Igloo – La Fábrica de Chocolate (Vigo)

Se está convirtiendo en una costumbre el que los conciertos no empiecen a su hora prevista en Galicia (salvo en La Reserva Rock, donde la puntualidad es exquisita).
En esta ocasión no iba a ser menos.

El concierto estaba previsto para las 22:30, pero al llegar a la sala a esa hora no éramos más de diez personas. La situación era chocante, e incluso más sabiendo que el grupo no estaba en el backstage, siquiera. O sea, que esta costumbre se traslada también a los propios protagonistas de la cita.

Así, cerca de una hora después comenzaba el directo de este grupo gallego que visitaba Vigo para presentar su primer disco homónimo.
Cuando comenzaron los primeros acordes de “Todo Bajo El Cielo”, el paisaje de la sala nada tenía que ver con el que vislumbrábamos una hora antes. Unas cien personas empezábamos a disfrutar de la fuerza de las guitarras y el aura de la electrónica que tan bien conjugan estos cinco esquimales.

Y aunque a ellos no les gusten demasiado las etiquetas (según lo extraído en su entrevista, que también puedes leer aquí), el comienzo del directo fue muy Planetas, y es que su tema “Todo Bajo El Cielo” recuerda mucho a la banda granadina, con unas guitarras muy envolventes y una batería con un ritmo muy marcado. En directo la voz de Paula Gamillo es sustituida por la de Diego, que… vaya, muy femenina no es, pero no deja de darle un toque especial.

Pero estamos ante una banda que tiene personalidad propia, y aunque bebe de otras bandas (cosa lógica, como todas las demás), tiene un estilo donde lo que prima es la fuerza de las guitarras con la electrónica.
En el recital se echó de menos un poco más de protagonismo en la voz de Beni que quedó aparcada en un segundo plano.

Se les ve, eso sí, que detrás de este directo hay un trabajo de ensayo importante y que el grupo tiene muy claro hacia donde quiere ir.
Se refugiaron en el traje esquimal del oscurismo, como puede ser con “El Día Que Me Quedé Solo” o “Nanook” (quizás el tema con el cual se inspiraron paa poner nombre al grupo, ¿o quizás fue primero el nombre del grupo?…), pero también nos mostraron canciones pegadizas, con tintes pop y estribillos muy tarareables como pueden ser “XL” o bien ese homenaje a la inmensa en todas sus facetas “Silvia Saint”, un tema instrumental que llega a honrar a la gran actriz húngara.

No son unos novatos en esto, ya que han estado ya en diversas formaciones, y ese saber hacer se traslada al escenario.

Con “El De Antes” (canción con tintes y argumentos para convertirse en un hit), despertaron los bailares del público presente y dejaron una sensación brit – pop en el ambiente, que culminaron con “Nunca Será Igual” que continuaba por los derroteros de la anterior.

Para los bises sorprendieron con el único tema no propio del recital, la banda sonora de Twin Peaks, y el remate fue con “Dime Que Sí” para regresar a una secuencia de sonidos muy similar con la que empezaron.

Para ser el cuarto concierto de la banda fue un directo bueno, pero que seguro que se irá puliendo con el paso de los kilómetros en la furgoneta.

Atentos a las fecha que ya hay más de una cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.