Maga – Vivero (Málaga)

La Sala Vivero malagueña acogió la presentación del tercer disco de la banda de Limbo Starr, el rojo, por llamarlo de alguna manera.Con la sala a un tercio de capacidad (unos 100 o 150 espectadores) Maga comenzó el recorrido de su último trabajo con el primer corte del disco, “Al dictado”. Ese afán de ceñirse al disco no solo se limitaba al orden de los temas, si no también al sonido. No es que se pueda tomar como un defecto en sí, pero cuando se escucha a Maga en directo prácticamente es como si escucharas el disco amplificado por bafles. Las bases grabadas de todos los temas, las mismas que las utilizadas en la grabación, sin duda, no ayuda a disfrutar de un directo, en el cual siempre esperas encontrarte con algo diferente.

Teniendo esto presente, y que a mi personalmente me decepcionó, nada que objetar a la ejecución técnica del trío andaluz. Miguel Rivera llena el solo las canciones con una de las voces mas personales de la música estatal. Es una voz que caracteriza al grupo. Innegablemente la imagen de Maga va ligada a ella, y esos matices, paisajes, luz y agonía entremezclándose en atmósferas vocales, que es capaz de dibujar, hace de Maga una de las bandas mas interesantes y aclamadas del país en la actualidad.

El concierto discurrió entre la mayoría del disco rojo y los temas mas conocidos de los dos anteriores. “Blanco sobre blanco”, “Agosto esquimal”,…sonaron sin tregua hasta la aparición de la sorpresa de la noche. Como ya sucediera en la presentación del disco en sociedad en junio,en la granadina sala de La Copera, German Coppini apareció sobre el escenario para tocar dos temas con Maga, incluyendo la mítica canción de Golpes Bajos, “No mires a los ojos de la gente”, que sonó de un modo realmente vibrante, alcanzando el punto mas alto de improvisación y desinhibición de un concierto demasiado ceñido y encorsetado a las bases rítmicas enlatadas que casi anulan cualquier atisbo de esperar algo nuevo. A destacar que German Coppini no pierde un ápice de ironía y mordiente en su verborrea con los años, todo un crack el colaborador de Maga en el último trabajo.

Tras una hora y cuarto, el concierto lo despidieron con un bis de tres canciones, una de cada disco, “Dardo y Alicia” del tercero, “Astrolabios” del segundo, y “Diecinueve” del primero para terminar.

Maga es un rara avis , eso es indiscutible, sabes que son diferentes, pero quizá por eso se va uno del concierto pensando que pude ser mejor, pensando que si trasladaran esa diferencia que hay entre ellos y el resto a unos conciertos mas originales e innovadores, sería la leche. Pero si hay un grupo que se le puede permitir dar tiempo para que hagan de sus conciertos un acontecimiento, es Maga. Por calidad, originalidad, talento, letras y personalidad, se lo merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.