Entrevistamos a Mujeres

Con un mes de retraso respecto a la fecha inicialmente prevista, pero el 29 de mayo aterrizará por fin la continuación de Un Sentimiento Importante (2017), el disco que consagró a los barceloneses Mujeres como una de las propuestas de rock independiente -del de verdad- más queridas por el público. Lo nuevo del trío lleva por título Siento Muerte, traducción del título de una de las canciones que incluía su disco Marathon (2015) y su contenido, algo así como un “esto se va a la mierda, pasémoslo bien” no deja de ser bastante profético, teniendo en cuenta los tiempos que corren. Pero no se confundan, nada de grandilocuencias ni sesuda melancolía apocalíptica, continúan los himnos gloriosos de guitarras afiladas y unos juegos de voces que han pasado a tener bastante más protagonismo, al servicio de unas composiciones absolutamente inmediatas e inspiradas que se le meten a uno en el córtex a poco que les de un par de escuchas, entre ellas el último y arrebatador adelanto del disco: un medio tiempo acústico que lleva por título “Algo memorable” y que podría acabar siendo considerada una de las canciones del año. Hablamos con ellos de todo esto y mucho más.

“La sensación de que el mundo se está yendo al garete era anterior a todo este asunto”

Bueno, antes que nada la pregunta obligatoria: ¿Cómo os están tratando estos tiempos rarunos que vivimos? ¿Cuál es la sensación al sacar un disco justo en este momento?

La verdad es que los tres hemos coincidido en disfrutar bastante de este momento de poder estar en casa y poder aprovechar para hacer algunas cosas que siempre están pendientes de hacer o simplemente disfrutar del tiempo libre sin saber hasta cuándo va a alargarse. En ningún caso hemos sufrido ni sentido especial angustia o vacío en todo esto si bien, como todos supongo, nos hemos preocupado en algunos momentos.

La sensación es positiva en cuanto a recepción y a la vez de profunda incertidumbre por cuanto era un disco planificado para salir en veranos, enfocado a la temporada de festivales para hacer luego la gira por salas. De momento está todo en el aire.

Por supuesto, enhorabuena por un disco que creo que es lo mejor que habéis hecho hasta la fecha. Precisamente, al hilo de lo que os preguntaba antes, creo que la canción que da título a Siento Muerte, con esa cadencia tan surf-punk y esa letra tan contundente, es increíblemente profética respecto de lo que está ocurriendo, porque supongo que está escrita mucho antes de que se supiera nada del Covid-19. ¿Tenéis vosotros esa sensación, de que inconscientemente habéis hecho un himno para los tiempos convulsos que corren?

¡Muchas gracias! Desde hace un tiempo, pensamos los álbumes bajo una idea, algo que sea como una idea central para a partir de ahí desplegar un poco las imágenes y el tono de las letras. En el caso de Siento Muerte, rescatamos una idea que ya estaba en Marathon pero que nos parecía muy oportuna porque no nos engañemos, la sensación de que el mundo se está yendo al garete ya era anterior a todo este asunto.

En este disco viene a confirmarse un paso completo al castellano que ya fue una realidad en el anterior, Un Sentimiento Importante. Teniendo en cuenta que a quien elige el inglés para expresarse desde un principio le suele costar pasarse a su lengua natal, os quería preguntar si ese paso ha sido algo que ha venido de la mano de una forma natural con la composición o ha sido algo premeditado que os habéis ido imponiendo poco a poco. ¿Ha sido diferente, a la hora de componer hacerlo en uno y otro idioma?

