Lethargy

Aunque cada uno es libre de hacerlo, nosotros no sampleamos. Nos gusta crearlo todo.

Lethargy han presentado hace unos meses su disco, «Escapa», y en Barcelona tuvimos la oportunidad de charlar con ellos. Si una cosa me gusta del proyecto de Julio y Mayte, es que suena a sincero, y que hay muchas ganas e ilusión puestas en él. Y eso os puedo asegurar que hacía muchas entrevistas que no lo notaba en los grupos entrevistados.

Contadnos como nace el proyecto de Lethargy, en 1998.
Julio: Bueno, fue a raiz de conocernos y de intercambiar ideas. Cada uno por nuestra parte teniamos maquinas, y empezamos a experimentar juntos y resultó bien.

Lo que pasa es que al principio era más experimentación, luego metimos la voz y empezó a tomar forma el proyecto. El principio, si lo oyes, era super oscuro, era muy denso, todo lo que hacíamos nos salía oscurísimo, ritmos muy lentos…

Y al final decidimos un poco el camino que queríamos seguir, buscar un sonido un poco característico, aunque tampoco ahora somos muy ‘happies’ (risas).

Es mezclar todo lo que has oido siempre con cosas más actuales, y que no sea todo lo que se está oyendo, porque está la cosa un poco saturada.

Cosas curiosas de vuestra biografía, Mayte comenzó tocando en Vicious Soul, grupo con influencias de Manchester. ¿Que recuerdas de esa época?
Mayte: Ellos son canarios, y allí hay mucha dificultad para moverse. Hicieron maquetas pero no llegó a mucho más, aunque fue muy divertido. Hicimos un pequeña gira, y poco más, aunque fue una gran experiencia. Eso si, desde hace mucho tiempo que me interesaba más la electrónica.

La otra cosa curiosa es que Julio comenzó tocando el saxofón…
Julio: Si, porque era de mis instrumentos preferidos, y cuando era más jóven (16 años) me enseñó un amigo a tocarlo, y estuve una temporada haciéndolo. Estuve una temporada colaborando con bandas de rock radical vasco, y metiamos mucha tralla, aunque aquello no me convencía demasiado.

Grabais la primera maqueta, y comienza a ser radiada por Radio 3, Tomás Fernando Flores especialmente. ¿Qué pasa a partir de ahí? ¿Es ahí dónde aparece Big Toxic?
Julio: Lo que pasa es que a Big Toxic le llamamos un día, y quedamos con él en su estudio, y estuvimos hablando toda una tarde, y le pusimos la maqueta grabada en casa, con un DAT, muy al principio, y se ofreció a grabarnos la próxima.

Mayte: La verdad es que hay unas cuantas personas que nos han apoyado mucho, y lo de Tomás ha sido increíble, porque nos puso las primeras maquetas, y yo si las oigo ahora casi me da vergüenza, porque tiene una calidad de sonido bastante baja. Pero él tuvo vista, creyó que podíamos hacer algo más, y eso se lo agradecemos enormemente. Otra persona que nos ha ayudado mucho es Jesús Ordovás.

¿Cómo llega el contacto con Nucleo Records, con vuestro sello?
Julio: Nos conocimos a través de Internet, y quedamos con él (Bore). Al principio nos hizo copias de las maquetas, y así comenzó una relación de amistad. A él le gustaba tanto lo que hacíamos, que estaba empeñado en montar un sello.

Mayte: Tampoco los sellos que hay aquí, para mover el producto al principio es muy complicado, pues ellos quieren cosas muy concretas, no te conoce nadie… Sería más fácil sacar un disco con otros sellos, pero ésta es una idea que nos dio Big Toxic, nos dijo “lo mejor que podeis hacer es sacaros vosotros el primer disco, es el camino”.

Nos resistimos durante un año, mirando a ver si había alguna otra posibilidad, pero finalmente, tiramos para adelante.

Las canciones del disco, ¿provienen de las maquetas o son nuevas?
Julio: Hay algunas que son de muy del principio, pero que las hemos ido retocando, mejorando los sonidos… “Wandering” es de las primeras, por ejemplo. Eso demuestra que seguimos manteniendo las ideas que teníamos en un principio.

Mayte: Lo que pasa es que vas puliendo tanto los temas, que al final casi no se parecen a lo que habías hecho en un principio.

