Neil Diamond – Hot august night III (Universal)

Hubo toda una generación que conocimos a Neil Diamond gracias a Quentin Tarantino y Pulp fiction. No hace falta decir que la película marcó al mundo entero pero fuimos bastantes los que quisimos saber a quién pertenecía “Girl you’ll be a woman son”, esa canción que sonaba en ella. De lo primero que te enterabas era de que se trataba de una versión y que la banda que la tocaba era Urge Overkill.

Investigando un poco más, descubrías que su autor era Neil Diamond. Y creedme, muchos jóvenes de los que flipamos con Pulp fiction no teníamos ni puta idea de quién era ese señor. Eso te permitía llegar hasta a él sin prejuicios: Era un caballero que había escrito una canción muy chula, punto. Tuve la suerte de encontrar un grandes éxitos de Neil entre los discos de mi padre, tenía muchas ganas de saber uno; cómo sonaba la canción original y dos; ¿qué más canciones grandiosas podría tener? Las respuestas llegaron: Sí, la canción era similar a la versión de Urge Overkill pero con la ventaja de ser la original y sí, Neil Diamond tenía muchas grandes canciones más. Que fuera un tipo más melódico que otros intérpretes, que fuera sea tan duro como tal y como cual, importaba nada. Cero. Sus canciones mandaban. Luego te pones en plan empollón y no te extraña que su mayor éxito sea un disco en vivo, Hot august night (1972). Ahí metió todo. Y todo era mucho. Hit tras hit, las masas a sus pies… pero también el truco de Neil, y es que te suena íntimo hasta cuando tiene detrás a una banda y orquesta de no se cuántos músicos. Todo ello es aplicable a su nuevo disco en vivo, “Hot august night III”. Que sí, que se aprovecha de la leyenda del otro, pero es su propia leyenda y puede hacer con ella lo que quiera.

Pero a lo que voy, Neil Diamond puede estar cantando una canción hímnica con arreglos épicos hasta decir basta y sigue pareciendo que te está cantando solo a ti. No tengo ni puta idea de cómo lo hace, supongo que como escribe y canta tan a corazón abierto, sin tapujos ni vergüenzas, se te cuela dentro, muy dentro tuyo, en ese sitio donde tú también cantas a corazón abierto, sin tapujos ni vergüenzas, solo que nadie te ve y él hace con el público lo que le da la gana. “Hot august night III” suena de miedo, es un digno sucesor de la serie, pulido, para todos los públicos, tope lujo, ¿pero qué hay de malo? No pasa nada por salir un poco de la cueva, del club de cien personas, y disfrutar de un espectáculo para todos. Aquí pasa como con la primera parte, que tienes todo lo que necesitas: “Girl you’ll be a woman son”, “Solitary man”, “Red red wine”… Es que el tío tiene catálogo para dar y tomar. No sé por qué habrá tardado seis años en salir este doble más dvd, pero vamos, una alegría que haya salido. Porque escucharlo consiste en eso, en alegría, hasta cuando se toca fondo en los pozos del alma.

Escucha Neil Diamond – Hot august night III

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.