Courtney Love – America’s Sweetheart (Virgin)

Tras años de espera America’s Sweetheart es la primera aventura en solitario de Courtney Love, quien dejando atrás la obra de Hole y la sombra de Kurt Cobain se lanza de nuevo a la carretera envuelta, como siempre, en polémicas que nada tienen que ver con su música.

Más cerca de Live through this que de Celebrity skin y a su vez a años luz de éste, America’s sweetheart es simplemente irregular. Producido por James Barber, Matt Serletic y Josh Abraham el nuevo disco de la que fuera la novia del grunge, grabado en el sur de Francia, se abre con el single “Mono” donde la faceta más rockera y directa de Love se pone de manifiesto. Un homenaje a los tiempos pasados que tras dos escuchas deja de resultar estimulante.

Si en Live through this la voz de Courtney sonaba cruda, desgarradora y directa como un mordisco directo a la yugular en America’s Sweetheart suena, en la mayoría de las canciones, sucia y en otras como “Sunset strip” terriblemente desafinada.

La calidad como compositora de Love siempre ha estado en la cuerda floja. Sobre Live through this descansa la sombra del genial Kurt Cobain y las declaraciones de Billy Corgan tras la publicación de Celebrity skin pusieron en entredicho la autoría del último disco de Hole. En America’s sweetheart, Love cuenta con la inestimable ayuda de Bernie Taupin (Elton John) y Linda Perry (4 Non Blondes) en la composición de los temas. Como músicos invitados aparecen Jerry Best, Wayne Kramer, Scott McClaud, Kim Deal y Samantha Maloney quien sustituyó a Patty Schemel en Hole.

El nuevo disco de Love mezcla pop, rock y raíces grunge de manera desigual como muestran “Almost golden”, “But Julian, I am a little bit older than you” esa perla dedicada a Julian Casablanca cantante de The Strokes, “I’ll do anything” , “Life despite God” o “All the drugs” toda una declaración de intenciones que, aunque contundente, nos devuelve de una manera demasiado tangible a los riffs y estructuras que unos casi pueriles Daniel Johns y Ben Gilies componían para su único disco destacable Frogstomp. Mucho más relajada y convincente se muestra Love en temas como “Hold on to me”, la sorprendentemente profunda y llena de matices “Uncool” o “Never gonna be the same”.

America’s sweetheart no es un disco prescindible, pero si insuficiente para los que esperaban algo más de Love. Amantes del grunge, de Hole y de tiempos pasados opinaran de forma completamente opuesta sobre America’s sweetheart; lo amas o cae en el fondo de tu colección de CDs ¿ De qué lado estas tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.