El disco son 52 minutos de música, lo que se agradece en tiempos de discos cortos. ¿Habeis metido todo lo que teníais, o se han quedado muchas canciones fuera?
Julio: Se han quedado bastantes fuera. Además, según vas grabando, van surgiendo nuevas ideas, y ya tenemos más de un tema nuevo.

De vuestro sonido se dice que es denso, que es oscuro, y a mí me gustaría saber que definición teneis vosotros de vuestro sonido.
Julio: Es un sonido bastante personal, intentas plasmar todo lo que llevas dentro a la hora de componer.

Mayte: Yo denso sí lo encuentro. También tiene un toque triste y a veces violento o agresivo.

Antes era todo más hablado. Al principio, cuando te encuentras música electrónica por un lado, y la voz por otro, te cuesta unirlo, y que suene creible. Pues lo que haces es hablar. Metes una voz, le añades un efecto… Pero luego nos empezamos a cansar de eso, y nos dimos cuenta que se podían hacer melodías con la voz, creo que es a lo que vamos.

Nos empezó a decir la gente que en las partes dónde había voz estaba muy lleno, que estaba muy bien, y la voz en directo en los temas más tralleros, la gente se motiva mucho más, los atrapas más.

Como trabajais los temas, cual es el proceso a la hora de grabar componer las canciones.
Julio: El proceso es un poco anárquico, cada tema lo empezamos diferente. Igual empiezas con una linea de bajos, o buscas sonidos de percusión… Nunca empezamos con una idea fija, es buscar el momento en que nos apetezca. No compones diciendo: “Vamos a hacer esta idea de principio a fin”. Hemos tardado muchos días, dando retoques, metiendo sonidos, haciendo copias de seguridad (risas)…

Hay mucha gente interesada en comenzar a hacer música electrónica. ¿Qué recomiendan Lethargy a la gente, de software, de máquinas…?
Julio: Pues nosotros el PC no lo utilizamos para nada. Ahora hemos instalado un ordenador más potente, con algun buen programa para secuenciar, sintentizadores… pero no nos acaba de gustar. Lo tienes en la pantalla todo tan bien ordenado, que pierdes un poco lo de sentirlo, en vez de percibirlo por el oido, lo ves por la vista, y no me gusta.

Mayte: Mola tocar con tus propios dedos las melodias, no depender tanto del ordenador, y no samplear, ya que hay que crear tus propios sonidos, que es lo que mola. La fama que tiene la electrónica a veces es cierta, porque hay gente que quita un poquito de aquí y un poquito de allá, hace un popurrí, y ya tiene un tema.

Nosotros los ritmos los hacemos, los creamos nosotros. Verás que en el disco no hay un solo sample, pues no nos gusta. Aunque cada uno es libre de hacer lo que quiera… el último de Orbital tiene bastantes sampleos, y es muy bueno.

Aunque yo aconsejo que se cree.

¿Os gusta cuidarlo todo hasta el último detalle, como las portadas?
Julio: Nos gusta cuidar todo, aunque el diseño y la portada son de los hermanos Belio, Javier y Pablo. Los conocimos cuando hacíamos maquetas, nos intercambiamos trabajos, y desde ese momento le dijimos: “Si grabamos un día un disco, los encargados del diseño, de las tarjetas, del merchandising del sello sereis vosotros”. Y así ha sido.

La gente nos lo comenta y lo agradece. Porque alguien que paga el dinero en tener el CD, pues le ofreces algo más. A ti te sale más caro, pero creo que merece la pena.

¿Qué importancia tiene la imagen en Lethargy?
Mayte: Es importante. Yo no tengo la misma imagen en ninguna de las fotos…(risas)

Julio: A la gente la tienes que atrapar también por los ojos. A parte del rollo sonoro, tienes que ofrecer algo a nivel visual. En los directos siempre proyectamos visuales, nos los hace un chico de Madrid que se curra unas historias muy interesantes… El conjunto de todo, música, voz e imagen, es lo que hacemos con Lethargy.

¿La música que haceis es un reflejo de vuestra personalidad, o fuera de ella no sois tan oscuros?
Mayte: Es imposible separar lo uno de lo otro. Te sale lo que llevas dentro, aunque eso no quiere decir que seamos unos diablos, ni que estemos todo el día tristes… Sí que es verdad que nos identificamos mucho con la música que hacemos.

