Nacho Vegas – Canciones desde palacio (Limbo Starr)

Con Nacho Vegas nos estamos acostumbrando mal, sabemos que invariablemente cada 9-10 meses volverá a la actualidad con canciones nuevas, ya sea en formato ep o en formato lp, y no nos engañemos, esa certeza reconforta y esperanza, pero claro, también hace caer en algunos tópicos, como pasar por alto sus nuevas canciones, que vistas con un poquito de perspectiva, son de lo mejorcito que tenemos por aquí.

Canciones desde Palacio son cinco nuevas composiciones de Nacho Vegas, aunque como avanza la hoja promocional, alguna de ellas ya viene incluso desde antes de Actos Inexplicables (Limbo Starr, 01). Cinco historias más, cinco momentos más, que comienzan con «Canción de palacio #7», sobre una melodía muy sencilla, la guitarra y el teclado van tejiendo una base dulce, adornada con algunos detalles de percusión y de acordeon, pero lo que destaca fundamentalmente es la voz, que aparece doblada en varias ocasiones, creando una atmosfera enrarecida, y haciendo hincapie en las murallas que cada uno nos construimos, y en el caso de Nacho, cimentada sobre el papel, sobre sus propias canciones. Aferrándose a su propia épica, «Canción de palacio #7» es, como dicen algunos, un nuevo himno rock.

«N.V. contra la industria del disco», con su aroma country y la omnipresente pedal steel, recuerda entre otras cosas que «unos mueren de asco, otros mueren de amor, y aunque todos quieran hablar, no diran la verdad». Avanza el ep con «La magnitud del al tragedia», un tema de largo recorrido, de apariencia sencilla pero disfrute pausado, con una intensa carga poética. «Canción de Isabel», cuarto corte, la electricidad toma el pulso, para describir el desgarrador relato inspirado en «Marie» de Townes Van Zandt, con la tensión de «Stanislavsky» y «Baby cat face» y la tragedia de «Historia de un perdedor» o «La maldición de Ezequiel»… el punto más tenso. Y ya cerrando este ep de casi media hora de duración, «En la ardiente oscuridad», las guitarras funky agitan los pies y descubrimos una nueva cara de Nacho Vegas.

Y ahora, leo lo escrito, y me maldigo por tratar inutilmente de explicar con palabras lo que sólo la música puede transmitir, profanando algo tan bello y tan puro. No hagan caso de lo que lean, no piensen en lo que les cuentan, solo escuchen y sientanse reconfortados; de verdad, perdón por el gran sinsentido.

Deja una respuesta

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien