Entrevistamos a Luis Albert Segura

 Aunque sus seguidores reconocerán varias de las cualidades de L.A. en “Amenaza Tormenta” (2019), lo cierto es que Luis Albert Segura ha dejado su anterior proyecto en suspenso para, de algún modo, reinventarse a sí mismo y comenzar de nuevo. Y así, apostando por el castellano como idioma en sus canciones, el mallorquín firmó el pasado mes de abril la primera referencia al amparo de su propio nombre. Contactamos con el músico para conocer las causas que han motivado esta nueva aventura, y también para dilucidar si lo de L.A. es ya una historia archivada… o no.

“Lo de L.A. es un descanso indefinido, entre otras cosas, por agotamiento empresarial y de la industria”

La última vez que tuve la ocasión de entrevistarte mantuvimos una larga charla por teléfono con motivo de la publicación de “From The City To The Other Side” (2015). Entonces venías de componer y grabar el disco en Estados Unidos y con músicos americanos. De hecho, todo el álbum tenía un perfil muy americano ¿Qué ha cambiado en Luis Albert Segura desde entonces hasta este preciso momento? ¿En qué momento vital y creativo te encuentras?

Cambian muchas cosas, constantemente. Mi visión, mis intereses, mis motivaciones, lo que escucho… Y todo eso es un constante caldo de cultivo de algo, de algo que en cuanto abro el grifo sale y nunca sé de qué color va a ser o, en este caso, cómo va a sonar. Desde “From the City…” han pasado muchísimas cosas, sobretodo que he construido una familia grande. Mientras por aquel entonces sólo tenía a la que ahora es la mayor, June (que tiene una canción en ese disco…), ahora tengo dos más. Eso requiere mucha dedicación y básicamente aquí es donde quiero estar ahora, en Mallorca, con todos ellos.

“Amenaza Tormenta” (2019) se publicó hace ya medio año ¿Qué tal está funcionando? ¿Estás contento con el resultado?

Estoy contento porque básicamente ahora no espero nada: sólo hago lo que me apetece, cómo y cuándo me apetece. Este disco ha sido un reto, el reto grande de aparcar L.A. por tiempo indefinido y sacar adelante unas canciones. Componerlas, grabarlas, producirlas y darles forma. Y lo he hecho… No sé qué pasará ni como irá más allá del “hoy”, que sin duda es lo único que me importa.

¿Qué hay de completamente nuevo en “Amenaza Tormenta” (2019) con respecto a todo ese periplo como L.A.? Y en sentido contario ¿Qué se mantiene en esta nueva etapa con respecto al pasado? O dicho de otro modo ¿Cuál es tu esencia como músico y, por tanto, la que prevalece en este trabajo?

Creo que la esencia como tal sigue siendo mi voz, el timbre de mi voz y sobretodo el tono de las melodías que hago desde hace ya un cuarto de siglo… Me temo que la gente que conoce mi trabajo desde mi banda Glycerine, allá por mediados de los 90, y luego ha seguido mi discografía hasta la fecha sabrá a lo que me refiero. La cadencia de la melodía es ya muy mía.

Yo diría que lo que sigue presente en las nuevas canciones es la majestuosidad de la propia música, con todos esos arreglos y esa elegancia que parece inherente a tu creatividad ¿Cómo, dónde y con quién se ha grabado este nuevo trabajo?

Muchas gracias por esas palabras. Te diré que con “Amenaza Tormenta” estrenó mi propio estudio “Al’s Workshop” aquí en Mallorca, ese espacio es donde aprovecho para perderme musicalmente cuando tengo ganas de grabar. Lo produje yo, también estrenándome como tal, como productor, aunque siempre teniendo muy cerca al que es mi mentor y quien fuese productor de “Heavenly Hell” y “King Of Beasts”. Hablo de Antoni Noguera, que se encargó de ser mi mano derecha para hacer posible toda la locura que yo tenía desordenada en mi cabeza…

¿Por qué decidiste abandonar tu proyecto como L.A. y empezar a publicar directamente bajo tu propio nombre? ¿Y por qué este sentiste que este era el momento justo para hacerlo?

En realidad no ha sido un abandono. Ha sido un descanso indefinido, por agotamiento empresarial, de la industria y del medio. Y por poderme dedicar a “probar” nuevas cosas, que la lista que tengo de asuntos pendientes es enorme y me moría por meterme en algo nuevo y arriesgar…

Esa decisión incluye el hecho de cambiar el inglés por el castellano en tus canciones ¿Cuál es el motivo? ¿Sentías que ese cambio era absolutamente imprescindible para que esta nueva andadura tuviese identidad propia?

Bueno, como te decía antes tengo una lista de asuntos pendientes muy larga, y una de las cosas que más me picaban era ese cambio de idioma. Fue lo primero que puse sobre la mesa y aquí estoy. Ahora quiero volver a esa lista de asuntos y ver hacia dónde voy.

