Neko Case – The worst things get, the hardest I fight, the harder I fight, the more I love you (Anti-)

Es evidente la evolución de Neko Case desde sus primeros trabajos, allá por los últimos años del siglo pasado. Gracias a su participación en The New Pornographers, pero también a sus últimos discos en solitario, ha pasado de renovadora country a diva del pop. Lo que sí es sorprendente es que haya entregado su álbum más deliciosamente pop justamente después de cuatro años de silencio marcados por la pérdida de varios de sus seres queridos y la caída en la depresión.

The Worst Things Get… es, empezando por su título, todo un ejemplo de cómo poner al mal tiempo buena cara y sobreponerse a las adversidades. Que Neko Case es una luchadora y que no se arredra ante nada es algo que salta a la vista leyendo entrevistas y declaraciones. Que, además, ha aprovechado sus nuevas canciones para ajustar ciertas cuentas con su pasado, se deduce de unas letras que incluyen varias referencias a su madre con la que, aparentemente, no se llevaba nada bien. Letras que desprenden amargura, contrastando con los ritmos alegres y las melodías brillantes, pero también fuerza.

El primer single, “Man”, cuenta con la espléndida colaboración de M.Ward a la guitarra para crear una canción ciertamente pegadiza y que en directo debe ser toda una fiesta. Destacables también en ese sentido son los temas que abren y cierran el disco: “Wild creatures” muestra un ritmo más pausado, pero hay algo que engancha en su progresión, en los coros, en la muy personal forma de frasear de Neko Case; en “Ragtime”, por su parte, destaca por encima de todo la intervención de los instrumentos de viento que, en una prolongada coda final, funcionan como contrapunto al ambiente enrarecido dejado por la precedente “Where did I leave that fire”, que empieza con unos inesperados sonidos de sónar. Entre ambas canciones, un abanico de sentimientos expuestos que culmina en el estremecedor canto a capela de “Nearly midnight, Honolulu”. Sin desmerecer, hay que mencionarla, la versión del “Afraid” de Nico.

Un disco muy interesante que, probablemente, la siga alejando de su base de seguidores más interesados en el country y en los sonidos puramente americanos. Tampoco es muy previsible que consiga dar el salto al estrellato masivo, así que me imagino que seguirá instalada en una confortable tierra de nadie donde algunos despistados poppies la seguiremos admirando.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien