Luna y Panorama de los Insectos – Luna y Panorama de los Insectos (Autoeditado / Play Producciones)

Hace muchos, muchos años, en un lejano país, la música era algo que se disfrutaba principalmente en directo. La aparición de las grabaciones cambió la situación, pero en principio muchas grabaciones eran básicamente la excusa para tener material que ofrecer, o el recuerdo que algunos se llevaban a su casa para intentar revivir el espectáculo que acababan de ver. La era dorada del álbum dio un vuelco a la situación, y a partir de mediados de los 60 la gran mayoría de grupos diseñaban sus discos sin tener en mente el directo, llegando al extremo de los Beatles, que dejaron de actuar por, entre otras causas, la dificultad de interpretar en vivo sus cada vez más complicadas composiciones.

La actual crisis (de ventas y de todo lo demás) parece estar obligando a muchos músicos a volver al sistema antiguo. Algunos, como Luna y Panorama de los Insectos, da la impresión de que llevan este enfoque al límite, creando un disco que en realidad está pensado únicamente para ser interpretado en directo, o esa es la sensación que tengo yo. La aparición de múltiples instrumentos (xilófonos, violonchelos, ukeleles…), los silencios, los vacíos, la presentación de canciones como si fueran poemas con música y, sobre todo, la creación de un espectáculo conceptual paralelo (“TODOLOPOSIBLE“) definido como “multidisciplinar” en el que “se conjugan todas las artes escénicas” no hacen más que confirmar mi percepción inicial.

De manera que este EP de seis canciones es un viaje que no tiene inicio ni destino, en el que para encontrar compañeros de viaje habrá que acudir al teatro o la sala donde se despliegue todo el arsenal de Luna y Panorama de los Insectos, no sólo el sonoro. Luego, eso sí, haz como en los años 40 ó 50: si te gusta lo que has visto, te llevas el disco a casa para comprobar si temas como “Agua bailada en el agua” se pueden disfrutar igualmente en solitario, cerrando los ojos y dejando la mente vagar. Mi apuesta es que sí, aunque también afirmo que su versión del “Pequeño Vals Vienés” en disco se queda sólo en la mitad de lo que seguramente es en directo. ¿Los Velvet Underground de Valencia? Quién sabe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.