En realidad, aunque fuese de forma casi anecdótica, el castellano ha estado en casi todas nuestras referencias desde la DEMO. Era algo que como solemos decir, reservábamos para hacer un poco de guiño al beat y “garajeo” ibérico pero a la vez nos daba un poco de pánico caer en los clichés. Pese a que nuestros inicios fueron muy cercanos al garage, la verdad es que siempre rehuimos de la idea de ser una banda de revival. Al final el tiempo terminó por hacernos dar cuenta de que esencialmente tocábamos en España y que nuestro público disfrutaba mucho las canciones en castellano. Para nosotros es muy importante reducir al mínimo la distancia con el público de modo que fue algo natural. Por suerte el castellano también benefició a construir una imagen mucho más completa y singular del grupo, incluso una forma de construir escenas, temas y frases particulares.

 

Llama mucho la atención la última de las canciones que habéis adelantado del disco, “Algo memorable”, que por primera vez en vuestra historia os aleja de las guitarras eléctricas y los tempos urgentes para introducir el medio tiempo acústico con cierto acento melancólico, pero también luminoso. Además, cierra el lp. ¿Es síntoma de cambios venideros?

Siempre nos ha gustado probar distintas cosas en un LP. Y de todas, las últimas canciones siempre las reservamos para algo especial. Habíamos hecho ya algún intento en anteriores largos de meter acústicas, incluso una doce cuerdas. Pero en este disco han tomado un papel más protagonista, incluso en canciones rápidas como es el caso de “Cae la Noche”. Teníamos ganas de hacer una canción de este tipo y a estas alturas de la carrera del grupo, construímos los discos con mucha conciencia, pensando lo que puede faltar, qué se puede añadir. En ese proceso imaginamos una canción lenta con teclado.

De hecho en casi cada disco hemos metido algún tema de ritmos más lentos y que jugaba a esa idea de una melancolía desbocada y exagerada. Ahí están “I’m Over With You”, “Soft Gems. Pt 2”, “Galgo Diamante”, “Piedra de Sal” y otras. Nos gusta meterlas hacia el final del disco para evidenciar el contraste que ofrecen con el resto de temas. Terminar lentamente, poco a poco, como en el sexo, siempre está bien.

Una vez más, el diseño de la carpeta es precioso y además, coherente con los anteriores. ¿Qué nos podéis contar de ello?

 

¡Gracias! Todos los diseños (menos el del 7” de Aquellos Ojos) los ha hecho Pol así que es inevitable cierta coherencia estética entre los discos, sobre todo si siempre estamos con el tema de las dos tintas, una para el fondo y otra para la línea. Nos gusta esta simplicidad estética heredada del punk y el hardcore, esta idea cercana de producción, de que puedes hacer una portada recortando, fotocopiando y pegando unos trozos de papel, algo muy alejado de toda la pirotecnia estética de los programas de edición de imágenes.

A la hora de escoger las imágenes entra en juego el azar. Coge libros antiguos y revistas con imágenes y va seleccionando las que más le gustan, luego lo mezcla y monta unas primeras ideas de portadas. Creemos que de forma instintiva todo va cogiendo coherencia con el sentido del disco, pues mientras hace el diseño los tres vamos hablando sobre la temática del disco y las posibles letras. Pero como te decimos, no es muy consciente, es más una cosa de azar, de ver qué imagen se encontrará en esa página de ese libro que acabo de abrir al azar. Tiene su belleza esto de las coincidencias. O quizás somos nosotros los que dotamos de sentido lo que tenemos.

Parece que vuestra relación con Sonido Muchacho es pletórica ¿Habéis encontrado el sello que definitivamente mejor os entiende?

Pues la verdad es que estamos la mar de contentos en el sello y Luis es una persona en la que nos apoyamos y que sentimos que se preocupa por el grupo. Es un momento muy bonito de la banda, en que sentimos que lo aprendido y lo vivido está de algún modo cristalizando y procuramos disfrutarlo a cada minuto. Los inicios fueron muy intensos también y ocurrieron un montón de cosas sorprendentes pero creo que de todos me quedo con el momento actual. Ahí Sonido Muchacho ha tenido una parte de culpa que en realidad forma parte de una especie de promesa de Luis que creía firmemente que el grupo podía estar en un lugar distinto en el que estaba en 2017 cuando andábamos cerrando las mezclas de Un Sentimiento Importante.

