Myracle Brah – Super Automatic (Houston Party Records)

Impresionante colección de canciones pop exquisitas, emotivas, de cierto tono melancólico, con protagonismo de unas guitarras cristalinas, y todo ello rematado con una voz espléndida. La presencia de los ‘Beatles’ se deja notar desde el primer tema, aunque los ‘Byrds’, ‘Big Star’ o incluso ‘Teenage Fanclub’ no son muy lejanos a Andy Bopp, el artífice de esta joya en forma de cd.

Este estadounidense formó ‘Myracle Brah’ cuando lideraba ‘Lovenut’, así que lo que surgió como un proyecto alternativo, y a la sombra del principal, ha terminado suplantándolo como consecuencia de la desaparición de aquel. Y, para ser honestos, me alegro de este hecho.

Este “Super Automatic” –que se publica ahora fuera de Estados Unidos y que llega a nuestro país de la mano de Houston Party- es una recopilación de las tres publicaciones de ‘Myracle Brah’: “Life On Planet Eartsnop” (1998), “Platespinner” (1999) y “The Myracle Brah” (2000), junto a dos composiciones inéditas.

Los momentos álgidos, bien repartidos, se alcanzan con “Isn’t It A Crime” (corte que abre el disco y que ya anuncia lo que vamos a encontrar), “Whisper Softly” (sus escasos dos minutos apenas dejan saborear su preciosa melodía), “I’d Rather Be” (otra muestra de estribillo mágico y de dulzura) o “Loli La Letta” (con una envoltura más cercana al rock, una voz más desgarrada y mayor presencia de los coros si cabe).

Sin embargo, aún nos queda alcanzar el paraíso musical escuchando “Madaliene” y, especialmente, “Message’78”. La primera es una tierna balada, llena de emotividad –“…Did I ever make you cry?…”-, melancolía y romanticismo. La segunda, una de las canciones del año, se sustenta en una melodía impecable y una voz, la de Andy Bopp, simplemente impresionante. El inicio recuerda a las primeras composiciones de ‘Oasis’, pero Lennon y McCartney se apoderan enseguida de la canción. Si no fuera porque tengo los créditos del “Super Automatic” delante de mis ojos, no sería descabellado plantearse que podría tratarse de una canción inédita de los ‘Beatles’.

El resto tampoco tiene desperdicio. La melancolía se apodera de “When She Cries”, “Inside Of You” y “Good Day To The Night”, mientras que “Albert S.Hand” posiblemente sea la muestra más psicodélica. Además, “Action Reaction” parece haber surgido de las islas británicas, vuelve a planear la sombra de los Beatles en “Slip Away”, y las dos canciones inéditas (“The Way You Are” y “Umbrella Girl”) ponen el broche de oro a una obra altamente recomendable.

El talento de Andy Bopp en 42 minutos de un pop exquisito, fresco y con el romanticismo, envuelto en melancolía, siempre presente. “…Send a message to my love…”: no hay duda mi mensaje será este “Super Automatic” (uno de mis discos de 2001).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.