitarra que era como una infalible lanza punzante de Luis Martín y la poderosa y conjuntada sección rítmica de Luis García al bajo y Ricardo Moreno a la batería, edificaron un felino castillo que  rememoraremos a continuación.

12- NO PUEDO VIVIR SIN TI

Dentro de la algo innecesaria y bastante fugaz vuelta de Los Ronaldos, en 2007 (reaparecer solamente con un Extended Play, lo considero poco bagaje tras las cotas de estudio conseguidas anteriormente), este popular tema fue uno de esos momentos donde más se acercaron a sus memorables épocas creativas, aunque por supuesto, sin lograr recuperar ni la potencia, solidez, inspiración y frescura de los 80, ni el meritorio riesgo con sustancia de los 90. Mejor ni oir hablar de la serie de vacuas historias que suscitó “No puedo vivir sin ti” los siguientes años después de editarse (tediosas polémicas con la letra, olvidable versión de OT, aparición en un anuncio de T.V., etc.) porque son cosas que no guardan ni un atómo de relación con el más auténtico rock and roll. También composiciones como “El León”, de aquel 2007, pueden considerarse bastante aceptables y es que cuando se charla de un grupo de los muchos quilates que atesoran Ronaldos, no son las cosas totalmente blanco o negro y existen muchas diferentes tonalidades.

11 – IDIOTA

En 1994, la indudable naturaleza rockera de Los Ronaldos continuaba tornándose cada vez más y más intermitente pero seguían existiendo instantes donde lograban recuperar dicha esencia al máximo nivel del que ellos eran capaces o al menos muy cerca de ese listón. El tema-título “Idiota” (al fin y al cabo, solamente era un reproche artístico de ellos mismos frente a un espejo, algo confesado, honestamente, por la propia  banda) fue  el más célebre y vistoso ejemplo de que aún no habían extraviado del todo sus genuinos pistoletazos a mediados de aquella década. Recorriendo otras sendas como el blues (“Sentí llamar” -1990), la psicodelia más ligera (La fábrica del amor -1992), el funky más puro (“Rompe el suelo” – 1994) o las melodías pop (“Volveré”-1994), por ejemplo, ¡cuidado! también fueron ellos muy muy buenos y explorables pero, su esencia musical más fructífera es indiscutible de cual se trató siempre: el r’n’r’. Por desgracia, en los años siguientes se iría apagando el increíble brío “ronaldista”, hasta su primera separación de 1998.

10 – TU VERÁS

Una de las más emblemáticas del bastante incomprendido disco Cero, de 1992 y aunque  “Esperando un milagro” puede resultar más conocida como single, ésta tiene algo menos de profundidad y pegada que el propio “Tu verás” (con su toque algo funk), el cual sí que consigue un pico algo más alto, dentro de las fantásticas capacidades del grupo.  En concreto en este  mismo álbum del 92, la elaboración resultó mucho más sofisticada y agotadora que en cualquier otro trabajo suyo (7 meses de grabación) y es que, aún con todo, también hay que reconocerles y agradecerles la valerosa metamorfosis que plantearon  durante todo el pomposo minutaje del propio 0.

9 – EL GURÚ.

Cuando se escribe sobre Los Ronaldos no se puede esperar mucho para mencionar los mejores temas de su obra maestra, Saca la lengua de 1988, LP el cual  considero uno de los 10 más importantes discos de rock and roll de la historia de este género, en España. La impactante y extraordinaria música / letra de “El Gurú” (sobre una lideresa y su  dócil séquito) iniciaba, brillantemente, aquel asunto. El interrogante es ya obligado, ¿debieron evolucionar y perfeccionar Los Ronaldos sus siguientes discos, a partir de 1990, en coherencia con la línea de máxima pureza/dureza rock-and-rollera de 1987-88?  ¿Fue un repóker de estudio lo que crearon en sus primeras etapas o un full de ases y reyes? Una respuesta complicada.

8 – SABOR SALADO.

