La Costa Brava

Nuestro cuarto disco para mí sería el segundo, el tercero fue de versiones y el segundo un single que se convirtió en uno largo


Llamadas Perdidas es el cuarto disco de La Costa Brava, primero que editan con Mushroom Pillow. Hablamos con Sergio Algora, acompañados por un orujo y un patxarán.


¿Cómo, cuándo y porqué del cambio de discográfica?

Este año, teníamos pensado grabar en agosto el cuarto disco, y sólo se podía grabar en agosto, porque en el grupo hay tres personas que trabajan. Habíamos llamado ya a Paco Loco, reservado el estudio y había que grabarlo como fuera, entonces llegó el asunto de Pedro (Grabaciones en el Mar), que nos dijo que no lo quería sacar, le venía mal en agosto, le venía mal la pasta, le venía mal todo. Fui a hablar con él y me dijo que no lo iba a sacar.

Estaba la opción de sacarlo pagando nosotros la grabación y ver quién lo sacaba, pero también Marcos de Mushroom Pillow había hablado con nosotros hacía tiempo. Le llamamos el mismo día que nos dijeron que no, y hablé con Pedro, que como somos amigos desde hace mucho tiempo lo entendió perfectamente.


LCB nació como un proyecto temporal, ¿seguís pensando igual o se va a afianzar el proyecto?

No, todo ha sido un poco azar, pero como hemos visto que ha funcionado, pues tiramos por ahí. La idea era sacar un primer disco de LCB con canciones de Fran que tenía para Nixon y canciones de Muy Poca Gente pero llamarlo LCB y ver que pasaba.

Realmente al principio no teníamos ni grupo, teníamos una formación estable, pero sin batería. Cuando ya tuvimos, fuimos a grabar un single, y como se nos fue de las manos la grabación acabó siendo otro disco: así que ya teníamos dos discos en pocos meses. Por una historia del Festival de Periferias nos ofrecieron tocar, pero la condición de tocar era hacer sólo versiones. Preparamos un repertorio muy largo de versiones y teníamos casi para sacar un disco y nos dijo Pedro que si hacíamos una grabación barata en Zaragoza lo publicaban. Con lo cual nos plantamos en un año con tres discos.

Echando la vista hacía atrás nos dimos cuenta que a la prensa le había hecho gracia que hubiésemos sacado tres discos en tan poco tiempo, y teníamos una promoción casi gratuita sin darnos cuenta.

Nosotros como grupo no estábamos muy contentos con el resultado de los discos, ni a nivel de sonido, ni a nivel de planificación de todas las cosas, porque el primer disco fueron siete días, el segundo cuatro y el tercero seis. Entonces estaba por un lado el rollo de que habíamos conseguido hacer algo y hacernos un hueco, pero por otro no estábamos contentos con nuestro sonido. Decidimos sacar un cuarto disco con más tiempo de grabación, de producción, de preproducción, de mezclas,… que tampoco era mucho, un mes o un mes y medio, (más tiempo empleado que en los otros tres juntos).


¿Cómo van los proyectos paralelos de los demás integrantes de LCB?

Dani Garuz, que compone conmigo casi todos los temas, va a hacer un disco en solitario. Nuestro batería toca en un grupo de surf y va a grabar en breve. Yo voy a publicar un par de libros y Fran continúa en Australian Blonde… Cada uno lleva sus cosas aparte, pero el proyecto principal para todos es LCB.


¿Hay alguna evolución dentro de LCB tras cuatro discos?

He notado que hay un grupo y antes no lo había. Antes casi no podíamos ni tocar en directo. Y luego, en el ámbito de idea, aunque sea una cosa muy intuitiva y visceral, si que se está intentado hacer un sonido y una manera de construir el grupo. Establecer de una manera muy clara que tipos de letras quieren hacer, que estilos queremos que entren y cuales no. Pienso que la evolución está, sobre todo en el cuarto disco, que para mí como LP sería el segundo, el tercero que sacamos fue casi todo de versiones y el segundo un single que se convirtió en uno largo.


