Drowners – On Desire (Frenchkiss/Popstock!)

Aunque sin efusividades, lo cierto es que Drowners dejaron algún retazo puntual de inspiración a lo largo de su debut homónimo de 2014. La presente continuación se imponía, por tanto, como determinante a la hora de señalar el nivel definitivo del grupo y en consecuencia su interés (o falta del mismo).

Una prueba de fuego de la que la formación asentada en Nueva York no sale bien parada, tras presentar una entrega inocua y bien cargada de tópicos poco creíbles. La banda posee alguna composición resultona como “Cruel Ways”, “Conversations With Myself” o “Dreams Don’t Count” (la mejor del lote), pero en general apunta al relleno con un indie-pop inofensivo (con cierta carencia por el post-punk) convenientemente cargado de adornos. Una sobreproducción que destierra además cualquier posibilidad de convicción concluyente, y que hace que referencias válidas de grupos como The Libertines, Razorlight, Phoenix o el movimiento del Brit-pop resulten meramente insinuadas entre esa pomposidad popularizada por los peores The Killers.

El cuarteto juega a ser macarra desde una accesibilidad descarada y para todos los públicos, y pasea palmito a lo largo de un total de diez temas. Por momentos, On Desire (2016) es incluso un disco vulgar, al apuntalarse sobre preferencias comunes y ampliamente manidas. Una referencia que en cualquier caso no llega al sonrojo, pero se manifiesta como pastiche repetitivo y ciertamente prescindible, de esos que no se sostienen porque el fondo resulta del todo intrascendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.