A pesar de la, casi inexistente, producción del  mítico ex-Velvet Underground, John Cale (al final no quedó un disco tan “en vivo” como Los Ronaldos pretendían), el cuarteto madrileño, sí que es cierto que facturó uno de sus momentos más virtuosos y elegantes en 1990. Por ejemplo, la elocuente sección de viento de “Sabor Salado”  dio cierto juego y calidad a este tema titular y a todo el LP al que pertenece, durante el cual, por contra, hubo infinidad de desacuerdos del cuarteto con el propio Cale. A pesar de que la banda se fue alejando, lentamente, de su posición de acero juvenil desarrollado en los 80, considero que no es nada justo que un grupo del calibre y de los numerosos recursos expresivos de Los Ronaldos fuera perdiendo, progresivamente, la atención y el respaldo de la audiencia en la década los 90 y más allá, es decir, que la totalidad de su obra debió ser más reconocida popularmente, en aquellos mismos años.

7 – ALGUIEN ESPÍA.

Como digo objetivamente, quizás en el cambio de década los trenes rockeros que condujeron Los Ronaldos no fueron tan imparables como al principio de su trayectoria y se resintieron, ligeramente, en su fiereza pero sí hay que seguir destacando vaivenes bien medidos como el que contagia esta canción del “espionaje” más la propia “Cero”, “Ya volverán” o “Árboles cruzados” (todos ellas de 1992, por supuesto), con los cuales el combo centroibérico todavía engachaban considerables vagones de peso a la sala de máquinas.  En aquel mismo año 92 fue Carlos Martos el encargado de producirles y el que ayudó a destapar la faceta sónica más relativamente experimental del propio Coque Malla, en complicidad con sus otros tres compañeros.

6 – QUE VAMOS A HACER.

En este ranking el mayor número de canciones, aviso desde ya, serán las que pertenecen al disco Saca la lengua, de 1988 (sin embargo apuntar que, para mí es más que clarísimo que la propia discográfica EMI debió  haber respetado la integridad de esta misma obra en versión CD y no colocar, justo en medio, esos dos “bonus tracks” en este último formato.) Por ejemplo, con “Que vamos a hacer” (que parece tratar sobre indecisiones vitales) es como si, a nivel artístico, Los Ronaldos hubieran desarrollado, en aquellos instantes, una singularísima y magnética senda absolutamente despreocupada de todo. Las influencias auto-confesadas de sobre todo Rolling Stones y The Ramones (aunque también de Bruce Springsteen, Dire Straits, Iggy Pop o Killing Joke) no quita para que los capitalinos expusieran sobre la mesa una personalidad sónica muy acusada y extremadamente nítida, algo que llamó la atención a lo largo y ancho del panorama peninsular. Ellos fueron uno de los estandartes de la post-Movida, indudablemente.

5 – YA NO ME ENGAÑAS.

Recalcar, una vez más, que aunque la década noventera hubiese entrado, todavía Los Ronaldos lograban rescatar toda su savia de los años 80 en algunos temas como “Ya no me engañas”, aunque matizo que, por desgracia, el sentimiento más indómito de 1987 y 1988 ya no regresaría nunca más de manera tan tan uniforme, ni tan tan intensa, ni tan al 100% en el global de sus LPs. Aún así, la constante nervadura de los riffs guitarreros del inspiradísimo Luis Martín o los vivaces metales liderados por el hermano de Coque, Miguel Malla, entre otros ejemplos, siempre te tienen pendiente del  amplio talento rockero que desprende la banda. Uno de esos ejemplos es este “desengañado” y virtuoso corte de 6 minutos, su duración en el disco, aunque solo fueron 4 minutos en el colorista video-clip.

4 – SI OS VAIS.

Aunque todavía por bruñir su rifle rocoso e inmisericorde, aquel inolvidable debut 1987 contiene muy atractivas y estimulantes crudezas, repletas de veracidad sónica, como  “Si os vais”, prototípica ésta de aquella época y que parece tratar sobre elegir un bando o también podría interpretarse acerca de aceptarse a uno mismo, aunque los demás no lo hagan contigo. Con las mismas características sonoras descritas anteriormente hallamos también las espléndidas “Ana y Choni”, “Me gustan las cerezas”, “Eres fresca”, “No está”, “Dime por qué” y un agresivo etcétera. Todas ellas suenan precisamente tan similares entre sí al componerse y grabarse las propias canciones en muy poco tiempo. La controversia más animal sobrevino con el corte “Sí, sí”. Ciertamente, aquel primer disco del 87 ya supuso una entrada a elevada velocidad en todos los sentidos rockeros…

3 – ADIÓS PAPÁ.

