Mamá, tú sí que molas

Los músicos y sus madres. Abarcar el vastísimo mundo de las relaciones de los músicos con sus madres es virtualmente imposible. No son pocos los que han dedicado canciones o discos a la persona que les trajo al mundo, algunos suben a su madre al escenario y otros la invitan al backstage del festival en el que actúan, aunque no siempre esa relación fuera todo lo afectuosa que sería deseable.

Pero en algunos músicos, la relación con su madre ha llegado a definir su propia carrera musical. Traspasando el papel de ser el apoyo incondicional de un hijo, las madres que ocupan este texto han representado para ellos, no solo una influencia, sino la semilla sobre la que han construido su trayectoria artística. Y con ellas queremos rendir homenaje a todas y cada una de las madres.

Rufus Wainwright & Kate McGarrigle

Lo de Rufus Wainwright sí que es una saga verdaderamente musical. Su madre, la quebequesa Kate Mcgarrigle, se labró una carrera en el folk junto a su hermana Anna como The McGarrigle Sisters. Su padre, el estadounidense Loudon Wainwright III, es un respetado cantautor (además de actor ocasional o humorista). Rufus siempre estuvo muy cerca de su madre, fundamentalmente porque la relación con su padre no fue demasiado buena desde su divorcio. Fue mamá Kate McGarrigle quien le animó a cantar y aprender a tocar un instrumento. Fue ella quien le llevó de gira con The McGarrigle Sisters cuando él era aún un crío y, cuando el propio Rufus tenía ya su propia carrera musical, siguieron compartiendo escenario en innumerables ocasiones. En 2010, Rufus Wainwright publicó el disco All Days Are Nights: Songs for Lulu al que acompañó una gira con la que quiso rendir homenaje a su madre, que había fallecido recientemente.

Sufjan Stevens & Carrie

Es curioso que un artista tan hermético como Sufjan Stevens haya publicado un disco como Carrie & Lowell, en el que abre en canal su corazón y descubre los entresijos de la conmovedora relación con su madre, Carrie. Abandonado por ella de niño y reencontrados años más tarde, el disco revela el proceso en el que Sufjan afronta la pérdida, gestiona los recuerdos y la rabia y finalmente hace las paces con ella antes de que ésta fallezca de una larga enfermedad. La de Sufjan es la historia de un artista que desde niño tuvo que lidiar con los demonios de la decisión de su madre. Demonios que le han acompañado de forma más menos obvia en todos sus discos y que ha expurgado en su último Carrie & Lowell.

Sean Lennon & Yoko Ono

¿Hace falta presentar a Yoko Ono? Artista multimedia, cantante y compositora, el mundo entero la conoce (y así será recordada, con toda seguridad) como la segunda y odiada esposa de John Lennon. El hombre que llegó a ser más famoso que Jesucristo. Y a pesar de la losa de su apellido, Sean Lennon, hijo de John y Yoko, ha sabido crearse un nombre propio en el espectro musical. Con una carrera en la que siempre ha tenido cerca a su madre, que ha subido con él al escenario en varias ocasiones.

Perfume Genius & Carmen Hadreas-Boggs

Siendo Mike Hadreas un adolescente, su madre cargó con él hasta la otra punta de los Estados Unidos para alejarlo de la mala vida. Salieron de Seattle, ciudad en la que Mike tenía que enfrentar a diario el rechazo que generaba su homosexualidad de joven y sus derivados problemas con la bebida, para aterrizar en Nueva York, en la que ha encauzado su vida con una carrera musical como Perfume Genius. A Hadreas, la música le sirve, aún hoy, como terapia y en ella vuelca su propia historia personal, y en concreto su relación con su madre, que siempre ha estado muy presente en sus canciones. En 2012 quiso agradecerle el sacrificio y la invitó a participar en el videoclip del tema “Dark Parts”, de su aclamado segundo trabajo Put Your Back N 2 It.

Nick Drake & Molly Drake

Cuando en 2007 se publicó Family Tree incluyendo dos temas de su madre, quedó resuelto el puzzle del origen de la música de Nick Drake, su forma de cantar dulce pero melancólica y sus melodías de triste belleza. Su madre, Molly Drake, que cantaba en casa a todas horas cuando sus hijos eran niños, fue su principal influencia. En Family Tree, madre e hijo casi se confunden. Y las repetidas escuchas de los temas de Nick Drake no hacen sino evocar constantemente reminiscencias de esos dos temas de Molly Drake… y los que llegaron en ediciones posteriores. Su madre no solo fue su primera influencia, sino el pilar musical sobre el que Nick Drake acabó construyendo sus personales canciones y la imagen a parir de la cual las fue modelando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.