En canciones como “Besos”, “A veces golpes” o “Un gesto brillante” se aprecia bastante influencia de la música de finales de los cincuenta y principios de los sesenta, un poco entre el doo-wop, el surf vocal de Jan and Dean o las melodías brillantes de las girl bands de la factoría Spector ¿Lo vuestro sigue siendo, como reza vuestro bandcamp, hacer “música antigua con zapatos nuevos”?

Para nosotros es una década esencial dentro de la música de Mujeres, pero siempre desde el espíritu que nos hizo embarcar en el proyecto que fue toda la ola de nuevo garaje que estalló hacia 2007. En ella había siempre una actitud alejada de la nostalgia y el revival para volver a crear desde ese lugar. Particularmente en el sonido de las girl bands, hay algo que nos resulta irresistible tanto en el sentido melódico como en el de la producción.

 

Da la impresión, al escuchar Siento Muerte, de que si bien el anterior ya supuso vuestra consagración absoluta, aquí, tras una década de existencia durante la cual habéis pasado a ser una de las formaciones de rock más sólidas de este país, os habéis tomado las cosas de una forma relajada, con total libertad, simplemente siendo vosotros mismos. ¿Cómo ha sido el proceso de gestación del disco?

Bueno muchas gracias de nuevo por tus palabras, ha sido un disco muy natural. No teníamos impedimentos ni prisas, vimos el calendario muy claro y nos lanzamos a ello un poco antes de verano, a la vuelta ya empezamos a cerrar el repertorio y en realidad lo pulimos en un par de semanas intensivas. Nos gusta cada vez dispersarnos menos, concentrarnos en el Lp o el Ep que estemos preparando y cerrarlo en el menor espacio de tiempo posible. Sin duda ha sido el disco mejor preparado, con las letras y los arreglos a tiempo, las cosas más decididas que nunca y eso nos ha dado mucha confianza en el estudio donde hemos ido incorporando algunas cosas sobre la marcha, teniendo tiempo para escuchar y decidir. Pero también es verdad que ha habido sorpresas como cuando decidimos que había que sacar un par de adelantos antes de finalizar la grabación y entramos a grabarlos sin tener el resto y de pronto teníamos ya los dos primeros singles. Miro hacia atrás y me pregunto cómo pudo salir tan bien y la verdad es que no me lo explico.

Antes de este disco largo, lanzasteis el año pasado el EP Romance Romántico. Parece que cada vez más bandas están apostando por formatos más reducidos, un poco buscando la inmediatez y la concreción de mensaje en un mundo de información de usar y tirar. Se está volviendo al single y al vinilo, como en los años sesenta ¿Vosotros seguís considerando el lp como algo importante, una unidad de medida básica para la música pop?

Para nosotros siempre ha sido ese el recorrido natural, sacar un largo para armar una gira de un par de años y en medio sacar algo corto, con un single y algún experimento o incluso aprovechar el formato EP para probar cosas que más adelante pueden terminar suponiendo un cambio significativo. Es el caso de Aquellos Ojos por ejemplo, que también fue un Ep previo a nuestro tercer largo, Marathon.

En general, el sonido del disco es mucho más potente y cohesionado que el de los anteriores, sobre todo en el tratamiento de las voces y las bases rítmicas ¿Cómo ha sido el proceso de producción?

Sin duda si de algo han servido estos años, ha sido para aprender muchísimas cosas. Entre ellas tocar y cantar un poco mejor, atreverse con las cosas y sobretodo, entender un poco mejor cómo hacer que tu música suene a lo que tú quieres que suene. Es muy distinto el proceso del vivo y el de los discos. Al principio confundimos un poco estos términos y creímos que grabar los discos en directo era la única manera de hacerlo porque nos permitía mantener esa energía. Eso es totalmente falso y el proceso del disco obedece a unas leyes totalmente distintas. El tiempo nos ha dado seguridad y también, poco a poco, algo más de interés en la producción. Llevamos tres referencias con Sergio Pérez, que es alguien que entiende muy bien el grupo. Para este disco queríamos un sonido un poco más cristalino, un poco más moderno si quieres y como viene sucediendo también, sacar un poco más las voces en la mezcla, con los coros más claros también. Ahí el disco es mucho más definido que los anteriores.