A nivel masivo, posiblemente, su tema más conocido y  con un estribillo que se adhiere a la memoria de incluso las personas que no sean asiduas de la música de Ronaldos. En aquel 1988, ellos alcanzaron, con merecimiento, las máximas cimas reservadas a los super-astros del rock hispano y “Adiós Papá” es una flamante muestra de ello y a la vista de un público, el cual no permanecería indiferente, para bien o para mal. Míticas propuestas como la mencionada eran además más maduras y mejor producidas que las de 1987 (siempre Paco Trinidad dirigiendo las operaciones y aconsejándoles avances en ese terreno específico). Por otro lado, los mensajes de las crónicas “ronaldistas” podían tener cierta carga críptica, lo que le otorgaba todavía más interés a aquella tirada de dados callejera y segura de sí misma.

2- GUÁRDALO.

Otra de las más trascendentes de aquel crucial 1987. Directa, tosca, dura como el mármol, pasota, provocativa pero, a la vez, muy limpia: así suena ésta y otras de aquel todavía recordado LP. La anécdota es que Coque Malla la escribió después de que un familiar le volcara, accidentalmente por supuesto, agua hirviendo encima al propio vocalista, al cual le salió una letra sagazmente enigmática y de técnica fragmentada mientras estaba en el hospital. Sin embargo, la más moderna versión de “Guárdalo” del propio Coque Malla, sin Ronaldos y a dúo con Dani Martín, extravía mucha de la intención y la esencia primigenias: hay maravillas como este tema que, tal vez, fuera más conveniente guardarlas intactas en su forma original. Aquella del 87, era un irrepetible época de espontanéidad donde grabaron su primer disco en una sola semana y donde les nombraron “Grupo Revelación del Año” en Radio-3.

1- POR LAS NOCHES

En mi opinión, nunca ha vuelto a aprovechar su voz de rockero puro, Coque Malla, como en la época 87-88 con Los Ronaldos (siempre opiné que la carrera en solitario de él jamás alcanzó los mismos niveles épicos ni carismáticos que con su ex – combo principal). Insisto, para mí nunca cantó él tan bien como a finales de la década ochentera ( y es que estoy en desacuerdo con el propio Coque y en que él mismo criticara, en 2016, su propia vocalización de hace 25 – 30 años) y la absolutamente arrolladora cadencia  de este tema , sobre rutinas nocturnas, es arquetípica de esto mismo en particular y del empuje de su sonido grupal, en general. Como añadido, en pocas ocasiones, las guitarras de una banda hispana han sonado tan amenazantes y con tan espectacular soltura, entre otras instrumentaciones realmente notables de este mismo rock and roll. Ni que decir tiene que “Lagarto”, “Siesta de alcohol”, “No como él”, “Es verano”, “Cuidado conmigo” y las ya citadas anteriormente, también son otras indestructibles urbes de ese país tan bien construido, llamado Saca la lengua.

Así pues, por las noches haremos lo de siempre que es escuchar la soberbia música, con sabor salado, de este combo de Madrid. Intemporales y especiales, sin duda.

4 comentarios sobre “Especial: Top 12 de canciones de Los Ronaldos

  • el 18 Marzo, 2019 a las 12:42 pm
    Permalink

    Genial ese número uno. Enormes sus dos primeros discos.

    Respuesta
  • el 18 Marzo, 2019 a las 7:20 pm
    Permalink

    Desde luego.
    Nada que ver su primer y segundo disco. Sobre todo el primero.
    Me lo compré cuando yo tenía 13 años y aún lo conservo.

    Respuesta
  • el 19 Marzo, 2019 a las 8:16 pm
    Permalink

    Muy buena disección de lo mejor de Los Ronaldos. Gracias a Txus Iglesias y a Muzikalia por reivindicarlos, más de treinta años después de sus inicios, y con un Coque Malla que, cual Juan Perro, se ha ido metamorfoseado en interesantes realidades al margen de su refulgente e incomparable etapa con tan señalado grupo, con la cima creativa de “Saca la lengua”. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 7 Julio, 2019 a las 1:17 pm
    Permalink

    Gracias a Martí, Mojarrazo y F. Xavier por sus comentarios sobre mi artículo, acerca de los fantásticos Ronaldos, aquí en MZK.
    Saludos para los seguidores de la banda.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.