 

Se me ocurre que esto es un poco como lo que hizo Xoel López con Deluxe: tenía una carrera bastante asentada y de considerable éxito pero de repente se recicló bajo su propio nombre, apostando por el castellano como medio para comunicarse con su público. La apuesta le salió bien y su popularidad aumentó considerablemente ¿Podría entenderse este giro que afrontas de una forma similar?

Bueno, a groso modo es el mismo planteamiento, pero supongo que con distintos motores. Te puedo asegurar que supone un riesgo grande. En el fondo dejas tu trabajo anterior, el que te da de comer y que te ha costado tanto levantar y te vas a algo nuevo que no tienes ni idea de cómo irá…

Lo digo también porque está claro que casi todos los grupos de la escena indie nacional, esos que en la actualidad tienen un éxito más generalista, cantan en castellano ¿Puede ser que (a pesar de que fue un proyecto muy firme) tus expectativas con L.A. no quedasen del todo satisfechas y que sea esa consecución lo que buscas con esta nueva andadura?

Con L.A. hubo un momento en el que perdí la perspectiva real por la que hago lo que hago: la música. Estaba más preocupado por la venta de tickets, por los followers, por sonar en esa radio o por tener buenas críticas que por pasármelo bien y hacer lo que quería. He estado de gira por ciudades y países increíbles y he llegado a perdérmelo todo por quedarme en el bus de la gira, refunfuñando y preocupado por los post de Instagram. Eso es una mierda, pero tu entorno te empuja un poco a eso cuando la empresa es grande y mucha gente depende de ti. Sucede entonces que el objetivo de la historia se pierde por completo. Ahora lo estoy viendo todo de otra forma totalmente diferente. ‘Amenaza Tormenta’ me está colocando otra vez en la casilla de salida y es fantástico y maravilloso, sobre todo cuando puedo crear libremente, busco mi “income” mensual en otras fuentes, siempre dentro de mi medio, que es la música. Pero que mi proyecto no dependa de los followers por favor, que eso es lo más triste y lo que me ha tenido sin disfrutar mucho tiempo.

¿Qué crees que pudo impedir esa concreción de las metas que te habías marcado? 

Creo que te he contestado en la pregunta anterior, pero básicamente y volviendo un poco a lo del idioma, el inglés lo complica todo un poco. Principalmente a nivel estatal, pero es algo obvio y a lo que debemos saber que nos exponemos cuando aceptamos este juego ¿no?

He visto que hay una edición especial del disco solo para Spotify, que incluye algunos extras con respecto a la estándar. Sé que tú eres un gran amante del formato físico, pero parece que el signo de los tiempos manda ¿Crees que el artista debe adaptarse irremediablemente al streaming y a la manera en la que funcionan los grandes abastecedores de música?

Es sin duda el mejor medio de promoción musical ahora mismo. Otra cosa es que los románticos como yo sigamos empeñados en editar vinilo, algo que he vuelto a hacer con este disco: en vinilo rosa y con una presentación impecable, pero siempre siendo consciente de que es prácticamente un capricho.

“Con L.A. he estado de gira por ciudades y países increíbles; y he llegado a perdérmelo por quedarme refunfuñando y preocupado por los post”

Para muchos, “Heavenly Hell” (2009) ha quedado como la obra maestra de L.A. a lo largo de los 14 años de existencia del grupo. Ahora que el asunto parece archivado y con la perspectiva que da el paso del tiempo ¿Cuál dirías que fue el mejor disco y el más determinante de L.A.?

Sin duda el más determinante fue ‘Heavenly Hell’, que lo cambió todo para mí. Nuestro punto álgido llegó con ‘Dualize’: giras internacionales, posicionamiento nacional y estado creativo de la banda. Todo se confirmaría y grabaría a fuego con el siguiente, ‘From the City…’.

¿Volverá entonces L.A. en algún momento o puede ser un capítulo cerrado?

Nunca cierro puertas a lo que me gusta, siempre las dejo entreabiertas…

¿Cómo será la gira? ¿Cuál será el formato? ¿Sonarán también temas de L.A.?

Será con la nueva banda. Somos 3, Juan Diego Gosálvez a la batería y percusiones y Sergio Llopis a los teclados, sintes y demás sonoridades ambientales. Es un formato muy agradecido, son músicos top, solventes a más no poder y con los que me siento absolutamente libre de hacer lo que queramos encima del escenario. Respecto al repertorio, puede sonar de todo: L.A., versiones, improvisaciones… Y quiero hablar con el público: que me pidan cosas, que participen de forma activa y permanente durante el set.

 

Un comentario sobre “Entrevistamos a Luis Albert Segura

  • el 7 Noviembre, 2019 a las 10:43 am
    Permalink

    Mola la honestidad de sus respuestas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.