¿Qué tal están yendo las presentaciones?
Mayte: Muy bien. La gente te escucha y te manda emails de apoyo, y las críticas de gente especializada están siendo muy buenas. Lo mejor de todo es la gente que te apoya, es un rollo muy bonito. Muy minoritario, porque es así, pero la gente lo vive más, te quieren ayudar a hacer cosas, diseños, quieren meterse en la historia.

Julio: Hay muchos amigos que nos han ayudado muchisimo desde los tiempos de las maquetas.

La gente agradece mucho que seamos una banda electrónica con voz, ya que hoy en día hay mucha programación de DJ´s, pero de lo nuestro hay muy poquitos conciertos, y eso hace que les sorprenda y les guste.

En directo, ¿qué llevais pregrabado y qué margen hay para la improvisación?
Julio: Llevamos teclados, participamos los 2, está todo secuenciado, y lo vamos tocando a tiempo real, variamos cosas según el público, si algo les motiva más, abusas de ello… todos nuestros directos siempre son diferentes.

Mayte: Eso si, tampoco puedes estar tocándolo todo con los teclados, porque entonces Julio parecería Nacho Cano (risas)…

¿Cual es vuestra opinión de la escena electrónica en España?
Julio: Hay un montón de gente que hace cosas en su casa y están de puta madre, lo que no tienen la oportunidad de salir porque la cosa está bastante mal.

Mayte: Yo seré más optimista. Creo que hay muchas cosas y que van a haber muchas más. Pero me parece que debería haber más seriedad, y eso a veces es porque parte del público no debería aceptar determinadas payasadas que hace la gente con la música. Seamos serios.

Julio: A nivel general, da la impresión de que en España no haya proyectos serios, cuando sí que los hay. Pones la radio y te echas a temblar.

¿Pensais como MZK, que el disco es completamente exportable?
Mayte: Sí, por supuesto. Está hecho con esa idea.

Julio: Una editorial americana se puso en contacto con nosotros, y pensamos que después del verano se distribuirá muy bien fuera.

Además, sabemos que podemos funcionar muy bien fuera porque gran parte de las descargas de nuestros temas en Internet venían de fuera: Alemania, Italia, Suecia, Inglaterra… Y nos enviaban muchos mails… Lo que pasa es que no es tan fácil, hay que buscarse los contactos, porque en el fondo todo el mundo pasa de ti, y te tienes que buscar tú mismo la vida.

¿Y que pensais de la distribución musical a través de Internet, de Napster…? ¿Navegais mucho?
Mayte: En casa mucho, tenemos contacto con bastantes personas, de España y del extranjero. Navegamos por webs de música, de clubs, y estamos en muchas de ellas. Es una ayuda muy grande para nuestra música.

Julio: La historia de distribuirlo por la red, pues está bien, pero mola mucho el CD, su diseño… sino es un poco frío. Pero yo creo que el que se baja música y le gusta, se compra el disco. Están los que la piratean por lo que sea, algunos porque no tienen pasta, pero antes también se pirateaba en cinta, y nadie le daba importancia.

¿Que pensais del apoyo de la prensa a la escena independiente en España?
Julio: La prensa especializada muy bien, la prensa general 0. Pasan de ti ampliamente. Aunque nosotros hemos tenido críticas en el Pais, o en el Mundo, pero son críticos muy especializados. Recuerdo que en el Pais nos pusieron junto a Portishead, Goldfrapp y Fang.

¿Pensais que la prensa musical es amateur?
Julio: Si, quizá si. Se pasan mucho con la gente, y algunos no son profesionales.

Yo pienso que los críticos musicales deberían hablar de qué va el disco, no dar su opinión, de si les gusta o no. Muchas veces critican a las personas, y no a la música. Aunque en nuestro caso, no nos podemos quejar porque nos están tratando muy bien, pero hablo de lo que vemos en la prensa en general.

Quizá faltaría un sector un poco más profesional.

¿Los fanzines de Internet, como el nuestro, pueden dar mejor calidad de vida a la escena independiente?
Julio: Totalmente. Todo lo que pueda aportar cada uno en su terreno, es muy bueno. El rollo papel cada vez va quedando más atrás. Además, ahora todo el mundo tiene Internet, todo va más rápido, y es más barato. El futuro ya está aquí!

Y así dejamos a Lethargy, con el convencimiento de que el futuro de la música ya está entre nosotros, y con Lethargy como protagonistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien