Nubla

Mi influencia definitiva es la vida

Luciana Carlevaro, barcelonesa de ascendencia multicultural y de naturaleza polifacética, es Nubla y Voayeur, publicado por Mundo Zurdo, es su primer disco. Hemos tocado a su puerta para que nos explique algunos de los secretos y curiosidades que rodean a Voayeur, uno de los discos más personales e intimistas de este final de temporada.

Una vez hechas las presentaciones, podrías hablarnos de algunas de las influencias sonoras (o de cualquier otro tipo) que te han marcado.

Mi influencia más definitiva es la propia vida, que incluye todo lo que he oído, a todos los que he conocido, sabores, colores… Luego, a la hora de crear, supongo que sale lo que más me gusta de todo ese catálogo de cosas…

¿Qué estás escuchando últimamente?

Ahora estoy con One Self, Mesma Lua, Demian Marley, Kid Koala, Ruth de Vicenzo

Centrándonos en el disco, el “embarazo” de “Voayeur” ha sido largo, según tengo entendido, dejaste a un lado los proyectos en los que venías colaborando para dedicarte exclusivamente a darle forma a Nubla, ¿Cómo ha sido el proceso de creación de las canciones?

Todo ha sido como un juego, no había un plan establecido, no buscábamos formulas, sólo queríamos hacer música y punto. Tengo mucha suerte con el equipo que he encontrado en el camino, y cómo nos hemos ido alimentando mutuamente, creando en libertad y conociéndonos como músicos y personas.

A pesar de que Nubla es tu proyecto personal, en el primer disco colaboran algunos ilustres como Yarah Bravo Jules Bikôkô o Helios ¿Qué han aportado? Y, por cierto, ¿Qué tal se trabaja con Dani Macaco (el productor del disco)?

Con todos en general hubo un entendimiento total porque compartimos una visión de la música y la creación muy similar. Aunque al mismo tiempo cada relación era diferente y especial. Destaco haber contado con Yarah, una mujer única, una artista total en la música y en la vida, y desde luego, la alianza con Macaco, que me ha apoyado y ha creído en este proyecto por encima de todo y me ha enseñado tanto.

¿Te gusta escribir sobre cosas que te pasan, sobre mundo imaginarios, sobre realidades ajenas…?

Me gusta escribir. El sentimiento desde donde sale un texto o unas palabras puede ser cualquier cosa que comporte una emoción, la diferencia o el trabajo está en cómo se cuenta, en qué lugar pones cada cosa o desde dónde describes la emoción. Luego está también la sonoridad y fonética de las palabras que se suman a las notas o la rítmica de los fraseos… Lo bueno es que al final existen mil posibilidades.

En “Voayeur” haces una versión de Caetano Veloso, ¿cómo surgió revisar este tema?

“Tigresa” me la ponía mi mamá cuando tenia como ocho años, o así, muy a menudo. Un día, rescatando casetes viejos en su casa recuperé la cinta y me llevé la idea al estudio para probar que salía… y salió. Fue muy natural porque me sentía muy cerca de esa canción.

La portada del disco es sencilla y al mismo tiempo atrayente, ¿lo de que salgas en ella con los ojos cerrados y en la parte interior con los ojos abiertos en un guiño a algo?

Es un guiño al título del disco, Voayeur hace referencia al oyente, con los ojos cerrados la observada soy yo, el oyente es el voayeur de este disco. En la parte interior de la portada, me muestro como soy, lo mas natural posible. No quería que al pasar el tiempo ya no me identificara con esa imagen. Es como una huida de las tendencias tan modernas pero también tan temporales y breves.

Tienes planeada alguna gira para presentar “Voayeur”? ¿Cómo te planteas los directos?

Hemos empezado a tocar y quiero poner toda mi energía en ese tema. A parte de adaptar las canciones a la banda que he formado para ello, estuve un par de meses trabajando con una actriz que me acompaña por todo un recorrido mas “dramatúrgico” del concierto, lo que ahora mismo es un viaje emocional por la música, las palabras, las imágenes, los gestos…Un espectáculo pequeño pero también valiente en su forma y resultado.

¿Cómo crees que son las personas a las que podrían gustarle tus canciones?

Todas las personas pueden identificarse con mi música y mis historias. Hay tantas maneras de entender y conectar con las canciones como personas que las descubran, espero que todas puedan encontrar un disfrute con ellas.

¿Qué propósito tiene tu música? ¿A qué o a quién le cantas?

Mi propósito es seguir siendo sincera y libre en mi trabajo y que éste sea fiel a mí misma en cada faceta de la historia que esté viviendo .Canto porque es lo que me da felicidad y hace que desarrolle lo que soy o lo que invento, si además, consigo seguir mostrando mi trabajo en una vía profesional…y eso me hace feliz…pues, hecho.

Para terminar, ¿Cómo ves el panorama de la música actual…

Creo que si la industria se interesase por toda la creatividad real que se cuece en el mundo las cosas serían otro cantar. El problema, como siempre, es el poder del dinero sobre el resto de las cosas, un poder que va taponando lo mas vivo. En España se le echa la culpa a la gente, y yo creo que la gente tiene más sensibilidad de lo que parece. El planeta está preparado para recibir mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.