Wax and Boogie – 7 years (Autoeditado)

Si en Barcelona charlamos con alguien que frecuente el ambiente y la desbordante afición que existe en la propia Ciudad Condal por el boogie-woogie, el swing, el jazz, el blues, el rythm and blues y el rock and roll de entre las décadas de los 30 y los 50, esa misma persona, probablemente, te asegurará que una de las formaciones que más profesional y fielmente representan todos esos históricos estilos norteamericanos son Wax and Boogie.

Tras los discos Lost in a dream (2012), Everynight (2014) y Come with me (2016) nos llega ahora, en 2019, 7 years, un título que alude, precisamente, a los años que porta esta banda catalana en activo interpretando y especializándose más y más en los clásicos géneros negros citados, aunque tratando además de darles una fina capa de barniz más contemporáneo.

El bien engranado proyecto lo componen, actualmente, un cuarteto con amplísimas tablas, es decir, la vocalista Ester Ibáñez (alias Ster Wax), el pianista David Giorcelli, el contrabajista Oriol Fontanals y el batería Reginald Vilardell, con la colaboración adicional a los saxofones y a la voz del contrastado británico Drew Davies. Este último además ha puesto, al servicio de la causa, el estudio Jump Start (Francia) y dónde él mismo Davies ha comandado el registro y la masterización del álbum que hoy nos ocupa y que desgranamos, brevemente, a continuación.

En esta cuarta entrega suya, Wax and Boogie continúan conectando, musicalmente, a la gran capital catalana con los viejos “ballrooms” de Chicago, Kansas o Texas, al igual que en sus primeras obras. Por lo tanto, se enciende ya vigorosamente este LP de “U.S.A roots” al estilo Little Richard con “Let me decide for me”, compuesta ésta por la propia dupla Ibáñez/Giorcelli; los cuales, por cierto, también producen este lanzamiento de este combo del noreste. Creadas también por la esplendorosa cantante (a la cual influencian las grandes divas americanas del R&B como Ruth Brown, Etta James o Big Maybelle, entre otras muchas) y el muy capaz responsable de las teclas, encontramos la marchosa ráfaga de viento “nuevaorleanesco” de “Honey rum”, el blues de “Pray for me, baby”, el swing más puro “Baby, you don’t have feelings” y el titular swing-rythm and blues “Seven Years”, con su contagioso y vivísimo galope.

El propio David Giorcelli se desliga, un momento, de su compañera y firma en solitario el frenético “Escargot Boogie”, luciéndose así el pianista a través de este mismo género (nombrado en el título de la canción), el cual es la principal razón de ser del conjunto tratado hoy. El oyente también se sentirá embelesado, todo el LP, por el pulcro saxofón del mismo Andrew Davies, el cual también siembra su propio un aporte compositivo con “Missed Train Boogie”, con el diestro quinteto echando todo el carbón al fuego de una instrumental locomotora.

Ya en el terreno de las versiones nos topamos con la jazzera y levemente rasgada “Baby, don’t take my whisky away for me”, original de Wynonie Harris, donde después dicho género se relaja en “Still in love” (“cover” basado en un tema de Doc Pomus). Luego el jump-blues se hace efectivo en “Real lovin mama” de Floyd Dixon (con el dúo vocal de los propios Ster y Drew, pleno de autoconfianza), ralentizándose dicho sentimiento “bluesy” en “Come on home to me”(Dinah Washington). Finalmente, sobreviene “Rocky Mountain” (Amos Wilburn), con el propio Drew Davies tomando el relevo a la voz solista, para esta ocasión concreta.

Todo el asunto ha sido masterizado por Jordi Vidal en los Estudis Laietana y el diseño de la portada ha sido efectuado por Alessandra Giorcelli.

En definitiva, 7 years supone una amena, variada y, a la vez, refinada propuesta para los adoradores de esta tradicional galaxia sonora.

Escucha Wax and Boogie – 7 years

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.