A partir de ahí nada, trucos varios, que si doblar los bajos para tener diferentes texturas, lo mismo para las guitarras, distintos amplificadores y sobretodo en la batería, confiar en que Sergio pudiese sacar un sonido bien potente. No queremos meter mucha complicación en los discos para luego poder ser fieles en el directo y no se eche en falta nada. Para mí la clave está en encontrar esas cosas sencillas, de un trío de rock que van a marcar la diferencia: un pedal, un ampli raro, un cambio en la caja, un teclado que tenías olvidado en una estantería o una idea loca de pronto para meter un efecto que nunca habías probado.

Parece que los cambios no os dan miedo: pasasteis del formato cuarteto al de trío y del inglés al castellano con total naturalidad ¿Algún cambio más para el futuro, si las circunstancias lo permiten?

No sabríamos decirte, el anterior disco sin duda surgió de esa necesidad de forzar la máquina al máximo para, de algún modo, renacer. El proyecto estuvo a punto de desaparecer y por suerte nos dejamos aconsejar y hablar entre nosotros y también pudimos ir probando en directo el trío y la verdad es que ha sido lo mejor que nos podía pasar como grupo. ¡Quién nos lo iba a decir! La verdad es que tuvimos un poco de pánico en algún momento de no encontrar tal vez tanta lucidez o inspiración después de un momento tan potente como el que generó Un Sentimiento Importante pero la verdad es que estamos de puta madre y por el momento preferiríamos seguir con esta inercia un poco más pues nos sentimos de lo más cómodos. Si le pedimos algo a este disco, es empezar a labrar camino por América Latina, es nuestra casilla pendiente. Creemos que puede funcionar muchísimo el grupo por allí.

Como le ha pasado a todo el mundo, supongo que la presentación en directo del disco ha quedado pospuesta. Imagino que eso no es un problema económico, porque tengo entendido que la música no es vuestro medio de vida, pero habrá sido un duro golpe, sin duda, no poder airear todo esto en los escenarios ¿Lo asumiréis con el mismo entusiasmo cuando permitan abrir las salas? ¿Qué pensáis de todo esto de abrir al 30% del aforo?

Así es, tenemos muchísimas ganas de que llegue el momento y de hecho creemos que la espera puede ayudar mucho a generar una gran expectativa y necesidad de directo. Esperemos que no sea tan largo como algunos vaticinan pero por lo pronto nosotros, sobretodo en grandes ciudades, con los aforos que estábamos manejando, no esperamos tocar hasta finales de año. Sobre los aforos reducidos y demás, personalmente prefiero no tener prisa, hacer las cosas bien y cuando sean del todo seguras. No me sentiría nada cómodo tocando con la cabeza en otro lugar que no sea el del contacto con el público.

Me gustaría terminar con algo que suelo pedirle a todo el mundo, que escojáis 5 discos que entendéis que os han traído hasta este momento concreto a modo de influencia, de situaros en un determinado contexto vital o como simple “banda sonora de la vida” (odiosa expresión, lo se). Podéis poner sólo los títulos, pero si os animáis a explicar un poco del porqué de cada uno, sería fantástico ¿Os apetece?

Black Lips Los Valientes del Mundo Nuevo

Jay Reatard Matador Singles ‘08

Los Saicos, Wild Teen Punk from Peru

The Buzzcocks, Singles Going Steady

Thee Oh Sees, Carrion Crawler/The Dream

 

Un comentario sobre “Entrevistamos a Mujeres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.