La Villana – Valkenburg (Mushroom Pillow)

Muy grata sorpresa ha sido que Natalia Quintanal y su hermano Pablo, junto a Pedro Vigil, hayan reactivado el proyecto de La Villana. El año pasado, y con motivo de los veinte años en la industria de la música de Mushroom Pillow, editaron un sencillo adaptando “Un Actor Mejicano” de La Buena Vida. Lo hicieron en dos versiones -una junto a La Estrella de David– y el resultado no podía ser más hermoso.

Hace ocho años que los de Xixón debutaron con el más que apreciable La Villana Canta, un álbum que se autoeditaron y que, si no recuerdo mal, pasó más bien de puntillas entre la prensa y el público indie. En Valkenburg (Mushroom Pillow, 2022) reanudan la senda trazada por aquel debut, y lo hacen de manera inmejorable, con unas canciones que tienen un mejor acabado a nivel de sonido, y que se quedan prendidas en la memoria por mucho tiempo.

El pulso acústico es la tónica del disco que arranca con “Valkenburg” -barco de bandera holandesa que se hundió en el Cantábrico en 1928-, aunque a medida que avanza, junto a los coros de Elle Belga, se crea una tensión que acaba en una suerte de shoegaze filtrado por la psicodelia.

Un gran comienzo que pone el nivel alto, pero no defrauda el resto en lo más mínimo. “La Peregrina” es una pieza sutil y embriagadora que tanto recuerda a Vashti Bunyan como a Lucas 15, ese fabuloso grupo liderado por Nacho Vegas. La espacialidad y la ingravidez sonora en “Las Olas Contra Todos” es pura ambrosía para los oídos: un precioso muro de sonido en donde recordar a Lee Hazlewood y a Joe Meek, y también la brisa del mar y los recuerdos de las primeras escapadas furtivas.

Las reverberaciones pantanosas – y el mar de fondo, de nuevo – van hilvanando las sinuosas capas de sonido, de profundo calado emocional, de temas como “Juramentos”, “Sin Voz” y “Nuestro Velero”. El vals triste de “Olvídate De Mí” es un primor en su concisión, y “Las Noches Oscuras” se desarrolla construyendo una delicada sinfonía de oscuridad y alucinación, acabando el disco al compás del ritmo sosegado de “A Mi Silencio”.

Escucha La Villana – Valkenburg

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien