The Wheels: Islas psicodélicas con palmeras glam

El necesario retroceso temporal nos desliza hasta 2010, donde en latitudes mallorquinas, un puñado de imberbes pero osados intérpretes rodaban, entraban y salían de una recién fundada formación, en la cual por contra, intentaban edificar una cierta estabilidad. The Wheels (“Las Ruedas”) acababan de comenzar a transitar por el Gran Asfalto Musical.

Finalmente, algo más consolidados, Guille Borrás (principal compositor, guitarra y voz), Rick Sena (guitarra), Fede DiLorenzo (bajo) y Tomi Solbas (batería), editaron un EP de cinco canciones: Great Frustrations, (“Grandes frustraciones” en 2013). Fue entonces, cuando algunos medios especializados comenzaron a fijarse, de reojo, en estos jovencísimos e ilusionantes “psychedelic makers”, que por entonces, apenas alcanzaban los 20 años de edad.

El artísticamente gruñón y serpenteante tema-título, más también por ejemplo, agradables narcóticos como “Victims of a dream” (Víctimas de un sueño), “Rice Fields” (Campos de arroz) o “Bubble Van” ( Furgoneta en forma de burbuja), fueron avisando, efectivamente, sobre que a estos chicos había que empezar a tomárselos muy muy en serio en su progresiva incursión en el panorama español.

Aparte de varios ecos contemporáneos como Tame Impala, Flaming Lips o Wilco, también, sobre todo, el defendible recuerdo de John Lennon de 1966 a 1974 (con los Beatles y por solitario, dicho de otro modo) y el glam de T-Rex siempre han estado muy presente en los resplandecientes The Wheels. En la propia Mallorca, Kevin Ayers (ex – Soft Machine) y Sunflowers son los músicos que parecen haberles marcado más. Así, estos isleños colocaron todas éstas infalibles influencias dentro de su cedazo y prepararon, con astucia y minuciosidad, sus propios injertos sónicos y su particular área de productivas palmeras musicales.

Los propios Borrás y Sena decidieron, con posterioridad, permutar la sección rítmica y se incorporaron Iván Palacios (bajo), Erik Porta (batería) y Lluis Borrás (teclados),en sustitución de los salientes Solbas y DiLorenzo. Después de todo este reajuste de personal, surgió el intensamente delicioso LP Born to fly (“Nacido para volar” en 2015), co-editado por Espora Records y los germanos Fame of Sound. Las vocalistas colaboradoras Lia Gilbert y Bria Drain, con su sentimiento soul “Pink Floyd-1973”, ayudaron a que la obra ganara en aún más epicidad.

Artistas como el pintor de surrealismo rock Mati Klarwein o el poeta Robert Graves, también sobrevuelan por encima del colorismo ambiental del combo isleño, el cual desplegó en, aquel 2015, una decena de topacios sonoros como “Like a little child” ( “Como un niño pequeño”), “Polarity” (“Polaridad”), “Sitting on a rainbow” (Sentado en un arcoiris), “Mentalism” (“Mentalismo”) y demás frondosas reverberaciones “sixties”.

El reto de una obra consistente se había conseguido: The Wheels acababan de alzarse como una de la nuevas potencias psicotrópicas en la España pop-rock. Fue el momento en que parte de la crítica especializada se volcó a favor de ellos, definitivamente, e incluso su propio productor, Hay Zeelen, les llamó, de manera exagerada, “Los Beatles mallorquines”. Esto es una calificación sobrevalorativa que, más adelante, la propia banda, en 2017, declaró con rotundidad que no creía merecer un halago de tal magnitud. Fue inteligente y realista su criterio y esto les honra. Las equiparaciones que se comentan, a veces, acerca de las bandas noveles sobre estar a la altura del histórico cuarteto de Liverpool pueden ser un arma de doble filo y los propios Wheels fueron convenientemente prudentes, al respecto. Un tanto a su favor. Eso no impide otra cosa: este combo acumula una calidad tan grande como su Mallorca natal. De tal modo, la prestigiosa Sala Apolo de Barcelona, entre otros sitios de su tour, requirieron de la presencia de The Wheels, en 2015.

Dos años después apareció, con la propia Espora Records, su segunda, ensoñadora y jovial apuesta larga, The Year of the Monkey (“El año del mono” en 2017). Otro repertorio de 10 temas de “feliz sonido espacial” y de alta gama, o expresado de otro modo, sin un solo gramo de estridencias ni ordinariez, algo muy de agradecer. The Wheels contó aquí con el total respaldo y el entusiasmo del acreditado y experto productor Paco Loco, el cual también compartió dichas tareas con Toni Toledo. De otra parte, Joseph Rushlau (bajo) y Joan Alfons (teclados) fueron las novedosas piezas que se incorporaron a la grabación de esta obra. Después, un viejo conocido del combo, Andrés Alcover, sería quien se hiciese cargo de las cuatro cuerdas, durante la gira correspondiente.

Efectivamente, el Festival Primavera Sound en aquel año se apercibió de la valía de los insulares y contó con ellos para el evento barcelonés. El FIB también deseó lo mismo y también llamó a de The Wheels, sumándose además países como México. Parece que el calendario chino, que en 2017 correspondió al mono, les dio suerte a la banda que completó aquí uno de sus periodos más redondos. Incluso, Gordon Raphael, el productor de The Strokes, quedó gratamente sorprendido al escuchar a la banda que tratamos hoy; además de continuar el incondicional apoyo de medios como Radio-3.

Para este 2018, la disquera especializada en parámetros “psych”, The John Colby Sect (de la cual ya parrafeamos hace pocas fechas), les incorporó a su plantel y Wheels editaron con ellos el single “Mr. Hyde” (un subliminal dardo contra las farmacéuticas) con “Smoke and colours” (“humo y colores”) como cara B., las cuales ya estaban incluidas en su disco del año anterior.

Ya desde este mismo Marzo, España parece que se les ha quedado pequeña a The Wheels, los cuales se han embarcado en una extensa y ambiciosa gira internacional por varios continentes y que durará hasta otoño. Dicho de otro modo, Melbourne, Sydney, Toronto, Chicago, Montreal, Manchester, Marsella, Roma, París, Berlín y muchas más trascendentes capitales descubrirán el modernizado revivalismo, de los 60 y los 70, que acuñan nuestros protagonistas de hoy en Muzikalia.

Además, su tercer álbum, en el que ya están trabajando, se prevee para 2019 con lo que la banda continuará circulando y creciendo, con soltura, por la curveada y poblada carretera de la Esfera Rock. Mucha suerte de la buena a estos voladores mallorquines y esperamos que nos sigan ofreciendo grandes satisfacciones.

3 comentarios sobre “The Wheels: Islas psicodélicas con palmeras glam

  • el 6 Junio, 2018 a las 6:29 pm
    Permalink

    Oye, pues un gran descubrimiento. interesante grupo

    gracias

    Respuesta
  • el 7 Junio, 2018 a las 12:54 am
    Permalink

    Celebro que te gusten, un saludo, César.
    Gracias a tí, por tu mensaje.

    Respuesta
  • el 10 Junio, 2018 a las 11:07 pm
    Permalink

    Enhorabuena por este otro grupo novedoso, con un más que notable sonido. No me extraña que a estos “ruedas” Mallorca se les haya quedado pequeño y les reclamen por doquier. Mucha suerte, y muchas gracias a Txus Iglesias y a Muzikalia por el descubrimiento.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.