¿En las grabaciones Fran y tú sois los cabecillas o se deja meter baza a los demás integrantes del grupo?

Dani ha estado últimamente más concentrado en su disco, entonces ha colaborado conmigo en la composición de dos canciones, y las suyas las ha dejado para su disco en solitario. Nuestro batería ha participado en dos canciones, una que es totalmente suya, “Hotel dulce nombre”, y “Canción para Beyonce Knowles”, en la que yo le ayudé en la letra.


Natalia Verbeke, Beyonce Knowles, Miss España en “El cumpleaños de Ronaldo”…¿ cuantas musas tiene LCB?

(Risas) Beyonce es que nos gustó mucho la canción de “Crazy in love” y el video, y nos parecía chulo limpiar un poco el rollo que pueda haber a veces de revival en el grupo usando iconos que creemos que son del pop, pero de ahora: ya sea Ronaldo, el programa “Confianza ciega”,…


¿Cuál es la filosofía de LCB en sus conciertos?

Antes era sólo actitud, porque no sabíamos casi ni tocar las canciones ya que apenas ensayábamos juntos. Hubo un tiempo en que lo pasamos muy mal porque cada uno vivía en una ciudad, pero ahora lo que hacemos es intentar que sea lo más parecido al disco a nivel musical, y defender el disco entre los cinco, que lo podemos hacer bien.


¿Cuáles han sido los directos que más te han gustado de LCB?

Los dos mejores pienso que han sido el del FIZ de Zaragoza que tocamos junto a !!! y Fangoria, y el del Contempopranea. Pienso que estamos con el directo mejor cogido.


¿Para cuando tenéis pensado sacar el quinto?

Yo lo grabaría el año que viene para sacarlo a finales de ese mismo año o primeros del siguiente.


Frenaríais vuestro ritmo…

A lo mejor sacamos algunos temas de la grabación que hicimos en Cádiz y de la que sobraron cinco o seis canciones, y tenemos en casa grabadas algunas cosas en el ordenador que suenan bastante bien. Se podría sacar un single con temas extras o un disco, pero eso hay que hablarlo todo con el sello.


¿Qué cualidades resaltarías de LCB como grupo?

S.A.: Quizá la cualidad que tengamos es que el público que tenemos no tiene nada ver con El Niño Gusano, ni con Australian Blonde, ni con aquella movida del indie. Es todo gente muy joven, que me hace mucha gracia porque casi no han escuchado a Australian ni El Niño Gusano, ni Muy Poca Gente. Es gente que está recién hecha, que les gusta, y que como no está todavía muy mareada son muy fans del grupo.


¿Qué ha sido lo que más te ha gustado dentro del panorama musical español de este último año?

S.A.: Me ha gustado mucho el disco de Lori Meyers, me ha gustado también, y no es porque esté en el sello, el de Limousine. Siempre hablando de grupos que cantan en castellano, porque grupos en inglés del estilo de Limousine, que se aproximan a los de fuera, me parece que no hay muchos.


¿Qué te pareció el homenaje a El Niño Gusano en el último Comtempopranea?

Pues divertido, pero es un grupo que se separó hace muy poco y es como el Cid Campeador, que recién muerto empieza a ganar batallas.


¿Te sientes orgulloso, te emociona que tantos grupos hagan versiones tuyas y las hagan tan bien? ¿Alguna versión en especial?

S.A.: Sólo estuve un día y estuve muy despistado, pero del disco me gustaron mucho la de Denueve y la de Refree, pero en general el nivel fue muy alto, incluso la versión de Bunbury de “Papel de Regalo”, que teníamos un poco de miedo, por todo el rollo que lleva ahora tan recargado, y la verdad es que le puso un estilo muy Bowie que me gustó mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.