VVV [Trippin’ You] + Infanta (Sala OchoyMedio) Madrid 30/09/22

Alguien debería investigar los motivos que han convertido a VVV [Trippin’ You] en un fenómeno de éxito considerable a día de hoy. Sus sonoridades, en gran medida alejadas del foco imperante actual, beben sus fuentes de escenas 90’s tan underground -no sólo ahora, sino también en su momento- como el drum n’ bass, el breakbeat o el sonido mákina. Todo ello aderezado con unas inteligentes letras que captan la enfermedad manifiesta del zeitgeist en que andamos ahogados a día de hoy.

Nihilismo, soledad global compartida y (des)amor tan líquido y como necrosado son los ingredientes sobre los que Elinor Almenara, Adrián Bremmer y Salvador Urbaneja escupen unas canciones afiladas, penetrantes y poseedoras de una extraña belleza que subyace golpeada y sometida a un ruidismo instintivo asilvestrado que nos lleva a bailar y movernos poseídos al ritmo de unos beats acuchillantes y estridentes.

Una multitud florida y heterogénea de jóvenes –y no tanto en algunos casos- plagaba las inmediaciones de la sala momentos antes de comenzar el que sería show final de una gira ganadora que tendrá su continuación en un merecido recorrido por América a partir de noviembre. Se palpaba una atmósfera de fieles dispuestos a sumergirse en un rito que tiene mucho de exorcismo para liberar los demonios interiores de unas vidas incompletas, truncadas o imposibles a las que, de una forma u otra, nos vemos abocados en este presente indecente.

Antes de que su arrolladora puesta en escena nos invadiese, fueron las pujantes Infanta quienes abrirían la velada ante una considerable audiencia ya concurrida. EL dúo femenino defendió un cancionero afín completamente a los protagonistas de la noche y canciones recientes como “Amo a los caballos” o “Me quemo”, fueron la excusa perfecta para calentar a un público ya de por sí predispuesto a dejarse llevar y enloquecer como si no hubiera un mañana sin demasiada dificultad. A seguir de cerca.

Con la partida ganada de antemano, irrumpió el trío madrileño en escena con su atronador synth punk ajeno a concesiones o respiros, lejos queda ya su más delicado y envolvente L’ennui (18), muy recomendable, pero alejado de su propuesta escénica actual. Acompañados de proyecciones saturadas de colores, vértigo y urgencia, VVV [Trippin’ You] atacaba sin piedad desde el primer minuto con “Nadie es leal”, corte que abre su excelente último trabajo, Turboviolencia (21), el cual defendieron en todas sus facetas, desde la más directa con temas como “Algo que explotar”, “Hiedra verde” u “Odio frontal”, hasta la más emotiva con joyas del calado de “Amianto” o “Lluvias de marzo”. No olvidaron repasar a conciencia su ya buenísimo y revelador Escama (20). Brutales surgieron “Ya no tienes miedo” e “Invierno nuclear”, dos de mis canciones favoritas de la banda, y tremenda histeria desataron “Siroco”, jaleada a muerte, y, hacia el final, su inapelable “Destrucción”.

Mientras el público enloquecía entre continuos pogos, bailes y grabaciones constantes en móvil de lo que allí acontecía través de un remolino de ordenado caos, el show avanzaba sin parón alguno salvo para agradecer lo que están viviendo y subir a algún amigo invitado a tocar o cantar puntualmente. Su coraza maquinal se fundía con someros vestigios orgánico como el uso del bajo y una guitarra que apareció puntualmente, creando una amalgama sónica compacta que no deja lugar a la duda: o les amas, o les odias, como todo lo que realmente cuenta con trascendencia en nuestros días atenazados por la dictadura de la mediocridad vulgar.

Fotos VVV [Trippin’ You] + Infanta: Silvia Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien