Mamas Gun – Cure the Jones (Monty Music)

Hace casi 60 años, cuando no había tanta información al alcance de todo el mundo, la mayoría de DJs que pinchaban a The Righteous Brothers pensaban que eran negros. Uno de esos DJs, de Philadelphia, es según dicen el primero que acuñó el término “blue-eyed soul” para describir la sensación que sintió cuando se enteró de que eran blancos como la leche. Un término que hizo fortuna en los 70 aunque no gustaba demasiado a los propios músicos, ni a los negros (Gil Scott-Heron hablaba ya entonces de apropiación cultural) ni a los blancos (Daryl Hall creía que era una sutil forma de racismo).

No seré yo quien hable de “blue-eyed soul” para definir este disco aunque Andy Platts, líder de la banda británica Mamas Gun, sea uno de esos cantantes que nadie creería que es blanco al oírle las canciones de Cure The Jones (Monty Music, 2022), sexto álbum del grupo. En realidad lo que Andy hace es desenterrar obsesivamente la música más sofisticada y elegante de una década, los 70, en la que parece haberse quedado a vivir artísticamente. Lo hace con Mamas Gun recuperando el soul de gente como Bill Withers, Marvin Gaye, Al Green o Shuggie Otis, y también con su otro grupo, Young Gun Silver Fox, centrado en soleados sonidos californianos que recuerdan a gente como Doobie Brothers, Eagles o Steely Dan. El nexo común entre lo que hace con unos y otros quizás sea Hall & Oates.

Las canciones de Cure the Jones fueron compuestas durante la pandemia y grabadas rápidamente de manera analógica, tratando de capturar la energía y la espiritualidad del soul. Cuenta Platts que quería usar esa energía y espiritualidad para tratar de dar respuestas a muchas de las preguntas que nos hicimos durante estos últimos y catastróficos años. Cada oyente decidirá si las encuentra o no, pero más allá del mensaje estamos ante un grupo de canciones deliciosas, que incluso cuando rayan el ejercicio de estilo lo hacen con una sinceridad y elegancia que conmueve. “Looking for Moses” recuerda mucho a Bill Withers, pero es lógico teniendo en cuenta que fue compuesta el día de su fallecimiento. En “Friends to lovers” es Stevie Wonder, claramente, el homenajeado. Con las canciones más lentas y con más predominio del falsete es Smokey Robinson quien primero viene a la mente. Las sombras de ilustres como Marvin Gaye, Sly Stone o Curtis Mayfield revolotean sobre casi todo el disco. Como puede verse, casi ningún clásico masculino del soul queda al margen. Tampoco las grandes bandas vocales, muy presentes en las armonías del disco, de Dells a Delfonics pasando por Impressions o Miracles.

Dicho así, parecería que estamos ante un disco de simple revival, tardía imitación de genios inimitables, recuerdos nostálgicos de unos tiempos que quizás no eran mejores pero sí más simples, comprensibles y manejables. Puede que un poco de todo eso, pero Cure the Jones va más allá del revival: es una obra con entidad propia, una actualización del poderío del soul para curar enfermedades del alma, una defensa de la música que no necesita ser agresiva para ser reivindicativa, una muestra del amor sincero e incondicional por la música y, no nos olvidemos nunca de qué va esto, una reivindicación del puro y simple goce estético, del placer de escuchar y dejarse llevar por la magia de las ondas sonoras.

A continuación puedes escuchar Cure the Jones, el nuevo y recomendable álbum de Mamas Gun.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien