Beck – Hyperspace (Fonograph/Capitol Records)

Beck continúa rellenando la paleta de colores del personal pantonario que comenzó a desvelarnos en 2017 con el festivo Colors (Fonograph/Capitol Records, 2017). Al contrario que en otras etapas de su carrera en las que de disco a disco daba un giro de 180º demostrando sus siempre acertados cambios de timón, en Hyperspace le volvemos a ver en esas mismas aguas donde parece se siente cómodo. Beck tiene una chistera que usa cuando quiere, siempre hay tiempo de emprender nuevos caminos, tal y como acaba de dejarnos claro en el reciente EP llamado Paisley Park Sessions, que ha grabado en los estudios del fallecido Prince, en el que revisa antiguos temas y coge la guitarra para rendir tributo al genio de Minneapolis recuperando canciones como “When Doves Cry”, “Kiss” o “1999”.

Lo nuevo de Beck ha sido compuesto (en gran parte) y producido junto a su amigo Pharrell Williams, siguiendo los mismos planteamientos que su anterior obra. Ya saben, una festiva ensalada plagada de ritmos sintéticos en la que el artista de Los Angeles da rienda suelta a su habitual habilidad para construir melodías y camuflarlas entre capas y capas de variopintos sonidos. Se unen a la fiesta su habitual colaborador Greg Kurstin quien participa en “See Through” o el recuperado para la causa Chris Martin de Coldplay, quien participa en la evocadora “Stratosphere”. Otros logros de Hyperspace son la bonita “Die Waiting” con coros de Sky Ferreira, el resultón single con su sello personal “Saw Lightning”, momentos como la experimental “Uneventful Days” o a crepuscular “Dark Places” y el tema que da título al álbum; en el que comparte créditos con el rapero Terrell Hines.

Beck Hansen vuelve a sumar un acierto más a su casillero particular. Más de 20 años de carrera sin que le conozcamos ningún traspiés.

Escucha Beck – Hyperspace 

 

 

 

2 comentarios sobre “Beck – Hyperspace (Fonograph/Capitol Records)

  • el 26 Noviembre, 2019 a las 6:22 pm
    Permalink

    Digna continuación de Colors

    Respuesta
  • el 27 Noviembre, 2019 a las 11:54 am
    Permalink

    Lo mejor del disco son, precisamente, las no fiesteras. Ahí es cuando vuelve a emocionar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.